jueves, 30 de agosto de 2018

Grossglockner (3798m), techo de Austria y Tirol.

Último muro antes del tramo cimero.

La vía normal al techo de Austria y de todo el Tirol, el Grossglockner de 3798m, varía en dificultad como pasa en la mayoría de las montañas glaciares según las condiciones. No es lo mismo subir a su cumbre sin hielo en la cresta y acceso a la misma bien cubierto de nieve, que con hielo en la cresta y roca al descubierto en el acceso a la misma. En cualquier caso posee una dificultad de PD+, que podrá variar algo según dichas condiciones. En mi caso, tras un ascenso fulgurante hasta los 3500 metros, pasando por el refugio de Erzherzog-Johann (3451m), me veré sorprendido en el corredor de acceso a la cresta por la ausencia de nieve, con varios resaltes al descubierto que yo creo que son tercer grado. Me muevo en solo mientras el resto de cordadas van asegurando estos primeros pasos con la cuerda. 

Una vez en la cresta las dificultades decrecen, y se escala a placer por terreno de I-II. A veces hay inconvenientes cuando me cruzo con cordadas que vienen de bajada o se retiran por el viento y la niebla que empiezan a hacer acto de presencia. De pronto, un guía que baja con un cliente al que tiene asegurado con la cuerda a una de las innumerables estacas metálicas que hay, me llama la atención, "Chist, chisst", y me ordena con el dedo cruzarme con ellos por unas repisitas al borde del abismo de la cara NE porque el tipo no quiere que trepe por la estaca.... Y lo hago un poco sorprendido, atento a no cometer ningún fallo.

miércoles, 29 de agosto de 2018

Correr sobre el Refu deshumanizado de Studl, y los rumanos perdidos.

Studlhutte desde Fanotkogel (2905m)

Studlhutte, a 2800 metros de altitud, es el refugio que nos recomendó el militar jefe que se acercó a hablar con nosotros en la cima del Brennkogel un día antes, para hacer noche en nuestro intento al Grossglockner (3798m). Ainara intentó el mismo día anterior ponerse en contacto con ellos para reservar plaza y no hubo manera, así que subimos a probar suerte. Y la suerte parece estar de nuestro lado en cuanto un trabajador del refugio privado nos dice que tenemos sitio. Feliz, me aprieto las zapas, cojo lo imprescindible, y me pongo a correr para hollar algunas cimas de 3000 metros sobre el refu, mientras Ainara descansa y saborea un café tras los 900 metros de desnivel que hay para llegar a este hermoso lugar austriaco. 

martes, 28 de agosto de 2018

El Brennkogel (3018m) y el Glaciar de Grossglockner.

Grossglockner (3798m) al amanecer.

Estar en Austria y coincidir con familia de Ainara tiene su punto. Los primos de ella, Eneko y Eider, y sus encantadoras niñas, Elene y Laia, llevan varias semanas por Croacia, Eslovenia y Austria a bordo de una autocaravana, y quedamos con ellos en el parking del Glaciar Grossglockner. Una vez allí se portan de maravilla, hay charla animada y nos dan de comer productos eslovenos. Mientras, me curro una línea de vida por el merendero para que las neskas jueguen con nuestros arneses y disipadores de vía ferrata, también enseño a Eneko cómo funcionan los friends de escalada en un murete, y la verdad que echamos muchas risas. Parece mentira que ese artefacto, bien metido en una grieta artificial, aguante tanto. Después las duras despedidas, y es que ellos tienen reservado sitio en un camping de Salzburgo.

lunes, 27 de agosto de 2018

La Fouquier (620m, V, V+ 1 paso) al Midi.

Fotón de Mikel Txintxa.

Nuestra ruta.

El Midi es especial, y cuando Mikel y yo llegamos tras hora y diez de caminata a los vivacs junto al Refugio de Pombie, nos percatamos de ello perfectamente. A la luz de los frontales se respira una atmósfera interesante, porque allí y allá hay tiendas y vivacs de gente escaladora charlando a la fresca, antes de ir al saco, y la noche, con el techo de mil estrellas sobre nuestras cabezas, es especial porque la Luna, a la que le queda un día para ser llena, ilumina todo como si impartiera magia. 

viernes, 24 de agosto de 2018

Correr entre Italia y Austria.

Cresta NNE del Hinterbergkofel (2725m)

Para que luego digan que correr por la montaña es malo; Ainara quiere descansar y seguir con los párpados bajados durante sus primeras horas en Austria, pues no problem, me calzo las ultraligeras y le prometo volver en menos de dos horas para pasar el resto del día juntos. Quiero, deseo, comenzar mi primer día en Austria a fuego, con ganas de comérmelo todo, como un collie que se desfoga. 

jueves, 23 de agosto de 2018

Ferrata de Luca al Paterno (2746m)

Ferrata espectacular, de vistas espectaculares; con todos ustedes las Tre Cime di Lavaredo hacia el suroeste...

La vía normal a la Cima Grande de Lavaredo (AD. inf, IV), pero sobre todo su pinta alpina y rocambolesca, acongoja a Ainara la tarde que nos disponemos a dormir en su base, antes de afrontarla. La txapelduna no ha hecho mucho monte este año debido a unos problemas físicos, y tan solo ha hecho una actividad con cuerda desde el mes de enero. Y de ahí sus temores e inseguridades, aunque yo ya sé que podría subir sin ningún problema. Decidimos con acierto cambiar de actividad, no merece la pena escalar ninguna montaña con ese agobio y falta de confianza en sí misma. En una cordada, en un grupo, ha de haber respeto, y comprensión. Y no presión. Otra vez será, no pasa nada. Algún día volveré fijo; bien para trepar por la vía normal, o bien para trepar por su gran clásica la "Dibona". 

miércoles, 22 de agosto de 2018

El masificado Nuvolau y el monte Averau.

Selfies en una vertical con hierros.
Es difícil nombrar una montaña que sea la más masificada de Europa. Lo que ya no es tan difícil es señalar a la cumbre del Novolau (2574m), como a una de las que más visitas sufre del ser humano. Su proximidad a la capital de Dolomitas, que es Cortina, a los puertos de montaña de Giau y Falzarego, y al remonte de Cinque Torri, hace que cada día de verano sea asediada por cientos de senderistas y ferrateros, y en invierno por esquiadores. Es muy sobrado. En su cima hay un refugio del Club Alpino Italiano, y en sus laderas podemos encontrar hasta casi media docena de refugios guardados... El paisaje, que es sencillamente espectacular, y su relativa accesibilidad, convierten a esta montaña en una de las más humanizadas del mundo. En serio.

lunes, 20 de agosto de 2018

Midi d´Ossau (2884m) corriendo.

En las brechitas cerca de la cima.

<<La segunda chimenea, de 30 m de altura, posee unas pequeñas pero buenas presas y se empina hacia lo alto, relevándose más impresionante que difícil (III. inf)>>


-Miguel Angulo, PIRINEOS 1000 ASCENSIONES, vol. 2.

<<La segunda chimenea (II+), se suele ascender aprovechando una fisura a la derecha del diedro que forma la propia chimenea. Lo conveniente aquí es rapelar en el descenso por el diedro.>>

-Mendikat, Midi d´Ossau.


<<Frente a nosotros tenemos ya la primera de las famosas tres chimeneas de la ruta normal al Midi. En mi opinión es la más dificil y vertical (II+ ó III, no sabría decir), aunque dispone de varias estacas de hierro que facilitan su escalada.>>


-La montaña es mi reino.es

<<La segunda chimenea es también de segundo grado, personalmente me parece un poco más fuerte que el primero al ser más aéreo, pero Joseba, que tiene mucha más experiencia dice justo lo contrario.>>

-Komando Kroketa.

<<Estamos debajo de la gran mole del Midi, buscando la primera chimenea, junto a la chapa que recuerda la muerte de un montañero en 1978. A la izquierda de la chapa hay una chimenea muy vertical y lisa. No nos podemos creer que sea ésta, así que probamos a la derecha de la chapa, pasando andando sobre una placa lisa a modo de repisa...y ahí encontramos (en la foto, opción 2) una más asequible. Luego bajaríamos rapelando por la lisa. (II+)>>

....SOLO MONTAÑA, 

Hace veinte veranos subí con quince años a la cima del Midi en compañía de Jose Mari. Sin casco, ni arnés, ni cuerda, ni un gran calzado. Eran años que las últimas semanas del verano las aprovechábamos a muerte porque existía cierto estrés porque lo bueno se acababa, y había que recuperar la tarea pendiente, la no hecha durante el resto del verano. El precioso tango de 1934 "Volver", de los argentinos Carlos Gardel y Alfredo Le Pera dice que veinte años no son nada, y que cuando se vuelve, se vuelve con la frente marchita, y la sien plateada por las nieves. En mi caso vuelvo a la vía normal del Midi con menos pelo, pero sin rastro de canas, ni arrugas salvajes en la frente, y creo que con mejor motoriko, y por supuesto con más experiencia montañera. Además, quiero imitar la ligereza de aquella ocasión y hacer corriendo tanto a la subida como a la bajada el tramo Aneou-1ª Chimenea. En total unos 15km y 1350m+.

domingo, 19 de agosto de 2018

Tofana di Mezzo (3244m) por Tofana di Dentro (3238m)

Dolomitas... 

