lunes, 20 de mayo de 2019

Cuca (70m, IV+) a la Magdalena Sup y Joan Marc (105m, III) al Gorro Frigi.

Lur abriendo el segundo largo de la vía Cuca.

Actividades hechas; Cuca + Joan Marc + Normal (descenso).

Mañana entretenida y fugaz, la que vivimos ayer el amigo Lur y yo en los Gorros sobre el Monasterio de Montserrat. Primero, aproximación por el sendero directo de Santa Anna hasta las Escaleras de Jacob, bordeo de la Magdalena Inferior por su cara sur (por el sendero turístico a la Miranda se Santa Magdalena), y descenso de unos pocos metros para colocarnos en la base de la cara SE a la Magdalena Superior (1156m), el gorro más alto, con ganas ya de escalar. La vía escogida, la "Cuca" (IV+), es una trepada abierta en 1985 y con equipación moderna en la actualidad. Mientras nos preparamos, una cordada formada por un hombre y dos mujeres andan buscando el inicio de la vía "Doctor Anton" (V/Ae), y nos avisan de que la continuación hacia el vecino Gorro Frigi es posible por donde ellos bajan. Y nosotros despegamos en seguida por el zócalo de tercer grado. La "Cuca" es una vía ideal para empezar a acostumbrarse al tipo de escalada montserratina. Tras el inicio tumbado, la vía sube por el resalte más vertical de esta vertiente del gorro (IV+) antes de llegar a la R1. Lur abre el segundo pequeño largo (IV-) hasta el hombro, donde hay unos arbolitos. La última tirada son unos pocos metros en diagonal para acercarse al resalte de IV que defiende la cima. En total 70 metros de escalada divididos en tres largos, para poner nuestros pies en la cima del gorro más alto. 


Para el descenso, empiezo a rapelar con las dos cuerdas desde una instalación que nos parece que puede hacernos llegar de un solo rápel hasta la canal estrecha arbolada de la que empezamos a escalar, pero, ¡gran error! Al asomarme veo que las cuerdas han caído en la vertiente este, a la canal arbolada paralela a la vía Simon, y para recuperarlas las pasamos muy putas. La cuerda azul sale al final tras un buen tirón, y la amarilla saldrá tirando de ella desde el hombro (!!!). La sorpresa llega cuando vemos el motivo del atasco; una mini-rama seca del grosor de medio meñique. 

Tras alcanzar el suelo con otro rápel por la vía "Superfrío", rodeamos la vertiente sur de la Magdalena Superior en busca de nuestro siguiente objetivo, el Gorro Frigi, porque nos da tiempo, hasta darnos de bruces con la coqueta y diminuta ermita-refugio de Sant Martí en su base. Por lo visto, hay mucha afición en Montserrat por ocupar ermitas y abrigos en rollo hippie-ermitaño, y esta de Sant Martí parece habitada. Según he leído, las personas que planeen permanecer varios días en alguna de las casi quincena de ermitas del macizo deben pedir permiso al departamento de seguridad de la Abadia de Montserrat. Además, el Patronat de la Muntanya de Montserrat impulsa desde 2016 un reglamento que regula las condiciones de uso de las ermitas...

Después de echar un vistazo al lugar, Lur y yo subimos rápido a la base del sector SE del Gorro y empezamos a subir por la facilona vía Joan Marc. Esta fácil trepada de III nos la merendamos en un periquete (25 minutos para 105m en dos largos, saltándonos un montón de chapas), mientras flipo al ver la línea de chapas de nuestra derecha, las de la vía Anna Guinovart, sin ellas; solo el espárrago a la vista. Según el equipador de esta vía que subí en solitario el año pasado "el ultimo robo de material de la Anna Guinovart, lo realizo Armand Ballard asegurado por un tal Robert, al llegar a la cima le colgaban unas cuantas cadenas y un monton de chapas que regala a sus amigos de la FEEC para equipar rutas de crestas en el pirineo". Al parecer Montserrat es un macizo de montaña con fuertes discusiones ético-escaladoras, con ataques a vías de escalada por unos, y acusaciones graves de hasta producir muertes por los otros. El Periódico de Catalunya en ocasiones ha tratado el tema y es alucinante el ambiente montserratino: 

