lunes, 29 de noviembre de 2021

Yasushi Yamanoi: Un alpinismo más sostenible, ético y libre es posible.





Sin patrocinador ni vinculación con marca alguna para sentirse libre en las montañas, compromiso por dejar la montaña limpia, y sobre todo amor por el alpinismo solitario y de vanguardia. Así es Yasushi Yamanoi, el último piolet de oro por su trayectoria. El japonés de 56 años, que posee un curriculum increíble, es la cabeza más visible de una gran generación de alpinistas japoneses, como Kazuya Hiraide (tres veces piolet de oro), la desaparecida Kei Taniguchi (primera mujer piolet de oro de la historia) o su propia esposa Taeko Nagao. En su haber aperturas al Cho Oyu, Ama Dablan, a seismiles y sietemiles del Himalaya, y a picos difíciles de los Andes; una ascensión en solitario en 48 horas al K2; e infinidad de escaladas difíciles en Baffin, Yosemite, Alpes o Patagonia. Impresionante.

En tiempos en los que la desinformación y el engaño abundan en el negocio del alpinismo, personajes como Yasushi se vuelven fundamentales. Un alpinismo ecologista, ético, sin trampas, y libre es posible. Mientras se sigue poniendo los focos en un alpinismo donde no importa el estilo, hay uso de cuerdas fijas, masificación, basura, falsas cimas, falta de ética, racismo hacia sherpas y mucho ego para contar las ascensiones, historias como la del alpinismo japonés son balones de oxígeno. Eskerrik asko Yasushi!!!!


Yasushi Yamanoi.


En El Capitán. 

Apertura en el Cho Oyu.


El Gyachung Kang.

No hay comentarios:

Publicar un comentario