jueves, 3 de julio de 2014

El Barranco de Siresa

Aproximación por la pista de Reclusa (opción de cogerla desde el pueblo de Siresa a través de un sendero)

El Barranco de Siresa es una buena oportunidad de adentrarse en el mundo del barranquismo porque no es un descenso difícil, abundan los escapes al estilo jabalí, y porque tiene toboganes divertidísimos que harán las delicias de casi todo el mundo. La pena, nuestra pena, olvidarnos la cámara de fotos en casa. "¿Qué hacemos Asier?" "Habrá que usar la cámara del teléfono móvil" "Mierda, lo tengo sin batería", "Te vas a perder un repor pal blog de puta madre", "Buscaré en google y pondré las mejores fotos que encuentre, el protagonismo también lo tienen que tener otros en Montañas de Camille", "Eres un flipao", "Por algo me apellido Pau, Fli-Pau".

       La aproximación a pie desde Siresa Pueblo, 3 kilómetros y 175m+, es un regalo para todos los sentidos si te gustan los rincones rurales y sosegados. En la Calle Reclusa de Siresa cuatro vecinos mayores y con las arrugas del paso del tiempo en sus caras, toman la fresca a la sombra de unos arbolitos, más adelante veo a un gato que permanece inmóvil tras unas gramíneas a la espera de una buena caza, una vez en la pista que se adentra en la vertiente sur de los Alanos atravesamos una llanura muy bonita donde hay asentadas algunas bordas con encanto, y en un santiamén llegamos al desvío que nos ayuda a bajar a cruzar el lecho del río, abarrotado de grava y cantos rodados calientes al sol. "Para evitar el primer tramo, en el que solo hay que andar, podemos caminar por unos campos en la otra orilla", me dice Asier. Y así, poco a poco, llegamos al primer resalte donde nos equipamos con los neoprenos.

     El Barranco de Siresa destaca por su primer y fotogénico rápel a través de un canalón con marmita y mini-cueva antes de la base, y por sus dos toboganes de salida (en el primero de ellos hay que rapelar hasta la mitad, y el segundo tiene una mini-marmita súper bonita en la que sentarse y dejarse escurrir).

     El Mundo del Barranquismo es una manera amena y placentera de familiarizarse con términos como "salto a lo cuchareta", "mochila con desagües", "bote estanco", "tobogán", "marmita" o "rápel en cascada". Asier flipa de lo lindo en estos lugares, y aunque algunos los veamos como un lugar fácil donde hacerse un esguince o cosas peores, no nos extraña que enganche tanto. Para muchos, una bonita forma de hacer descanso activo.

Foto del Blog "Urienirisarri".

Foto del Blog "Urienirisarri"

Foto del Blog "Acerando el largo"

www.barranquismo.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario