viernes, 30 de agosto de 2019

Il Naso del Liskamm (4272m), Cara W (PD+)

Fotón de Bixent.
<<La ruta está clasificada PD porque involucra una sección empinada de nieve / hielo (40/45 °) en la cara oeste. Cuando las condiciones son con hielo, la ruta se vuelve más difícil, diría que al menos PD +.>>

-Lodewij, Summistpost.org

<<Vemos un estribo rocoso como una costilla sobre el lomo nevado del Naso, que es por donde hay que iniciar la subida. Llegados al pie de esa costilla, realizamos un flanqueo algo delicado hacia las rocas. Hay un par de estacas de acero, donde nos podemos asegurar. Ya sobre la roca y por terreno mixto, vamos trepando sin demasiada dificultad hasta que poco antes de llegar al final salimos ya por la derecha sobre la nieve. En el tramo rocoso hay 2 o 3 seguros (parabolts). Encima del estribo rocoso hay que seguir la huella y subir un tramo de bastante pendiente de unos 50 metros. Podemos clavar tornillos de hielo. Nosotros pusimos 4 en total>>

-Jralsina-Wikiloc.

Il Naso (4272m), o la Nariz del Liskamm, es un famoso paso de Alpes con forma de montaña de cuatromil. A nosotros nos vino de perlas ascenderlo como alternativa al Liskamm West (4479m), porque había amanecido muy ventoso y era peligroso progresar en aristas. Il Naso es punto importante en el Trofeo Mezzalama, la carrera de skimo que une Cervinia con Gressoney, porque se trata de su sección más técnica, fuertemente equipada con cuerdas fijas y escalones dependiendo de la variante escogida en su cara oeste por la organización. Generalmente la mayoría de alpinistas lo ascienden por su vertiente oeste y lo descienden por la este, uniendo así los Refugios de Quintino con los de Gnifetti o Mantova. 

Para llegar al pie de su cara oeste hay que cruzar un par de cuencas glaciares, y nosotros encontraremos un tramo algo conflictivo de grietas debajo de la cima del Felikhorn, entre una y otra cuenca glaciar. Bixent, Ion, María, Peru y yo disfrutaremos después de una bonita e inclinada ascensión al Naso por su vertiente occidental, primero por nieve inclinada, después por un espolón tumbado de roca con pasos de I/II (alguna chapa), y para terminar hielo vivo a casi 50º con piolets tracción y algunas estacas donde asegurar al resto. Este tipo de ascensiones varían muchísimo su dificultad según sean las condiciones, y nos dará respeto ver sobre nuestras cabezas a los guías asegurar a sus clientes que avanzan muy despacio, como caracoles, en el tramo de hielo inclinado. Con nieve consistente puede ser F+/PD, con hielo PD/PD+. Sea como fuere la cima nos sabrá bien porque ha sido peleada. Por unos momentos habrá un poco de miedo por descender por el mismo sitio que hemos subido, de hecho vemos que nadie lo hace en ese sentido, y se planteará bajar a Gnifetti, porque es más fácil, y regresar al valle por el Telecabina de Punta Indren, pero el amigo Josetxo y algunas cosas personales esperan en Quintino, ¡hay que volver por el mismo camino! "Venga, vosotros bajáis asegurados por las estacas y ya destreparé el último". El descenso tendrá su punto épico al estar completamente rodeados de nubes bajas, pero piano piano pondremos los pies en el terreno plano del glaciar sin ningún percance. 

Una vez conocido el Naso del Liskamm, ahora comprendo la fama que tiene de algo difícil según las condiciones. Bonito cuatromil, colapsado por otros mayores, pero de gran belleza. 

Il Naso y Pirámide Vincent.

...
Nuestra ruta en amarillo.

Sobre la costilla de roca en la cara este del Naso.


Cima del Naso (4272m)
Fotos a traición jiji.

Alegres destrepes.

Cinco personas y una cuerda en medio de esta pendiente.

Última estaca.

Pasamanos para llegar a la roca.


...

Agur Quintino!


Brindando con Sidra Perugorria.

Summistpost.org

Cuerdas fijas y escalones profundos en el Trofeo Mezzalama.



No hay comentarios:

Publicar un comentario