miércoles, 24 de noviembre de 2021

El Manaslu de Edurne Pasaban.

Foto del australiano Greg Mortimer en 2002 del tramo final del Manaslu.
Este tramo no hizo Edurne ni ningún miembro de su expedición en 2008.
En ocasiones se realiza hasta un rápel entre la antecima (C3) y la brechita que la separa de la principal.

<<La cumbre auténtica del Manaslu está conseguida. Esta debería ser la primera cima en la temporada de otoño. Estoy agradecido a mi equipo de 'Imagine Nepal' y a los guías de NNMGA. Espero que no haya más antecimas en el futuro. La cima es siempre la cima, que no haya nada encima de ti.>>

-Mingma G Sherpa, otoño de 2021.

Según Eberhald Jurgalski de 8000ers.com en su estudio de 2019, de las 44 personas que figuran en la lista completa de los catorceochomilistas, solamente seis habrían acreditado que pisaron la cima del Manaslu. Por el momento quedan aun 9 catorceochomilistas de los que no poseen datos ni fotografías. The Himalayan Database ya ha dicho que a partir de 2022 dará como única cima válida a la verdadera, tras la demostración de Mingma G Sherpa y su equipo de que alcanzar la cima es posible aunque haya mucha nieve en la montaña (habitual en otoño). Algunos, piensan que deberían ser valientes y desposeer de esta cumbre a los más de mil trescientos montañeros que se han dado la vuelta en la arista que lleva a la cima antes de la misma. 

En todo este asunto llama la atención el caso de Edurne Pasaban, oficialmente la primera mujer en conquistar los catorce ochomiles. La tolosarra fue muy activa en intentar demostrar que la alpinista coreana Miss Oh, su más inmediata rival en la carrera por los catorce, no había alcanzado la cima del Kangchenjunga un año antes de completar los catorce, como así lo demuestran sus declaraciones a los medios durante el año 2010, así como  el increíble artículo de Dario Rodriguez en la revista Desnivel número 291, de octubre de 2010. También, se mostraba incisiva con los italianos que el día anterior a su ataque a cima en el Manaslu en octubre de 2008 habían subido hasta la arista, corrigiendo en el documental de "Al Filo de lo Imposible" al mismísimo Mikel Zabalza en el Campo 3, que decía que sí habían hecho cima,  al asegurar que <<no, es que no han hecho cumbre>>. Es decir ella y su potente equipo sabían en 2008 que el tramo final se las traía. <<Estamos en otoño y al estar en esta estación del año vemos que hay mucha nieve. Dos grupos más valientes que nosotros han intentado abrir huella hasta la cumbre pero se han quedado en la arista cimera. Nosotros somos la tercera oleada que vamos a por la cumbre>>. Edurne había viajado al Manaslu con un extraordinario equipo de "Al Filo"con nombres como Esther Sabadell, Mikel Zabalza, Ferrán Latorre, Alex Txikon, Juanjo Garra y Asier Izagirre. Ninguno de ellos pisó el punto más alto, como así lo demuestran las imágenes del documental de "Al Filo". Para más inri, en el documental alguien dice en el collado previo a la arista <<estamos en la cumbre, incluso hemos hecho la cumbre principal, la travesía que ayer hicieron los italianos>>. 


Edurne y Asier al principio de la arista final del Manaslu.
No llegarán ni a la penúltima antecima (C2).


Asier hace reunión en un pináculo característico antes de Shelf2, un lugar muy usado falsamente como cumbre de la montaña. Otra antecima, una brecha y la cima principal estarían detrás sin aparecer en el plano.


Asier y Edurne en Shelf2. Aquí gritarán cima y levantarán los brazos. 

 El 6 de mayo de 2009 Miss Oh dijo coronar la cima del Kangchenjunga en compañía de tres sherpas, Dawa Ongju, Pema Chering y Nurbu Sherpa. Pues bien, en uno de los artículos más extraños de la excelente revista Desnivel que se recuerden (número 291 de octubre de 2010), Dario Rodriguez acude en dos ocasiones a Kathmandu como detective, para intentar contactar con los sherpas de la coreana, la segunda vez con material de espionaje, y demostrar con el testimonio de estos que Miss Oh no había pisado la cima del Kanchen. En las dos ocasiones le acompaña Edurne en las pesquisas. El asunto es rocambolesco y se convierte en una larga telenovela con correos y entrevistas entrelazadas entre Miss Oh, el sherpa Nurbu, Miss Hawley de The Himalaya Database, Edurne y Dario. La archifamosa registradora de ascensiones Miss Hawley acabará recriminando su actitud, y Edurne acabará ofreciendo trabajo a Nurbu, con miedo a perder su trabajo en la agencia de dueño coreano donde trabaja, en la agencia de Trekking de Nepal con la que trabaja ella para que le cuente que Miss Oh no llegó a cima en el Kangchenjunga.

Finalmente será la propia televisión coreana SBS la que dirá que Miss Oh no llegó a la cima de la tercera montaña más alta del planeta, arrastrando a la Federación Coreana de Alpinismo a decir lo mismo, sin embargo el Club Alpino Coreano respaldará a la himalayista. Las dudas a su ascensión nacen de la aparición de la bandera de la universidad donde estudió Miss Oh y que portaba el día de cumbre, 50 metros por debajo de la cima, un poco por encima de un característico rápel de 5 metros. 

¡Qué artículo! ¡Madre mía!

Número 291 de la revista Desnivel...


1 comentario: