lunes, 26 de octubre de 2015

Cresta Integral del Anboto

Hacia el Anboto.

Anboto es una de las montañas más famosas y mitológicas de la montaña vasca, morada de la diosa Mari entre otras cosas, y por ello Ainara se moría de ganas por ascenderla. En el curriculum montañero de mi chica figuraban hasta la semana pasada cimas de Euskadi como Gorbea, Aizkorri o Peñas de Aia, y tenía como cimas pendientes Txindoki o Udalatx, y el propio Anboto. Entonces le dije; "las ascenderas Ainara, pero trepando o escalando conmigo, por rutas que yo no haya hecho". Y así hemos empezado a hacerlo; primera estación "La Integral de Anboto", la cresta madre de todas las crestas de Euskadi con 3600 metros de recorrido y varios pasos de II grado. Para realizarla ascendemos desde Atxarte por el collado de Artola a la cima de Alluitz, inicio de esta serpenteante travesía. 


             El Alluitz es uno de los varios colosos calizos que conforman el Parque Natural de Urkiola, un rincón de nuestras montañas de altitud baja y paisajes propios de alta montaña... como un trocito de Picos de Europa. El primer tramo de la cresta es el más famoso y el más aéreo; en él encontramos el "Paso del Diablo" o Infernuko Zubia, una brecha en la montaña que es uno de los puntos negros del montañismo vasco porque en él se han matado varias personas, y no es para menos; la cresta se estrecha y presenta un paso a caballo, que puede atravesarse poniendo las manos en el borde y los pies en la vertiente norte. Para los menos atrevidos se puede bordear el paso por un sendero expuesto en esta última vertiente. Cuidado si está mojado el terreno, hay nieve o sopla el viento; el tortazo es mortal de necesidad en caso de resbalón. Los hay que proponen, cada vez que hay un accidente, colocar un pasamanos en esta brecha de Bizkaia. A continuación la cresta se vuelve más sencilla pero sus tramos herbosos y verticales pueden desanimar a algunos. A un lado dejamos la canal de Urkulu y coronamos varias cimas como Zorrotza, Gaintza o Larrano Punta antes del respiro que presentan las campas de Larrano y su ermita de Sta. Barbara, posible lugar de escape. 

              La segunda parte de la cresta me sorprenderá gratamente; entre la proa rocosa de Kurutzeta y la pirámide de Anboto hay varios pasitos divertidos de II grado. Así, subiendo a Elgoin hay un murito atravesado por una estética grieta que hará que usemos las manos, y en las brechas próximas a Saitzen Puntia escalaremos placas y chimeneas de gran belleza, con vistas de infarto hacia la arista NE del Anboto y el mítico gendarme de roca llamado Frailea (para otra escalada). Por fin en la cima de Anboto Ainara respira aliviada porque se le ha hecho larga la arista de casi cuatro kilómetros, y no es para menos, la verdad: Bonita sobredosis de trepada. En la cima, la sorgiña más sorgiña de las sorgiñas se siente como en casa... Gran actividad, un clásico muy recomendable.

Otras actividades desde Atxarte:

Untzillatz y Urrestei dominan Atxarte en nuestra salida.

...

Sobre el collado de Artola; al otro lado el monte Astxiki.

Cresta cimera de Alluitz. A nuestra derecha la "Pared Cóncava"

Lo que nos espera.

Cima de Alluitz.

Infernuko Zubia.

Destrepando hacia Infernuko Zubia (II grado)

Ainara tras atravesar el "paso del diablo".

Canal de Urkulu a nuestros pies.

Dejamos atrás el tramo de la cresta más aéreo.

...

Subiendo a Larrano Punta.

Tramo final al Anboto.

Queda poco.

Cima!!

Pegatinas en el buzón del Anboto originales.

Cresta realizada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario