miércoles, 11 de noviembre de 2015

Ferrata de Articalena 2011

Selfie en la base.
Junto al cruce de valles de Guarrinza, en el límite norte del Bosque de Oza y bajo la atenta mirada de montañas como el Castillo de Achert, Mallo Cristian o Chipeta Alto, se construyó hace poco menos de cinco años una vía ferrata sobre la vertiente sur de la Peña de Articalena. Esta línea de trepada se desarrolla sobre una caliza de gran calidad, en el visible cortado de la orilla derecha del valle antes del precioso rincón de Guarrinza.


         Para acometer esta ferrata oscense de baja dificultad hay que atravesar el curso del río Aragón-Subordán por el puentecito de Guarrinza, y descender por la orilla derecha cuatrocientos metros hasta el panel que indica el inicio. En 2011, tras una pateada por el macizo de Larralla (2142m), me animé a conocer esta nueva línea, y tengo que reconocer que me desilusionó un poquito porque tras el primer tramo de grapas, pierde verticalidad de manera pasmosa. Aun así el rincón es alucinante en cuanto a majestuosidad y belleza. ¿Lo mejor de esta ferrata? Coronar una montañita de caliza y enamorarse de la visión en 360º desde su cima; al oeste, norte y este un montón de dosmiles, y al sur la selva de abetos y hayas de Oza... Bonito y muy recomendable para traer aquí a personas no muy familiarizadas con el montañismo vertical. Ideal para iniciarse.


Croquis del panel informativo de la vía ferrata.




No hay comentarios:

Publicar un comentario