lunes, 23 de abril de 2018

L-E-K-I-M-E (Festuca Style)

El Salto de Lekime; 2 rápeles de 30 y 45 metros.

<<30 rápeles de 40m max. Estrechos, badinas, desescalada. Dificultad 5->>

-Topoguía mapa "País Vasco-Béarn-Navarra-Jacetania" de Patrick Gimat y Bernard Trouvé (1987)

<<La vertiente norte del monte Mendibel está socavada por dos impresionantes gargantas de 400 metros de profundidad. Sus descensos en rappeles de cuerda presentan un innegable interés (...) no están equipados los pasos (Angulo escribe esto en 1989, pocos años después al primer descenso)>>

-"Irati, 100 paseos y excursiones" de Miguel Angulo (1989)

<< Este es un barranco mítico por varias cosas ,una que tiene varios de los paisajes mas espectaculares de por aquí cerca ,tanto la entrada como la salida de este barranco son paisajisticamente sensacionales y el tramo mas excavado en conglomerado mezclado con ese precioso bosque de hayas no esta nada mal, otro aliciente es que es deportivo y largo pero tampoco en exceso y el siguiente aliciente y mas importante es que vas a aprender a rapelar con mucho estilo para que no salte ningún anclaje del año de la polca en monopunto , algo nuevo hay pero muchas instalaciones están aplastadas por caídas de piedras ,clavos roñosos que se mueven y cordinos variados en putrefacción, alguno hemos cambiado ,pero lo que queda ....>>

-http://photocanyon.blogspot.com.es

<<En este descenso se les hizo de noche a unos colegas. Se perdieron en el regreso, a uno de ellos le dio una pájara y se tiraba al suelo, era invierno y no podían parar, escocidos de andar con el neopreno por una carretera>>

-Barrancos y Cañones de EH, Javier Iturritxa (2012)

Hace muchos años visité en un par de ocasiones el salvaje valle de Ilhonatze, motivado por la guía sobre Irati de Miguel Angulo de 1989. Tomaba mi scooter de 49cc y partiendo de Aezkoa salvaba los casi 40 kilómetros de curvas, cuestas y carreteras estrechas hasta el inicio del puerto de Burdinkurutxeta, que es donde se toma la carretera de acceso a este valle. En una de aquellas incursiones ascendí al Mendibel de 1411 metros a través de la espectacular Cresta de Gehalarbe, para después encadenar todo el cordal hasta Eskaliers y regresar por el valle. En aquella ocasión flipé con las gargantas y rincones apartados que había a uno y otro lado. Ilhonatze es un valle encajado entre el macizo de Arbaila y el murallón de Eskaliers-Mendibe, frontera norte de Irati. En él llama la atención la escarpada y altísima cara norte del cordal, con canales y gargantas remotas y paradisíacas en ella.... Una reseña de esta guía de Angulo habla de sus dos gargantas más deportivas, Lekime y Haraska, con topo y todo, y en aquellos años leía sobre ello con admiración hacia los locos y aventureros barranquistas franceses.


En 2012 la guía de EH de Javier Iturritxa, y su descripción de Lekime y Haraska hizo que Asier y yo decidiéramos que Lekime, el más gordo de los dos, fuera una de nuestras futuras aventurillas a medio plazo. A él y a mí nos encantan los descensos apartados y exuberantes, e idolatramos Iparralde porque es terreno de juego repleto de exuberancia y rincones apartados. Por el camino han caído Althagneta, Phista Holtzarte, Petit Bidouze, Canyon d´Harpea, o Errekaltia. Y el día llega, es cuestión de que el destino nos atrape. Y se une Edu, que los únicos barrancos que ha hecho en su vida son Gabarri y Paco Leara. Tercer barranco que hace, alquilando el neopreno en Basati Kirolak, y se mete en el berengenal de Lekime. Espero que cuando devuelva el traje a los de la tienda de la Plaza de los Ajos de la Vieja Iruña, les diga que lo huelan, porque olerán a sudor y a naturaleza salvaje. Muy salvaje. ¿Cuántos trajes que alquilen se meterán en semejantes líos? 

Lekime se hace habitualmente con dos coches porque existen casi 900 metros de diferencia en altura entre el punto más alto y el más bajo. Nosotros dejamos el primer coche a la entrada de Ilhonatze, y el segundo al final de la pista en la cara sur de Mendibel tras salvar Burdinkurutxeta. Hemos dormido en casa de Ainara, en Luzaide, y he despertado a los chicos con música poco seria panderetoide. A una altitud de 1200 metros nos pertrechamos con el material y salimos caminando hacia el collado entre Mendibel y Ataramatze. Y al asomarnos al otro lado disfrutamos de las vistas hacia lo que se nos avecina. ¡Qué vertiente! ¡Qué putos desniveles! ¡Novecientos metros de desnivel salvajes! Un sendero de cabras bordea la cara norte de la Cota 1352 hasta el cordal que se desprende de Mendibel y que separa los barrancos de Lekime y Haraska. Desde este cordal descendemos 125 metros de desnivel hacia el Este por pendientes de hierba acongojantes hasta tomar Lekime a una altitud de 1100 metros. Allí la primera instalación aparece para nuestra alegría. Ojo porque es una aproximación que puede ser muy delicada con niebla o hierba mojada. No son pocos los que se han perdido. Eso si, el paisaje y la visión del descenso que nos espera es alucinante.

