martes, 29 de mayo de 2018

Torrent Fondo de Mortitx

Un barranco que acaba en el mar....

Torrent Fondo de Mortitx es uno de los barrancos imprescindibles de Mallorca; primero porque sale al mar, segundo porque es divertido y estético, y tercero porque se desarrolla en un rincón de Tramuntana lejos de todo. Esto último hace que sea un descenso cuya relación esfuerzo-diversión sea bastante descompensada, porque al medio kilómetro de desarrollo hay que sumarle cuatro kilómetros escabrosos y duros de aproximación, y una ferrata que se las trae y esos mismos cuatro kilómetros escabrosos de regreso... Eso si no tienes una lancha que te acerque a Caleta d´Ariant y  que venga después a buscarte al final del Torrent, como hacen las empresas de aventura.

A Asier y a mí nos cuesta una hora de pateada desde Bodegas Mortitx hasta llegar la cabecera del barranco. Aterrizamos a la misma hora que un grupo de guiris con guía que han venido caminando desde Caleta d´Ariant. El barranco es un aquapark divertido con varios rincones preciosos. En él hay toboganes, saltos y sus dos resaltes más grandes tienen 20 y 15 metros. En el primero alucinamos de cómo el guía baja a los clientes como si fueran chorizos, y en el segundo se puede saltar de un poco más abajo. De pronto, tras una curva, aparece el mar Mediterráneo delante nuestra: Dos resaltes por debajo el oleaje acaricia la roca caliza. El primer resalte se puede destrepar o saltar y en el segundo, el que cae al agua salada del mar, fijamos una cuerda a un puente de roca para después de saltar al Mediterráneo poder regresar jumareando. Es un final de barranco apoteósico y muy bonito. Asier hace dos saltos. A mí me resulta muy curioso los contrastes del agua salada y el agua dulce en la boca. Enseguida llegan el guía y sus clientes. Hacen el salto y aparece una lancha para buscarlos. El guía regresa a la cabecera del barranco a por otro grupo trepando por la línea de vida, o ferrata como llaman algunos, que escapa del lugar por los acantilados de la orilla derecha orográfica, vía que usaremos Asier y yo para salir. Nos llama la atención que el guía trepe con el neopreno puesto, y después entenderemos el porqué.

La salida equipada del Mortitx posee dos tramos, el primero se llama "Irás i no tornarás" y el segundo "Te veo suelto". Entre ambos existe la posibilidad de descender a la cabecera del rápel de 20 del barranco y salir de allí remontando los resaltes superiores, algunos de ellos equipados con cuerda fija. En este tramo la roca corta que flipas y Asier y yo, mientras escalamos, comprendemos porqué el guía había subido forrado. Las vistas son de infarto y quizá haya un par de pasos de cuarto grado; una chimenea y un pasito que echa para atrás. Desde el final de la ferrata toca descender por terreno de mala muerte hasta la cabecera del barranco y regresar así cargados como burros penando por las esquinas por el mismo camino de ida hasta la furgoneta. Ya no los dijo un miembro del GREIM mientras hacíamos Sa Fosca el día anterior; "Yo vuelvo a Mortitx cuando se me ha olvidado cómo es su aproximación y regreso". En total 6h 30 de actividad.

-"Agotados de esperar el final" de Ilegales (1984)
(Esa chica pálida y triste vende anfetaminas.
Mis amigos del norte luchan en las calles.
¿Qué les empujará?
No viven solo esperan.
Están agotados de esperar.
Agotados de esperar el fin.)

Topo de Mortitx.


Amaneceres furgoneteros con sustancia.

Aproximación con jugo.

Primeras pozas antes del tramo deportivo del barranco.

Entramos en el barranco a la vez que un grupo de guiris y su guía.

Saltito.

Tobogán.

Otro saltito.

Rapelaco guapo.
Barranco no muy largo pero de grandes postales.

Saltable.

Y Asier bombardea el Mediterráneo.

Fijamos una cuerda para regresar.
No suelo saltar mucho, pero cuando lo hago, lo hago con elegancia yeah



A gusto.

Trepando mientras dejamos la grieta recientemente descendida bajo nuestros pies.

Acantilados elegantes.

...

Para arriba.

Buen ambiente.

El calzado de Asier habla.

Agur eta Ohore.

Malotes.





No hay comentarios:

Publicar un comentario