jueves, 2 de octubre de 2014

Onddo Beltza y el Acotado de Aezkoa.

En euskera: Onddo Beltza.

Existe en nuestros bosques del Pirineo Navarro una seta ( "cuerpo fructífero de un hongo" en el sentido estricto de la palabra) tan famosa, y de sabores y olores tan agradables y perfumados, que a muchos se les hace la boca agua en cuanto oyen pronunciar su nombre... de hecho, y no es ficción, conozco personas que han perdido el sentido en cuanto ha llegado a sus oídos la noticia de un nuevo brote fructífero de este hongo en nuestros hayedos, porque recolectarlo y después comerlo está más de moda que nunca, y tanto es así que los últimos veranos se han llenado nuestros bosques de innumerables recogedores de setas en verano y otoño, a imitación (lo digo de broma, que conste) de la fiebre que hubo hace 10-15 años por la recolección de Monguis (Psilocybe semilanceata) en nuestros pastizales del norte...

            El Onddo Beltza, Boleto negro, o Bolet bronzé en francés, es el Rey indiscutible del Reino Fungi en el norte de Navarra a finales de Verano y principios de Otoño. Su nombre científico, Boletus aereus, hace referencia al color cobrizo de su sombrero, un color que lo hace camuflarse entre las hojas secas del suelo en bosques de hoja caduca, que es donde crece el fruto de este hongo, el cual vive en asociación con las raíces de los árboles y las plantas. Para su identificación es importante fijarse en su cutícula (su piel) seca y separable de color marrón-bronce, a veces incluso negra. El sombrero de esta seta posee un diámetro variable que generalmente no excede de 20 cm, aunque hay excepciones de hasta 35cm... La esporada posee unos poros prietos y redondos que van de un color blanco a un color verdoso pasando por el amarillo. El pie de este Boleto es una de sus partes que más llaman la atención al ser grueso y muy sólido, y con una carne blanquecina en su interior de lo más apetecible visualmente. Y aunque lo podemos encontrar principalmente en hayedos, también lo podemos hallar en robledales y encinares. (Continúa)

           
Poros prietos y verdosos...

Carne blanquecina en su pie.

Y en relación al Onddo Beltza y su aprovechamiento, las últimas semanas hemos conocido la noticia de que el Valle de Aezkoa ha promovido con buen criterio, y ha sido aprobada posteriormente, una Ordenanza del Aprovechamiento de los Productos Naturales en el Monte Aezkoa, su comunal al norte, el que aglutina parte de los bosques de Irati, Azpegi-Txangoa y Nabala, y que afecta obviamente a esta especie. De esta manera Aezkoa se convierte en una más de las catorce zonas acotadas hasta la fecha que hay en la Comunidad Foral de Navarra. Otras entidades locales que ya lo habían hecho los últimos años habían sido Ultzama, Castillonuevo o Garralda entre otras, y fuera de nuestras fronteras eran famosos los casos de Soria y Burgos entre otros territorios. 

            Hay que recalcar la problemática que ha supuesto el aumento ingente de recogedores de setas en los bosques de Salazar y Aezkoa los últimos años, y la búsqueda de soluciones para ello ha llevado a las Juntas de ambos valles ha tomar decisiones como esta que nos afecta, que es la creación de Acotados de Productos Naturales para regular este tipo de aprovechamiento (Salazar 2012, aezkoa 2014). En una sociedad donde casi todo está regulado, sobre todo en las ciudades, crecen los casos de términos municipales donde sus respectivos propietarios municipales deciden acotar y poner regulación a una actividad que se había "salido de madre" los últimos tiempos, con recogida de setas abusiva y sin control. ¿Son las setas de todos? ¿El Monte es de todos? ¿Puedo hacer lo que me venga en gana en el monte? A las preguntas formuladas: Nooooo. Rotundamente No. 

            El Monte en la Comunidad Foral de Navarra está formado por Montes Públicos, Montes Privados y Montes Protegidos, y en todos ellos todo o casi todo Aprovechamiento está regulado. Es decir, aquellas actividades  relacionadas con pistas forestales, deporte, pastizales, madera o leña, manejo de ganado,  agricultura,  o pesca y caza entre otras decenas de ejemplos, ESTÁN REGULADAS. ¿Porqué iba a ser menos el Mundo delicado (todo sea dicho) de las Setas y los Productos Naturales? De aquí y otros problemas nació la figura de los Acotados y su regulación. 

Y el Acotado de Aezkoa reúne entre otras, las siguientes características:

a)Ámbito: Monte Aezkoa (Monte de Utilidad Pública)
b)PROHIBICIÓN DE RECOLECCIÓN DE PRODUCTOS NATURALES SIN LA AUTORIZACIÓN DE LA JUNTA DEL VALLE.
c)Dos tipos de tarjetas; anual (90 €) y diaria (8€).
d)8 kg de Productos Naturales/día. max.
e)Autorizaciones especiales para vecinos.
f)La Autorización/Tarjetas permite la libre circulación por algunas pistas cerradas al tráfico hasta unos determinados puntos.
g)Normas:
       -No recolectar por la noche.
       -No utilizar rastrillos.
       -Usar Cestas y no Bolsas de Plástico.
       -Respetar ejemplares pasados.
       -No se pueden recoger setas con un diámetro de sombrero menos a 4cm. En el caso de la Senderuela, Zizahori y Trompeta de los Muertos, con un diámetro menor a los 2cm.
        -No se puede aparcar obstaculizando la circulación de las pistas.
        -Está prohibido arrancar o cortar ramas y zarzas para la recolección de bayas o frutos.
h)Las infracciones de esta Ordenanza se sancionarán con multas de hasta 300€.

 Tengamos respeto por aquellos pueblos a los que viajamos o nos movemos. Respetemos sus normas de aprovechamiento y de conservación del Medio. Si viajas a otros países ¿vas a ir en contra de, y vulnerar sus leyes y costumbres? ¿Y su territorio? Tomemos nota.

El Monte Aezkoa y sus varias miles de Has estuvieron en manos del Estado entre 1784-1982. Finalmente los aezkoanos recuperaron lo que era suyo desde el s.XIII. Respetemos pues sus normas para que permanezca en buen estado.
(Foto Aezkoa.net)


Cutícula color bronce o casi negro.

Pies gruesos y robustos...
Monte Aezkoa.

Trofeo culinario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario