martes, 27 de agosto de 2019

Intento al Mont Blanc por Gonella.


Salvaje y gigante Glaciar de Miage.

Subir al Mont Blanc (4810) a través de su vía normal italiana es una actividad ciclópea (35km y 3200m+), no exenta de dureza y peligros objetivos, sobre todo cuando la temporada está avanzada y puede asomar hielo negro. Bixent, Ion, Peru, Maria, Litri y Josetxo deseaban con todas sus fuerzas conquistar el techo de los Alpes porque varios de ellos nunca lo habían hecho, y yo también lo deseaba porque era una actividad lo suficientemente atractiva como para que yo me uniera, tras mi Punta Giordani Express.  La ilusión, las ganas y las fuerzas eran altas, muy altas, pero en Alpes y en sus alturas gobierna la Pachamama, y en mitad de la madrugada tras 2200 metros positivos en una tarde y una noche, se desencadenarían los hechos.


Atrás habían quedado el largo y hermoso Glaciar de Miage, el camino equipado al Refugio Gonella, las argentinas que llevan el refugio, el agrietado Glaciar de Dome, y el alto número de adelantamientos a cordadas precedentes.... Y a 3800 todo se esfumó. Primero la aparición fantasma a la luz de los frontales de una sección de hielo negro, por debajo de la cresta que nos debería llevar al Pitón de los Italianos (4002m), difícil de superar y que exigía tornillos y piolets tracción. Y segundo, la indisposición de Litri. Arcadas, vómito y sueño de un tipo fortísimo, que había callado lo que no estaba escrito hasta la definitiva explosión. Bueno, la montaña es así. Una actividad de alpinismo es como preparar una ensalada de muchísimos ingredientes, y cuando un solo ingrediente falta o se estropea la cosa se tuerce. Para el recuerdo quedarán para siempre esas imágenes de montañas, crestas y glaciares en el techo de los Alpes, como la Arista Peuterey, el Pilar de Freney, la apartada y desconocida vertiente suroeste del Mont Blanc, las Grandes Jorasses, la Arista Rochefort, los desprendimientos de seracs por debajo del Refugio de Gonella... Suelo ser ambicioso, pero no me importa que el Mont Blanc ya me gane 2-1. En 2003 lo ascendí por Gouter con 20 años, en 2005 me di la vuelta en el hombro del Maudit de la de gente que había haciendo cola para la cuerda fija (muy exagerado), y ahora en 2019 han sido el hielo negro y la indisposición de un compañero lo que nos ha frenado, pero, ¿y lo conocido y aprendido? 


-"All My Life" de Foo Fighters (2002)
(Si consiguiese acercarme
Y si te abrieses completamente
Y si me dejases entrar
Sin cesar no tendría nada que ocultar)

Tras hora y media de pateada entramos en el Glaciar de Miage.

2500 metros de desnivel sobre la orilla izquierda orográfica del glaciar.

Hacia la rinconada.

Peru y Litri miran lo que queda hasta el Refugio de Gonella.

Camisetas de Aezkoa Kirol Elkartea.

...

Ona Maria!

...

Josetxo, del surf y los Ironman a la montaña.

Bonito camino equipado al Refugio Gonella.

Bixente.

Daleee.

¡Qué lugar Gonella!
Por el glaciar de la izquierda tocará subir de noche.

Cena a las 18h30, desayuno a las 00h00, ¡me encanta!

La ruta del día siguiente.

Huida desde los 3800...
De nuevo en Gonella.
Charlando con italianos.

Gero arte Mont Blanc!








No hay comentarios:

Publicar un comentario