domingo, 16 de julio de 2017

Torla-Monte Perdido-Torla

5 y media de la mañana en Torla.

Subir y bajar de Monte Perdido (3355m) desde Torla es uno de los trazados pirenaicos con más historia en el mundo del trail. En los años 2001 y 2002 había colgado en el Refugio de Goriz un recorte de prensa sobre un chico oscense que había coronado Monte Perdido desde Torla y regresado en 6 horas y 52 minutos. En 2003, Joan María Vendrell, guarda de Goriz que yo personalmente conocí en diciembre de 2002, rebajaría el récord hasta las 6 horas y 5 minutos con asistencia externa. Samuel Sanchez de Sabiñanigo marcaría un nuevo récord poco después, dejándolo en 5 horas y 29 minutos. Después, los siguientes años, llegarían los tiempazos de corredores vascos como Iker Karrera (con ayuda externa) y Txus Romón, que bajarían de las 5 horas, y el año pasado Aritz Egea, actual lider de la Copa del Mundo de Sky marcaría el estratosférico tiempo de 4 horas y 24 minutos (!!!). Aritz realizará la proeza recorriendo la parte final de la ascensión por la directa vía de las Escaleras, y tanto la salida como la llegada a Torla las realizará por la carretera. Como curiosidad, es la propia Guardia Civil de Torla quien oficializa el récord entregando al pretendiente una figurita o banderita con la que sacarse la foto en la cima para demostrar haber estado en la misma.

           Obviamente, la elección de una u otra variante en el recorrido puede marcar la diferencia: En los últimos récords no se ha utilizado la Escupidera en el ascenso y sí en el descenso, y viendo el estado escombroso de la misma en cuanto se retira la nieve parece muy acertado. También, ascender por la Vía de la escaleras te ahorra casi dos kilómetros. Por otro lado, aprovechar los innumerables alcorces del camino entre Cola de caballo y la Pradera te puede hacer arañar varios cientos de metros. Eso sin hablar de la carretera a la Pradera, preferencia entre los galgos del trail para evitar el sendero de Turieto últimamente.

           Con toda esta historia alrededor de este trazado, me resultaba tentador entrenar en el mismo de cara al Trail de Valle de Tena 4k de finales de agosto. Eso sí, me apetecía hacerlo todo por sendero y subiendo y bajando por la Escupidera. ¡Qué excitante! Así que hoy a las 5h30 de la mañana arrancaba contento desde Torla bajando al río y tomando los primeros metros del sendero de Turieto a la luz del frontal. En 49 minutos aterrizaré en la Pradera en el momento que el primer bus del día descarga los primeros visitantes. Tres de ellos arrancan corriendo como yo: Una chica con cierto parecido a Anna Frost y piernas muy ligeras sale escopeteada pero se detiene en cuanto empiezan las primeras cuestas. También hay un chico que viste una camiseta de Navarra con el que cruzo alguna palabra antes de que se vaya hacia adelante con mucha fuerza, se dirige al Perdido (me dirá que subir y bajar del Perdido desde la Pradera por la Escupidera son 32 kilómetros, y pienso "jodo, mi GPS me ha marcado 7 kilómetros desde Torla a la Pradera, osea que me van a salir 46 o así"), y un simpático gipuzkoano, que también va al Perdido, que lleva ocho días de vacaciones con la familia, que se escapa a subir montañas al estilo trail para volver pronto, ¡bendito deporte! Mikel, así se llama el tío, me hará compañía por las Gradas de Soaso y la Cola de Caballo, y sufriremos un pequeño tapón en la Clavijas de Soaso al cruzarnos con los primeros que bajan de Goriz. En el refugio miro el reloj y veo que me ha costado subir desde Torla 2 horas y media al tran-tran, con buena compañía y charlando el último tramo. A partir de aquí cada uno va a su ritmo, concentrado en la respiración y en el esfuerzo. En todo momento puedo ver al de la cami de Navarra por delante, y Mikel hace lo mismo conmigo. Adelantamos a un montón de gente hasta el Lago Helado, y el ascenso por la Escupidera es un suplicio. Es curioso, en cuanto he llegado a casa hoy Ainara me ha dicho que los guardas de Goriz ya lo habían avisado estos días pasados; la Escupidera esta intratable, mejor llevar bastones. En hora y veinticinco minutos desde Goriz llego a la cima de Monte Perdido y por unos segundos me deleito con las vistas. Hay un montón de gente. El chico de la cami de Navarra, que ha llegado algunos minutos antes que yo, me dice que tome el bus de vuelta en la Pradera, y le digo que ni de coña, me saca un par de fotos con mi móvil y se pone a bajar rápido porque le espera la novia, me dice. Otro que aprovecha la rapidez del trail para hacer conciliación familiar. 

          En los primeros metros del descenso me tiro como en una chirristra por el pequeño nevero que baja al colladito antes de la Escupidera. Aquí me cruzo con Mikel, al que le deseo lo mejor y le apremio para que me coja en el descenso; voy a ir tranquilo, quiero llegar con bien a Torla. De esta manera, parando a coger agua, y yendo poco a poco, pongo mis pies en la Cola de Caballo una hora y cuarto después; eso es lo que me cuesta descender los 1500 metros de diferencia con la cima, y me viene a la cabeza el descenso de Collarada en 2014 (2000 metros en 1 hora y con ostión de por medio). Queda quizá el peor tramo, que es cruzarse con manadas de turistas mientras corro a trote cochinero hasta la Pradera. En varios llanos me echo a andar para mandar algún watsapp para decir a los más cercanos que estoy bien. Más adelante, en el sendero de Turieto, me acerco al río y me mojo un poco las piernas. En este tramo disfruto con las vistas a las cascadas y a los increíbles paredones del Tozal de Mallo y la Fracuata. Me vienen a la memoria actividades y momentos vividos entre estos paredones, y valles, como la Faja de las Flores, la Graganta de los Navarros o el vertiginoso Salto del Carpín. Por fin Torla aparece tras una curva. Para llegar al pueblo hay que ascender por una buena cuesta por un precioso camino antiguo. Al final me da un poco pena haber acabado. En total 7h20´para 47 kilómetros y 2500m+. Tiempos de paso:

La Pradera 49´
Cola de Caballo 1h 57´
Goriz 2h 29´
Monte Perdido 3h 57´
Cola de caballo 5h 15´
La Pradera 6h 25´
Torla 7h 20´



-Detroit Rock City" de Kiss (1976)


Magia de Ordesa al amanecer.

Cola de caballo dos horas después de la salida.


Mikel en las clavijas de Soaso.


El Lago Helado.

Cima de Monte Perdido tras 3 horas y 56 minutos de esfuerzo.

Tozal de Mallo en el descenso.



1 comentario: