sábado, 17 de febrero de 2018

Carta a la Fuga Trail.

El problema con el mundo es que los estúpidos están seguros de todo y los inteligentes están llenos de dudas.
-Bertrand Russell


La otra noche me fui a la cama preocupado. La noticia de que el emblema y el nombre del Ejército de Tierra aparecian en el cartel de La Fuga Trail me dejó muy mal cuerpo. Se que como organización, buena parte de ella, no habeis actuado de mala fe y que entre otras cosas os habeis movido por cariño hacia la causa. Pero, hoy, hace un rato, habeis decidido suspenderla porque el lio ha sido mayúsculo y lo que me ha dejado de piedra han sido algunas declaraciones oficiales vuestras.

En 2015 publiqué en este blog mi primer post sobre el Fuerte de Ezkaba y su historia negra, creo que hasta manifesté mi intención de hacer algún día el recorrido, a pie en modo trail,  que hicieron los tres fugados del 38 que encontraron la libertad al otro lado de los Pirineos. En aquella fuga del 38 fueron asesinadas más de 200 personas en el atentado más cruento en la historia reciente de Navarra. En octubre del año pasado presentasteis la carrera y aunque hubo críticas al caracter competitivo y lucrativo de la prueba, muchos mostramos confianza. En verdad yo aun conservaba cierta confianza hasta conocer esta semana la versión de las asociaciones de los fugados y la de varios familiares de las victimas. Siempre creí que habia mucha comunicación entre asociaciones y organización, y por ello siempre creí que todo era parte de ese proceso de NORMALIZACIÓN que habeis declarado. Pero ha quedado de manifiesto que no ha habido sintonía. Para un proceso de normalización ha de haber un reconocimiento de los hechos, un perdón y una reparación. Justo lo que se pide para otras violencias. ¿Porqué no en esta? En La Fuga Trail han faltado algunos de estos pasos. Que aparezca de golpe y porrazo el nombre de los medios de comunicación que han omitido los asesinatos del 38, o el nombre de quienes apretaron los gatillos y llenó el monte de fosas y muertos, es muy violento. La gente quiere reconocimiento, perdón y reparación, y luego quizá podamos hablar de hacer una carrera.

La Onu recuerda a España cada año que hace falta un plan de recuperación de personas desaparecidas en fosas, simas y cunetas. También la suspende en materia de derechos fundamentales cada cuatro años. España gasta más dinero en recuperar huesos de homínidos de hace miles de años que los huesos del padre, hermano o abuelo del vecino... y esto es indecente aunque vivimos en una sociedad anestesiada. Se ha hablado de cordialidad en el deporte, pero no se puede ser cordial con quien aun no ha movido un dedo por recuperar a los muertos, o ha ninguneado a las propias asociaciones por la recuperación de cuerpos, de la memoria y la dignidad. Seamos coherentes. Faltan muchos pasos aun.

Respecto a las diferentes declaraciones acerca de que el ejército y las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado han cambiado solo decir lo siguiente; yo no olvido Iraq, la playa de Tarajal, Mikel Zabalza, el 1 de octubre en Catalunya y tantos y tantos hechos. Y si recordar la miserable y triste sociedad en la que vivimos con abusos e injusticias diarias es mostrarse hostil o mostrar odio, como he leído, esto ya es el colmo. Quizá dentro de unos años cuando se hayan hecho todos los pasos de reparación y memoria, quizá entonces se pueda celebrar la Fuga Trail.

Gora Nafarroa!
Viva Navarra!





12 comentarios:

  1. Parece que la gestión de este asunto ha sido hecha desde la precipitación, cuando menos. Supongo que todo ha sido hecho, también, bienintencionadamente. Pero, abogando en primer lugar por la, como dices, esperada normalización verdaderamente democrática, que nos permita mirar al pasado y al presente desde la decencia y honestidad, me pregunto por qué tenemos que organizar otra y enésima carrera de montaña, teniendo en cuenta la inflación de eventos de este tipo que ya soportan nuestras montañas. Sinceramente, como montañero maduro y que ha disfrutado y disfruta de la Montaña a través de diversas actividades, me alegro de la suspensión de esta carrera. Creo que no todos los caminos, o lugares deben ser pasto de la competición, y más en este caso dados los tristísimos hechos que tuvieron lugar aquí. Esta ruta debiera hacerse caminando o corriendo, si quieres, pero sin masificaciones que, al fin y al cabo, dificultan la reflexión.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Se han escrito y se escribirán libros, se han hecho pelis, obras de teatro, comics, drama y comedias. Pero no se puede organizar una carrera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre podrás realizar esta ruta corriendo. Eso no lo impide nadie. Otra cosa es organizar otra carrera de montaña en un lugar con una historia tan triste. Por una parte, no creo que necesitemos otra cita competitiva de este tipo. Las hay a porrillo que se decía antes. Y en segundo lugar, estos eventos en los que hay patrocinios, publicidad, etc. etc. acaban por representar sólo eso, la competición, la lucha contra el cronómetro. Todo esto es muy loable en sí mismo, pero creo que el espíritu que hay detrás, acaba por soslayar o condenar al olvido otros aspectos tanto o más importantes como la defensa de la memoria y el paisaje, por ejemplo....

      Eliminar
    2. Pues precisamente una carrera fue lo que tuvieron que hacer los que se fugaron, escapando, huyendo. No comparto tu opinión, era una buena idea, para homenajear a aquellos asesinados y fugados, salir corriendo de alli e intentar cruzar la muga lo antes posible. Pocas cosas se me ocurren mas fieles a lo que paso.

      Eliminar
  3. Pero, ¡nadie habla de que no se haga corriendo!, ¡sólo faltaría! Qué cojones pinta todo el aparato publicitario habitual de estas carreras, al lado de el penal de Ezkaba, o las fosas comunes que hay por ahí. A la inmensa mayoría del personal que participa en estos asuntos, sólo le importa la marca del cronómetro, algo que respeto, eh.....

    ResponderEliminar
  4. Lo que no termino de entender yo es qué interés tiene el Ejército en que aparezca su logotipo en el cartel anunciador de una prueba deportiva que tiene una carga de memoria histórica tan potente (y que ha sido publicitada en este sentido por activa y por pasiva, de manera que no hay error posible). ¿Es arriesgado sugerir que eso es un gesto de normalización, de reconocimiento (aunque evidentemente no tenga nada que ver el Ejército actual con el de hace medio siglo)? La organización decide iniciar la carrera en el interior del fuerte. El fuerte es terreno militar. Hay que pedir permiso. El permiso se concede. Es un trámite necesario, de sentido común. ¿En qué momento se convierte eso en un insulto a las familias de quienes estuvieron presos en Ezkaba? Son ganas de sacar los pies del tiesto, de exagerar y de echar a perder todo el trabajo que se había hecho (sensibilización, difusión, etc.).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es que hay debate. Estamentos internacionales piden la normalización y lo que ello conlleva: Reconocimiento, reparación... Yo, con este post y algún escrito en Facebook he intentado ponerme del lado de quienes se han ofendido, y poseo empatía hacia ellos. Imaginad a un familiar que lleva décadas buscando el paradero de sus seres queridos asesinados y enterrados o arrojados a una sima (en la de ardaitz se encontraron a dos fugados), sin colaboración ni ayuda desde el estado. De pronto un día nace una carrera en la que colaboran medios que siempre han ninguneado a estas víctimas y parte de ese estado sin un reconocimiento ni acto de reparación previo.... Yo los entiendo. Por otro lado las críticas van en la dirección de los colaboradores. No de la organización del Trail, en ella hay personas con mucho valor

      Eliminar
  5. Sin conocer a lxs organizadorxs, no dudo de su buena intención. Pero como familia afectada: se me enrojecen los ojos con los patrocinadores, me confunde "el circo" que supone un evento deportivo de esa índole y cuando menos me parece que ha faltado "delicadeza" con el dolor.
    Estoy seguro que pese a las buenas intenciones, no hay solidaridad con la mirada y las necesidades de lxs perjudicadxs. Y es otra más y con los mismos.

    ResponderEliminar
  6. Creo que podrias comenzar dando pasos, sin esperar nada de la otra parte. Asi se avanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se han dado mil pasos todos estos años: libros, escritos, charlas, desenterramiento de seres queridos, documentales, una GR etc... No se puede tener empatia con aquellos que se han disgustado? Me han llegado a decir que aquí la gente se hace enseguida la ofendida. Como está el patio!

      Eliminar
  7. Hay lugares más o menos cargados de simbolismo, más o menos sagrados. Las primeras ascensiones al Kangchenjunga acabaron algunos metros antes de la cima, dado que era sagrada para los habitantes de Sikkim. No quiero ni saber que ocurre hoy en día... Esa foto años 60 o 70, en la que Fred Beckey y un amigo, ambos pertrechados con los aparejos propios de la escalada en roca, sujetan con las manos un cartel que dice: "absolutely no rock climbing"; de fondo el desierto norteamericano... No deja de resultar simpática en tanto aparenta ser una gamberrada contra la autoridad, pero quizá aquella prohibición tuviera que ver con las creencias de los habitantes de esas tierras, los indios. Cuando estuve en USA, el TOTEM POLE no se podía escalar. Hay gente con mayor o menor sensibilidad ante la vida. La hay cuyo afán de protagonismo, más o menos bienintencionado, le lleva a cometer torpezas públicamente. Hay personas que confunden las fugas de EL LUTE, por poner un ejemplo "simpático", con la fuga del penal Alfonso XIII, cuyos protagonistas fueron masacrados durante la propia estancia y al ser capturados. Imaginen que alguien pretende organizar una carrera recordando antiguos intentos de fuga, si es que los hubo, de Auschwitz. Otras personas creen que el mundo rural, "el campo", necesita de sus desvelos para salir adelante, organizando carreras de montaña, trails mejor dicho, que en english queda beri guel... Los valores del deporte son en apariencia loables, pero creo que no son tan universales como pueda parecer. Ser deportista, incluso de élite, y ser imbécil no es incompatible. Las carreras de montaña, auténtica "peste" en cuanto a sobreabundancia de citas, acaban muchas veces por convertirse en un puto circo publicitario y demás. Eso por no hablar del impacto ambiental que conllevan.

    ResponderEliminar
  8. En Euskadi sin ir más lejos, se están aplicando protocolos para contener los desaguisados que acarrean estas citas deportivas. Por otro lado, la presencia del ejército español entre los colaboradores resulta rocambolesca cuando menos. Aunque este no es exactamente aquel que se levantó en armas contra un gobierno elegido democráticamente, y en Navarra masacró a más de 3000 personas por "la puta cara", los continuos escándalos de índole machista, corrupción económica, o ideológicos, hacen especialmente necesario mirar con más sensatez con quien se va uno de viaje....

    ResponderEliminar