domingo, 20 de mayo de 2018

La Fuga Trail GR 225

Orgullosos de la Nafarroa verde que tenemos....

Hace 80 años menos dos días, casi 800 presos del Fuerte San Cristóbal, en la cima del monte Ezkaba, huyeron como alma que lleva el diablo de su cárcel con el anhelo de cruzar al otro lado del Pirineo, y lograr así la libertad al otro lado de la muga, fuera del alcance de los golpistas. Una cuarta parte de los fugados, en una de las mayores fugas de Europa, fueron asesinados mientras huían o fueron fusilados sin juicio. Los últimos años, Asociaciones navarras y la Sociedad de Ciencias Aranzadi están recuperando fosas y cuerpos de aquella carnicería a lo largo y ancho de los valles navarros al norte de Pamplona, habiendo recuperado hasta la fecha los cuerpos de 45 fugados, y ante la pasividad de las instituciones del Estado. Además, en primavera de 2017 se terminó de balizar la Gran Ruta 225 (el número hace honor al día de la Fuga; 22 de mayo), un itinerario aproximado de la ruta seguida por los 3 o 4 fugados que lograron su objetivo, desde Ezkaba hasta Urepel con variante en Usetxi, y con unos números de 53km y 1860m+. Hoy, Hugo y yo hemos completado esta bonita ruta en nonstop en homenaje a los fugados.

Piii Pi Piiiii Pi, el despertador suena a las 4 y media de la mañana y da pereza levantarse. Hugo, Ainara y yo hemos quedado a las 5 para subir en furgo al Fuerte. Aun dormido, desayuno tostadas de brioche con mermelada, un plátano, y preparo las últimas cosas. Ainara nos hará de avituallamiento en Olabe, Leranotz, carretera a Zilbeti y en Sorogain, y estamos encantados con ella. Por cierto, ayer Hugo ganó el cross de Donibane de 5k y dice que le duelen un poco las piernas....

En la puerta del Fuerte San Cristóbal el lugar da mucho respeto y miedo a la luz de nuestros frontales.  Abajo, Pamplona es un manto de luces. Más adelante en el día el lugar estará animado por el homenaje multitudinario habitual de Txinparta a los fugados y por la carrera de montaña BHZ Menditrail, este año con tres versiones (43k, 28k y 13k). Hugo y yo nos ponemos en marcha a la par del foso norte del Fuerte, una masa oscura y tétrica a nuestra izquierda. La GR rodea el cortado selvático norte del monte, lugar donde se vivieron las primeras bajas despeñadas hace 80 años. En 20 minutos de descenso ponemos nuestras pies en el primer pueblo del recorrido, Garrués, y en otros dos kilómetros y medio en descenso atravesamos Orrio. En este Valle de Ezkabarte se vivió una de las historias más sorprendentes de la Fuga; un fugado permaneció semanas escondido en un abrigo del monte, cerca del pueblo de Azoz, comiendo caracoles y lagartijas. Hugo y yo nos quitamos los frontales al afrontar el descenso a Sorauren, pueblo que dejamos a un lado para subir a Olaiz y descender a Olabe, donde ya nos espera Ainara. Es el kilómetro 13. Junto a la furgo, donde picamos algo y bebemos, un poste de la GR indica el camino para llegar a la Fosa de Olabe, a las afueras del pueblo. Hay que recordar que han sido exhumadas dentro del plan de exhumaciones del Gobierno de Navarra fosas tales como las de Usetxi (3 cuerpos), Burutain (6 cuerpos), Urtasun (5 cuerpos de los cuales 1 ha sido identificado), Lintzoain (2 cuerpos) y Agorreta (1 cuerpo) entre otras.

