miércoles, 4 de septiembre de 2013

Kilian y el Récord de los Récords.

"Summits of my life", un reto de vértigo.
(Imagen blog.summitsofmylife.com)
La primera noticia que tuve de un chico llamado Kilian Jornet, fue cuando leí una nota de la web de Desnivel narrando el récord de un superdotado de 17 años al Dome de Neige des Ecrins, en el año 2005. El joven catalán, había ascendido en 2 horas y 47 segundos hasta la cima de este cuatromil de los Alpes franceses  (12 kilómetros y 2200 metros de desnivel) partiendo de su base, en Pre de Mme Car, y había rebajado el récord que databa de 1999 por escasos segundos. Y a partir de ahí me hice fan suyo, no voy a ocultarlo ni tampoco disimular. Conocía el Dome de Neige de haberlo ascendido en 2003, y él subió en dos horas lo que a mi amigo y a mí nos costó una tarde y una mañana, y aquello fue como una corazonada. Tal es mi admiración por el atleta que se crió en un refugio de la Cerdanya, que no lleno mi cuarto de posters de Kilian y otros fenómenos del Trail Running porque ya tengo pareja y una vida en común, que sino... Aquel día abrí mi lista de ídolos de la montaña  y metí a kilian junto a "bichos" como Mark Twight, Iñaki Ochoa de Olza,  Jean Christophe Lafaille, Bonatti, o Alex Huber entre otros, sabiendo de alguna manera que no me defraudaría. ¿Acaso la gente corriente no posee ídolos como Leo Messi, Miguel Indurain, o Fernando Alonso? ¿Porqué no iba a tener los míos relacionados con el montañismo? Y obviamente nunca nos defraudó a quienes le seguimos por la Red, más bien ha sido todo lo contrario, como si sus seguidores tuviéramos que pedirle que parara, que ya estaríamos satisfechos con la mitad de la mitad de lo que ha logrado. Pero este corredor no conoce "eso de las medias tintas", y a veces pensar en todo lo que hace y ha hecho, puede hacer que la cabeza te de vueltas. ¿Estará buscando el límite humano? ¿Cuantos millones de metros de desnivel pueden subir las piernas de un ser humano a lo largo de una vida enfocada a ello? Y todo ésto en el plano deportivo, porque en el plano personal dicen que es muy buen tipo.

        Entre 2005 y 2013, ya ha "tachado" de su lista personal todas aquellas carreras de montaña a nivel mundial que quería ganar (Zegama, UTMB, Western States, Sierre Zinal, Giir di Mont, KIMA...) y ha sido campeón del mundo en varias ocasiones. ¿En un futuro cercano lo veremos participar en el Tor des Geants? Tal es su espíritu competitivo y su regularidad a la hora de subir al podio, que este verano fue noticia, precisamente, por todo lo contrario; por no subir al podio de una carrera de montaña en Alpes (fue en la Sierre Zinal). Y también ha batido algunos récords de escándalo en casi todos los continentes, porque sino, sólo con ganar las carreras más reputadas, no se queda tranquilo. En 2009 cruzó Córcega por la GR20 (200Km) rebajando en cuatro horas el mejor registro anterior, y bajó en más de siete horas el récord del Tahoe Rim Trial (265km) en Estados Unidos. En 2010 cruzó Pirineos (800km y 40.000m+) en siete días y una mañana, y subió y bajó el Kilimanjaro en 7horas y 14 minutos (8000 metros acumulados). En 2011 bate el récord de subida y bajada al Monte Olimpo en Grecia. En 2012 hace lo propio con el Gran Teton de 4197 metros de altitud, y nos deja con la boca abierta a todos con la travesía Courmayer-Mont Blanc-Chamonix en 8 horas y 42 minutos dentro de su nuevo proyecto "Summits of my life". Y en 2013 sobra decir que ya la ha vuelto a liar en el Mont Blanc desde Chamonix primero, y con el súper-récord que nos ocupa; Cervinia-Cervino-Cervinia. Porque Desnivel ya lo apuntaba en aquella nota de hace ocho años; "A kilian le gustan retos como el del Dome, y de hecho tiene otros previstos como el del Aneto, Monte Rosa o Mont Blanc. Además también le gustaría intentar en Aconcagua". El proyecto "Summits of my life" ya tenía sus primeros brotes en aquella época.
            Y tan solo tiene 25 años.