Un accidente, dos accidentes, y un tercero por detrás. En el primero ha fallecido un camionero que se ha empotrado literalmente en la parte trasera de un trailer, y hay un parón de casi dos horas. El calor es insoportable y la gente sale de sus vehículos para tomar la sombra de los camiones. De vez en cuando pasan ambulancias y algún coche de policía por el arcén. Ainara y yo como llevamos nevera y comida, y pienso que también porque somos muy majos, se nos acerca una pareja de italianos y su hijo pequeño a los que ofrecemos galletas y agua. Al cambio, el padre nos ofrece toallitas húmedas para refrescarnos. También entablamos conversación con una pareja de chicas estudiantes de Brescia, que no dudan en practicar el castellano que aprendieron una vez de Erasmus en España. De pronto aparece una hippie de Venecia, rubia, desaliñada y con vello en las piernas (me encanta). Ha dejado al novio checo al sol y se ha acercado con su perro a la sombra.

-España es barato pero es difícil encontrar trabajo. Volvemos a la casa de mi familia en Venecia y después queremos trabajar en la recogida de la fruta en Bolzano. 

sábado, 18 de agosto de 2018

El Castor (4228m) y el Felickhorn (4088m)

Mañana será un gran día.

En algún lugar entre Venecia y Bérgamo.

-Anuncian buen tiempo en Altos Alpes, ¿quieres que nos desviemos desde Turín y hagamos algún cuatromil para poner la guinda a nuestro viaje tras los Alpes Orientales?
-Vale, ¿hay que desviarse mucho?
-No, es increíble, por ejemplo Staffal está a hora y media de Turin...
-¿Y qué hacemos, el Castor?
-Por ejemplo.
-¡Bien!

Tras el Cervino, la frontera suizo-italiana cabalga sobre un rosario de cuatromiles en el macizo del Monte Rosa. Si buscas un lugar de Alpes donde encadenar cumbres sobre los 4000, ascender cimas de esta altitud relativamente fáciles o aclimatar tranquilamente para otros menesteres, este es tu macizo. Sus posibilidades en forma de travesías y sus altos refugios no dejan indiferente a nadie. 

Quintino Sella a 3585 metros es quizá su refugio más coqueto. Conozco Margherita, Gnifetti, Mantova, Monte Rosa Hutte y Teodulo, y tengo dudas entre el primero y este de Quintino. El refugio de la vertiente sur del Castor está situado en un mirador supersónico, al pie del hielo del glaciar y bajo moles de cuatromil metros. Además el trato es exquisito, muy montañero, y su interior está muy cuidado. Para llegar a él Ainara y yo seguimos la ruta número 9 desde el final del telesilla de Staffal, que es un recorrido que gana en belleza conforme se asciende, hasta rematar la ascensión al refugio con una cresta equipada donde trepar un poco. Después hacemos lo de siempre en un refugio alpino; hacer tiempo, charlar, leer, beber, cenar y salir a ver el atardecer.

Le Pain de Sucre (3211m) desde Col Agnel.

Paseos de dos horas y media en mitad de un viaje en furgo a Alpes Orientales.

Donde la meteo o las ganas de conducir te lleven. ¿Que quince horas y media de coche, sin contar paradas, con ola de calor en media Europa, te parecen horripilantes? Pues nada, divide la tirada en dos días, y si eso aprovecha para ver algo e incluso dar un paseo. Y eso hicimos Ainara y yo los días 1 y 2 de agosto en nuestro viaje a Alpes Orientales: Conducir en un atardecer tranquilo y bonito a través del Parque Natural alpino de Queyras y sus coquetos pueblecitos, noche estrellada a 2700 metros a caballo entre Francia e Italia, y ascensión mañanera al Pain de Sucre (3211m). ¿Se puede pedir algo más?