La actividad la dividimos a modo de guasa en pantallas de videojuejo para que el largo tiempo que pasamos pase mejor, psicología para ir alcanzando metas. "Primera pantalla dejar los coches", "Segunda, la aproximación de 1 hora", "la Tercera, los primeros rápeles de festuca y nieve" y así hasta el final. Por delante una treintena de rápeles y varios destrepes en un marco sin igual. Y dentro del barranco el panorama no es muy alentador; hay instalaciones hechas mierda en el centro del caudal, las hay mejores en los laterales, y existen rápeles pequeños desde monopunto. Al principio pasamos por debajo de varios neveros de nieve, atónitos por el paisaje. Parece más alpinismo que barranquismo. Después, una vez más en un barranco, nos acordamos de Javier Iturritxa y sus croquis incompletos o con datos erróneos....Tras media docena de rápeles, no sabemos por qué punto exacto del croquis avanzamos hasta que realizamos un rápel con buen aporte de agua de la derecha, y descubrimos la omisión de varios rápeles anteriores. Para cuando llegamos al Salto de Lekime (doble rápel de 30 y 45 metros), llevamos más de una quincena de rápeles (algunos pocos destrepados), y Javier habla de menos. Llevamos tres horas de orgasmos y aunque nos hemos colgado de algunos cordinos medio putrefactos que aprovechan bloques empotrados o puentes de roca en el centro del caudal, no sospechamos que vaya a ser peor. Sobre el rápel de 30 metros descansamos y comemos frutos secos y barritas. El rincón es apartado y colgado. Un paraíso. Algunos escapes hay por pendientes de hierba supersónicas, sobre todo en la orilla derecha. El doble anclaje y cintas planas para el primer rápel del Salto hay que limpiar y desenterrar de hierba y sedimentos, y parece bueno. Bajo y descubro 30 metros por debajo que la instalación para el rápel más alto del barranco tiene uno de los dos anclajes roto.... Y no mola nada rapelar 45 metros desde monopunto... Para nuestro alivio psicológico hay un puente de roca en la pequeña marmita de la repisa... El viernes compré cordinos y mallones en Basati y nos vienen y vendrán de maravilla. El rápel de 45 metros y el siguiente tramo encajado es lo más estético del barranco.

Tras un zona abierta comenzamos el tramo de bosque, con agua un poquito más alegre y algunas marmitas colgadas preciosas. Al ser la zona donde más agua corre de normal, hay instalaciones penosas, y menos penosas si están en un lateral del barranco y no les ha dado mucho el agua. Detrás nuestra se levantan farallones impresionantes. Varias instalaciones reforzamos con cordinos y mallones nuevos bien brillantes. Y parece que el descenso no acaba nunca. Hay un rápel de monopunto porque uno de los dos anclajes está roto, que me da un poco de yuyu, pero es corto. Aquí también el croquis de Iturritxa deja mucho que desear, y cuando creemos haber bajado el último rápel de 10 metros de su croquis, a saber, salimos del cauce por la orilla izquierda en busca de la loma que nos hará bajar al fondo de Ilhonatze, evitando el tramo acuático del final, menos interesante.

El valle interminable de Ilhonatze y sus interminables subidas y bajadas al atardecer darán mucho juego. Estamos cansados porque nos ha costado 7 horas y media el descenso (mucha improvisación y  algo de bricolaje), y aun nos quedan casi dos de pateada hasta el coche que dejamos a la mañana. Estamos contentos por el descenso realizado pero la fatiga hará que digamos frases míticas. "Estoy tan cansado que puedo ver la curvatura de la Tierra", "Menos mal que hemos encontrado rápido y a la primera la primera instalación del descenso, porque sino ya me veía trenzando festuca para rapelar de ella", "la novia me puede decir lo que quiera que yo ya estoy desfogado" o "habrá que dejar que las mentes aterrizen de aquí al miércoles para hablar sobre barranquismo con propiedad". 

Asier y Edu. Edu y Asier. Gracias por este viaje. Gora Zuek!!!


-"No One´s Bothered" de Sleaford Mods (live 2015)
(Estás atrapado, yo también/
Alienación, nadie se molesta)


Aproximación de gran belleza. Qué fácil es amar Iparralde.

Grietón supersónico.

Loma que divide Lekime de Haraska.

Primeros rápeles.

Rapelar y reptar hasta la siguiente instalación por debajo de neveros...

...

Edu.

Reforzando instalaciones.

...

Qué pasa tíos!!

Túnel de nieve.

...

30 metros de túnel y salida.

...

Aportes de agua laterales antes del Salto de Lekime.

"Festuca Style"
Desentierra y limpia una instalación de varios kilos de hierba y añádete
unas extensiones festuqueras.

Rápel de 30 metros.

Guapísimo.

Daleeeeee.

En el culo del mundo.

Edu y Asier parecen contentos.

...

Algunas marmitas tras más de 20 rápeles.

Asier.

...

Selva.

Simplemente Ilhonatze.



2 comentarios:

  1. Pedazo de excursión!! No se me ocurre un sitio más salvaje, escondido y guapo en todo el Pirineo. Yo también flipaba con los libros de Miguel Angulo y soñaba con acercarme a sus parajes secretos, tú lo has conseguido.

    ResponderEliminar
  2. Descenso txorra con poca agua y laaaaaargo, ¿pa qué?

    ResponderEliminar