<<Apenas dos semanas más tarde, de la liberación de los Hermanos Por de la vía Tarragó (8a), unos gamberros reventaron todo el trazado, eliminando los seguros de la vía, que quedó completamente impracticable. Una canallada inconcebible que, lamentablemente, no es la primera vez que se produce en Montserrat. De hecho, el macizo hace años, últimamente con mayor virulencia, que sufre el gamberrismo de un grupo conocido como los talibanes, escaladores, algunos ya veteranos, que se dedican a reventar vías, machacando los seguros y  poniendo en peligro la vida de muchos montañeros.>>

<<Lamentablemente, la acción de estos gamberros, cuya área de influencia se sitúa en los alrededores de Sant Benet, ya ha propiciado la pérdida de, al menos, una vida. En octubre del 2012, Lluís Baciero, entonces responsable de escalada del Patronat de Montserrat, organismo que regula el macizo, falleció en la Miranda de Sant Joan, en la zona de Gorros, al sufrir una caída mientras reponía unos anclajes que habían sido robados. >>

<<Lo que sucede no tiene ninguna explicación y se puede considerar como un atentado, afirma indignado Antonio García Picazo, considerado un maestro de la escalada, que agrega que la acción de estos individuos afecta incluso a las zonas de debutantes. "Un día, bajando del Gorro Frígi, vi a una mujer que descendía con dos niños con muchos apuros porque habían sacado las cadenas fijas que en su día colocaron los bomberos, unos agarres que llevaban ahí 20 años. Es vergonzoso. No quiero entrar en esta guerra, pero si puedo ayudar a que estos tíos los metan en la cárcel, haré lo que sea. Tengo una hija y no quiero que se mate escalando porque alguien se ha cargado los seguros", sentencia Picazo, que lamenta que aquí la justicia no haga nada. "Si estuviéramos en Francia, en Suiza o en Estados Unidos, estos individuos ya estarían entre rejas".Esto del desequipamiento no es algo nuevo, ya pasaba en los 80, cuando había un grupo que se hacía llamar Els Pirates, que en algunos casos sacaban el material de unas vías para montar otras. Sin embargo, ahora la cosa ha degenerado.>>

Lur y yo descenderemos por la vía normal al Frigi, una línea histórica de montaña, abierta por el mítico Luis Estasen y algunos monjes del Monasterio en mayo de 1920. Hasta no hace muchos años había una línea de cadenas que recorría esta vía, sin embargo ya solo quedan dos instalaciones de rápel, un cordino, y el famoso clavo gordo de la ascensión de Luis Estasen. Mención especial a la grieta-cueva que hay a la mitad y que permite una foto muy bonita a quien sube o baja por la vía. 

Una vez en el suelo descendemos al Monasterio con rapidez porque nos espera una buena comida en Barcelona con las hermanas Ainara y Leire Landa, nuestras anfitrionas, y no podemos perder el tiempo. De pronto un trueno grande retumba desde Barcelona mientras nos cruzamos con fauna de muchos paises y estilos en el camino a Sant Jeroni. ¡Qué guapo es Montserrat por Dios!


Noches montserratinas.
Los Gorros de Montserrat desde Santa Anna, esto promete.

Primer largo de la vía Cuca.

Lur llegando a la R1 tras el paso de IV+.

Cima del Gorro más alto, la Magdalena Superior (1156m)

Un profesional del postureo como dios manda.
Detrás el Cavall Bernat, 

Rápel por la vía "Superfrío".

Una ermita refugio en la base del Gorro Frigi...

En la Joan Marc al Frigi.

Lur al ataque.

Cima del mítico Gorro Frigi.

Montserrat...

Lur, la cruz y el monasterio.

Descenso por la vía normal.

El famoso gran clavo de la primera escalada al Gorro Frigi hace 99 años por parte de Luis Estasen y los monjes del monasterio.

...

Agur!!

Cielo de Barcelona.

...

Vertiente norte de Montserrat.

Cavall Bernat.

No hay comentarios:

Publicar un comentario