Montañas alpinas que hechizan.
(Imagen Christian Pau 2010)
Con Bruno Brunod, el cerrajero de las puertas imposibles.
(Imagen iancorless.com)

Cuando en Mayo del año pasado presentó su nuevo proyecto "Summits of my life" en Barcelona, dejó clara una cosa, el récord que más respeto le daba era el del Cervino de Bruno Brunod, y lo dijo con estas palabras; "el récord más brutal que hay ahora mismo, es el de Bruno Brunod en el Cervino, es impresionante, sobre todo la subida, preparándola muy bien y estando muy bien ese día, se puede hacer, pero bajar de la cima a Cervinia en una hora justa realmente es increíble."  Con todo, Kilian arrancó de Cervinia a las tres de la tarde del 21 de Agosto, y rebajó la marca en 22 minutos, ante la mirada atónita de los allí presentes.

            El súper récord del Cervino databa de 1995, cuando el mayor ídolo del propio Kilian, el gran Bruno Brunod, ascendió y descendió al Cervino desde Cervinia (17km, 5000 metros acumulados, y dificultad AD) en 3 horas y 14 minutos, rebajando en más de una hora el anterior de Valerio Bertoglio de 1990. El italiano había sido muy buen ciclista en su juventud, tanto, que corrió en el equipo de Claudio Chiappuchi con el que llegó a compartir habitación de hotel. Sin embargo, en un viaje con el equipo a Lombardía, vio algunas cosas que no le gustaron nada, y volvió a su casa del valle de Aosta. Permaneció en silencio varios años trabajando de albañil, y a la edad de los treinta decidió que su camino, el camino, era correr por la montaña. Luego llegarían sus registros estratosféricos al Kilimanjaro, Aconcagua, Monte Rosa, en las Rocosas estadounidenses, intentando el Everest hasta los 8200 metros. Más tarde, hace casi una decada, Bruno dejaría de correr por la montaña. Es curioso, porque durante los años en los que ha eclosionado la figura de Kilian Jornet, Bruno ha estado retirado del mundo de las carreras de montaña, pero ahora, en 2013 y a la edad de 50 años, regresa con una fantástica idea en la cabeza; ser finisher de la mítica "Tor des Geants" (330km y 24000m+). Una curiosidad: Bruno pronosticó que Kilian haría 2 horas 52 minutos en el Cervino y acertó de pleno. Además de cualidades atléticas, ¿no tendrá súper-poderes también? ¿podría ganarse la vida como adivinador?


Los Alpes, un terreno de juego increíble.
(Imagen Christian Pau 2003)

Camiseta, pantalón corto y zapatillas para la Arista Lion al Cervino.
(Imagen www.sportdimontagna.com)
En esta vida hay que ser un poco punki, lo dije en mi post del día 12 de Agosto. En ocasiones tenemos que sacar al descubierto nuestro lado más gamberro, canalla o rebelde, para repeler algunos ataques externos, porque ahí afuera hay personas que podrían comerte y después arrojar tus huesos para romperlos y chuparles el tuétano, como hacen los quebrantahuesos. Aquel que es un poco diferente, o se sale de la manada un poquito, puede ser blanco de envidias y conductas autoritarias. Y en ese aspecto Kilian es un rebelde. Le importan un comino las críticas que puedan llegar sin fundamento; "Los primero años que hacía el Mont Blanc con zapatillas, los guías de Chamonix no estaban muy contentos. Algunas de las cosas que hemos filmado con Seb, como slackline o escalada en solitario, no han gustado. También he recibido críticas de gente de otros deportes, los de atletismo se preguntan por qué no hago carreras en plano." Por eso sabe muy bien de quien rodearse, Jordi Tosas y Jordi Corominas, Seb Montaz y esos amigos que se disfrazan de payasos mientras escalan en Riglos sin cuerda, sus compañeros de esquí y del equipo Salomon, de los guías italianos que le respaldaron en su récord del Cervino, en un gran ejercicio de complicidad y compromiso.

