jueves, 25 de septiembre de 2014

Abrigo de Osoleze y Cueva de Akelar.

Estructuras de esporas en el helecho Culantrillo (Asplenium trichomanes)

               -A ver forajido, ¿dónde te metes?
               -Asier, estoy en Irurtzun. Como no apareciste por la mañana estuve haciendo el recado ese en Altsasu y aprovechando el viaje acabo de visitar el Abrigo de Osoleze, que es muy, muy bonito.
               -Puto Pau, ya siento lo de esta mañana, es que la entrevista y los psicotécnicos se han alargado y no he podido quedar a la hora que quedamos. ¡Vente a recogerme a Pamplona y hacemos Akelar!
               -¿Qué? Y una mierda, yo no soy tu taxista.
               -Si quieres le pido el coche a mi viejo...
               -Buuuuf, no me apetece verte la cara, ya sabes que no me gusta que me dejen plantado.
               -Ven a Pamplona, come tranquilo y a las cuatro y media te voy a buscar.
               -Vale.

Abrigo de Osoleze
Junto al kilómetro 22,8 de la carretera entre Lizarraga y Estella, en la cara sur de Andía, hay una hondonada de hayas, arces y espinos que asciende en orientación Oeste-Este que atesora en su ladera meridional una dolina fantástica repleta de vegetación, con una cueva de 10x5 metros y un ventanuco a su derecha algunos metros por encima. Dentro, el techo de la cavidad es muy alto y un gran arco de piedra separa el acceso del ventanuco del acceso principal. La cueva continúa a través de una diaclasa (grieta) cuyo techo pierde altura hasta llegar al final de la cavidad, a 50m +/- desde la entrada. Destacar en Osoleze una pequeña galería que parte a mitad de cavidad en dirección sur, y que por lo visto posee un pozo de 20 metros equipado tras atravesar una estrechez.

Pedo de lobo.


Manzanilla.


Hayas trasmochadas gigantes.

Antiguos refugios en Andía.

Mandíbula de yegua.

Abrigo de Cutos.

Boca principal de Osoleze.

Roca caliza tapizada de líquen para dar la bienvenida.

Bonita y curiosa cavidad de la Sierra de Andía.

Lugar de musgos.

Arco de roca.

Luz que penetra en el interior.

Geranios de San Roberto.

Repisas en la Torca de entrada.

Saxifraga hirsuta o también llamada Quebrantapiedras...

Bonita dolina o Torca.

Tiempo de Setas.

Cardos rosáceos.

Muros que delimitan términos municipales en Andía...


Cueva de Akelar
A las afueras de Alli, un pueblo del Valle de Larraún de 35 habitantes a 35 kilómetros de Pamplona (sale a habitante por kilómetro), hayamos en Navarra una de las cavidades con nombre diabólico-fantástico más famosas, porque Akelar o Akelarre (campo del cabrón) es el lugar de reunión de brujas y de brujos por antonomasia. Hasta hace pocos años los dos accesos a esta cueva, una sima y una boca, permanecían abiertos completamente hasta que en 1994 sellaron la sima y cerraron la boca. Actualmente la Sima de 12 metros, y que en su día se utilizó como basurero, sigue cerrada a cal y canto, por contra la boca del campo tiene la puerta de metal abierta y no hay carteles que prohíban el paso.

         La Cueva de Akelar es una cavidad de casi medio kilómetro de desarrollo horizontal que desciende únicamente 50 metros de desnivel. En su interior podemos encontrar formaciones de gran belleza que imitan las llamas del infierno, domos y banderas que imitan a personajes de un Akelarre, gourgs que parecen bañeras de lamias, y salas de un tamaño considerable que harán las delicias de cualquier espeleólogo. ¡Ojo con perder el camino en estas salas! De hecho, actualmente hay hilo guía en su interior. Otra característica fabulosa de esta cueva de Alli es su actividad hídrica, con barro a raudales a partir de una gatera a dos tercios de recorrido de la entrada. Si no te gusta la Nocilla o ni siquiera la Nutela, Akelar no es tu sitio. Y ya lo avisa la guía "Cuevas y Cañones en Navarra. Ediciones Sua 1991" cuando dice eso de "Si no queremos mancharnos excesivamente, se puede hacer el recorrido hasta la gatera".


Entrada abierta.

Estíbulo de grandes dimensiones.

Sima del basurero desde el interior.

Asier.

Primera galería muy fotogénica.

Bonitos techos.

Oscuridad atrayente. 

Una curva de la galería te lleva a descubrir un nuevo rincón.

Hilo-Guía.

Rincones flipantes.

Bonita Sala.

Destrepes resbaladizos.

Asier ve la cabeza del diablo en este espeleotema.

...

"Lo veo muy negro"

Iluminación artificial.

Posando.


Enmarranándonos.

En casa hoy nos riñen.

...

No hay comentarios:

Publicar un comentario