A partir de Olabe la cosa se pone interesante. Tras la primera cuesta seria del reto, arriba en el cordal el verde dominador entre los pinos es maravilloso. Después bajamos rápidos hacia el vallecito de Inbuluzketa y recorremos los últimos kilómetros a Leranotz a través de una pista forestal. En esta localidad del Valle de Esteribar Ainara nos espera puntual con el segundo avituallamiento. La temperatura es ideal para correr. A las afueras, en el camino viejo que comunicaría Leranotz con Saigots, Hugo y yo nos quedamos atónitos al descubrir que la reciente fosa descubierta en esta localidad está a la orilla del sendero. Este martes 22 van a exhumar los dos cuerpos encontrados. Piel de gallina. Impresionante. En el descenso revirado a Saigots empiezo a tener molestias en el empeine del pie derecho que bajan hacia el tobillo, mecagüen.... Pero seguimos a buen ritmo. Tras Saigots salvamos la segunda cuesta seria de la jornada hasta encontrarnos por tercera vez con Ainara, apostada con la furgoneta en un margen de la carretera a Zilbeti y que la GR cruza. Llevamos unos 30 kilómetros. A la salida del avituallamiento Hugo y yo meamos por enésima vez y Ainara captura la escena con la cámara de su teléfono móvil.

Un poco más adelante la GR 225 coincide con el Camino de Santiago durante algunos kilómetros, y cruzamos nuestras zancadas con el paso lento y pesado de varios peregrinos. Entre el bosque se adivina el Valle del río Erro, en él, en la localidad de Ardaitz, los restos de dos fugados fueron encontrados en el interior de una sima, supuestamente arrojados vivos en ella... A partir del cruce donde se dividen la GR y el Camino de Santiago empieza la tercera gran ascensión del día. Son kilómetros tediosos a través de una pista, sin embargo el paisaje verde y pirenaico dominador nos embelesa y hace que no sea tan duro. A una altitud de 1123 metros afrontamos el descenso por el mágico hayedo hacia Sorogain, último avituallamiento de Ainara. Junto al albergue da gusto beber y comer para coger fuerzas y afrontar el último tramo. Nos despedimos de Ainara con un hasta luego, sabedores de que queda muy poco y que vamos muy bien.

La última ascensión de la GR salva 200 metros de desnivel por un vallecito que no conozco, y nos sorprenden sus repechos duros antes del Collado. En el alto la visión hacia los valles del norte es alucinante, nosotros amamos Iparralde. No nos hacemos a la idea de lo que pudo suponer para los pocos fugados que lograron su objetivo, ver por vez primera la libertad del otro lado. Un fugado pasó la muga por Urepel y otros dos por Luzaide, y hay constancia de un cuarto, sin identificar, que también logró salvarse del régimen al pasar a Francia. En el descenso a Urepel el pie protesta que da gusto pero ya no queda nada. A falta de dos kilómetros sale Ainara a nuestro encuentro a pie e intercambiamos varias sonrisas. Trotamos cuesta abajo y reímos al afrontar otros dos portillos vallados (hay un montón en el tramo final), hasta salir a la carretera y hacer el último kilómetro hasta el panel final, al otro lado del pueblo. En él nos hacemos las típicas fotos de llegada, y nos hacemos un selfie para el recuerdo con Ainara, ze txapelduna! En total 7 horas y cuarto, 6 horas y veinte en movimiento. Objetivo cumplido y a celebrarlo a Eugi con una buena comida. 

Va por ellos, por nosotros y por la vida. Retillos y homenajes que dan sentido a la vida.


-"Mr Plague" de METZ (2017)

Fuerte de San Cristóbal, salida vespertina.
Foto Ainara Landa.

Un equipo de técnicos y paleontólogos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, dirigidos por Francisco Etxeberria, hallaron en 2016 los restos de 14 fugados fusilados en un paraje de monte situado en las proximidades del cementerio de Olabe.

Una GR espectacularmente señalizada.

Comienzan los paisajes verdes...

Comenzando el descenso hacia el Valle de Inbuluzketa.

Fosa de Leranotz; este jueves 17 de mayo se hizo esta prospección a un lado del camino viejo de Leranotz a Saigots. Este martes 22 de mayo coincidiendo con el 80 aniversario de la fuga se realizara la exhumación. Con estos dos presos ya serán 45 los rescatados de las fosas.

Río Arga a nuestro paso por Saigots.

Bien hidratados.
Foto Ainara Landa.

Camino de Santiago.

"Cima Coppi" de la Ruta a 1123m cerca de la cima de Tiratún.

Hayedos de Sorogain.

Collado de Beraskoain, ya se ve el otro lado...

¡Urepel!

...


No hay comentarios:

Publicar un comentario