          No me digáis que subir al Mont Blanc o al Cervino es peligroso si lo haces en zapas, cuando más peligroso es vestir el mejor equipo de alpinismo del mundo y no tener ni puta idea de utilizarlo, así como de carecer de la capacidad física necesaria, como hacen algunos que van de segurolas. Velocidad en la montaña = Seguridad.

Tras los tramos de escalada llegan los llanos, modo ironía on... y toca apretar y correr.
(Imagen www.sportdimontagna.com)

Una cima de vértigo, Kilian necesitó 8 "pegues" hasta memorizar la secuencia.
(Imagen iancorless.com)
Y para ser lo más veloz posible, conocer la ruta a realizar hasta la cumbre de una montaña es fundamental. Bruno Brunod necesitó unas 30 ascensiones previas a la Arista de Lion al Cervino, antes de aventurarse a batir el récord de Bertoglio en 1995, y Kilian ha necesitado de ocho, durante el mes de Agosto, para memorizar los pasos y los gestos a realizar, sobre todo a la bajada, y para estudiar el terreno y sus peculiaridades. Adam Ondra, el fortísimo y joven escalador checo necesitó cuatro "pegues" a la mítica vía de Villanueva del Rosario "Chilam Balan", para encadenarla y dar el veredicto de que se trataba de un 9b "suave", y Kilian necesitó ocho de sus "pegues" a la arista italiana del Cervino para empezar a creer que aquel récord era posible. De hecho escribió lo siguiente en las redes sociales, dos días antes del récord:  "Este récord de Cervinia a la cima del Matterhorn y vuelta lo vi imposible de hacer cuando vine por primera vez. Después de ocho cumbres en dos semanas comienzo a creer en ello."

       ¡Y vaya si creía en ello! Porque a las tres de la tarde del día 21 salió como un cohete de la iglesia de Cervinia aprovechando las buenas condiciones climatológicas y que la arista no sufre aglomeraciones de escaladores a esas horas del día, y tras 1 hora y 56 minutos después tocaba con sus manos la cruz de metal de la cima italiana, a 4478 metros de altitud. Una vez sobre la cresta más alta y con un colchón de 14 minutos sobre el registro intermedio de Brunod, Kilian decidió arriesgar  lo justo en el descenso, lo cual no le impidió que llegara al pueblo de la base 56 minutos después, y parar el cronómetro en 2 horas y 52 minutos como había predicho Brunod. ¿Habría arriesgado más de no haber tenido ese margen en la cima? Lo que está claro es que bajó como alma que lleva el diablo, y las imágenes placenteras del vídeo de Seb Montaz con música reggae remezclada de fondo, son una obra maestra. ¡El auténtico Spiderman del siglo XXI! Solo le faltó ir disfrazado de superhéroe, como aquel de la Camille Extreme de este mismo año:

Camille Extreme
(Foto de Christian Pau 2013)

El Trail Running, "Correr por la montaña" o "Correr y escalar por la montaña" como es en este caso, es un deporte cuyos dominadores mundiales son, para aquellos que amamos este deporte, nuestros particulares súperhéroes. No me entra en la cabeza (y la tengo muy grande), que cualquier futbolista profesional, por poner un ejemplo, tenga millones de seguidores en twitter y en contraposición Kilian, una fuerza de la naturaleza que hace cosas que nadie o casi nadie hace, reúna únicamente unas pocas decenas de miles. ¡Con lo bello que es este deporte si se transmite de buenas maneras! ¿Acaso es más divertido ver un Elche-Recreativo de Huelva siendo de La Coruña, que ver los vídeos de estos hombres y mujeres que se parten el alma en la montaña? 

Kilian y su atuendo amarillo en la cima el día del récord, ¿colores chillones para ser mejor captados desde el helicóptero?
(Imagen del Facebook de Kilian Jornet)

Fotos para el recuerdo de los más fanáticos.
(Imagen del Facebook de Kilian Jornet)
Cabalgada en la Innominata al Mont Blanc (2012)
(Imagen daily.epictv.com)

Récord del Mont Blanc (4810m) en el mes de Julio pasado.
(Imagen blog.summitsofmylife.com)
En mayo de este año tuve la oportunidad de ver la Zegama-Aizkorri en vivo y no tengo mas que palabras de admiración hacia esta gente. Si mi vecino se conoce la alineación de Osasuna de cabo a rabo ¿porqué no voy a conocer cosas de estas personas a través de la Red? Mis pensamientos mas inmediatos son para titanes como Luis Alberto hernando, Zaid Ait Malek, Tadei Pivk, Javi Dominguez, Emilie Forsberg, Stevie Kremer, Silvia Serafini o Nuria Picas. También para otros que no pude ver en la maratón del Goierri como Marco de Gasperi, Atton Kupicka, Miguel Heras, Mireia Miró u Ohiana Kortazar.

             Y si, es cierto, muchos y muchas critican el Trail Running por el hecho de llevar la competición o un cronómetro a la muñeca a la montaña (menuda estúpida distinción, como sino hubiera andarines que no llevaran reloj ni tomaran tiempos). A algunos, incluso, les hierve la sangre y dicen que la montaña es para otras cosas, compitiendo entre ellos (nunca mejor dicho), por ver quién es el más ético o el más místico. Compiten entre ellos y censuran lo que no esté cortado del patrón que ellos quieran. ¿La frontera entre los lugares del planeta donde no se puede competir y sí se puede competir, dónde está? Si la mayoría de la gente corre en un parque, juega al fútbol en un campo, sube con la bicicleta a collados muy altos o practica esquí alpino ¿porqué no se va a poder correr por el monte? ¿Acaso los sarrios o el leopardo de las nieves no corren por la alta montaña? ¿Dónde está la línea? ¿Es tan fina como la pintan? Se trata de ser libre sin destruir el medio ni a las personas. Desde un punto de vista pragmático no hay mucha diferencia entre correr por los cortados de Zumaia y correr por los cortados de Monte Perdido. Porque el misticismo y ese nirvana que dicen que se encuentra en las alturas, también se encuentra con el ejercicio extenuante, y sino, que se lo pregunten a los monjes shaolin. Subir a una montaña al trote también es pasión y ensoñación.

En la Zegama.
(Imagen Christian Pau 2013)

Luis Alberto Hernando, uno de sus máximos rivales de esta temporada.
(Imagen Chistian Pau 2013)

"Zegama is Zegama" como diría aquel.
(Imagen Christian Pau 2013)

Su gran amiga y Campeona del Mundo, la sueca Emilie Forsberg.
(Imagen Christian Pau 2013)
La poca o nula repercusión de Kilian y sus logros, y el Trail Running, en los medios de comunicación, y por ende, sobre las personas de a pie (sobre todo en este país), no evita que el joven corredor afincado en el Valle de Chamonix, reciba galardones e invitaciones por todo el mundo, de aquellos que premian las cosas especiales y muy bien hechas. Si alguien hace algo que nadie ha hecho, debe ser digno de alabanza ¿o no? Por eso este deporte se idolatra en determinados puntos del planeta como en Boulder (Colorado)), Isla Reunión, Canarias, Kinabalu, y Alpes Italianos entre otros. Kilian ha sido protagonista de reportajes televisivos en Francia, Europa, Estados Unidos o Cataluña, y ha recibido premios como el Premio Especial Champion des Champions del magazine "L´Equipe". 

        No obstante, me gustaría terminar aclarando una cosa: Kilian es poseedor de un buen puñado de récords, pero el récord más difícil y salvaje que ha realizado, no lo ha hecho sobre los hombros del Cervino, ni sobre el domo del Mont Blanc, ni entre las coníferas y marmotas de la Cerdanya. El gran récord de él y su equipo, ha sido transmitir y convencer a miles de personas de que la pasión y los sueños por la montaña son muy hermosos, y arrastrar así a miles de practicantes a realizar sus sueños supersónicos en la montaña, y de esta manera, robar el corazón a más de uno.

Las compañías de Kilian son apasionadas con aquello que hacen.
(Imagen urban-tramp.blogspot.com)

Cima de la Tossa Plana de Lles. Vistas a Carlit, Engorgs, Roc Colom y Puigpedros.
(Imagen Christian Pau 2013)
Siempre nos quedará el Cervino.
(Imagen Christian Pau 2004)
FUENTES:

No hay comentarios:

Publicar un comentario