martes, 23 de junio de 2015

Accidentes y sucesos en el Camino de Santiago entre San Juan y Roncesvalles.

...

Aviso para navegantes; este post puede herir la sensibilidad de algunos y de algunas, intentando explicar y denunciar desde mi punto de vista el circo desagradable en el que se ha convertido la etapa del Camino de Santiago entre Saint Jean de Pied de Port y Roncesvalles, donde cada año se pierden y se rescatan a varias decenas de peregrinos y donde se produce una media de casi un muerto cada temporada. La última noticia, y que aparece hoy en muchos medios de comunicación, es que un hombre de 50 años ha desaparecido.


          La etapa del Camino de Santiago que salva la cordillera pirenaica son palabras mayores si hace mal tiempo, la afrontas en invierno, o no tienes ni puñetera idea de seguir un camino e interpretar sus señales de balizamiento, o si tienes problemas de salud, o tu hábito de hacer deporte es el mismo que el de Falete. Porque de todo ocurre entre Saint Jean y Roncesvalles; en esta jornada de 25 kilómetros y 1100 metros de desnivel positivo puedes encontrar peregrinos que no saben ni tienen ninguna capacidad orientativa, te puedes topar con peregrinos que subestiman la dureza de esta etapa o que ignoran el cartel en varios idiomas de Saint Jean que avisa de que en invierno es mejor ir por la carretera de Ibañeta. En los altos collados entre el Albergue de Orisson (una opción muy interesante para desdoblar la etapa) y Roncesvalles podrás encontrarte con peregrinos que sucumben a la fatiga, o a una enfermedad que traían de serie, o que se pierden inexplicablemente, o que caminan descalzos y con poca ropa por penitencia...

         Y lo cierto es que actualmente el camino que cruza la cordillera es una maldita autopista; sus primeros 15 kilómetros de los 25 totales son asfaltados, y en ellos hay un albergue y puestos de venta ambulante en verano, y el resto de los kilómetros son a través de un camino ancho o pista forestal, donde además hay un refugio de emergencia. Su tramo más peligroso son los cuatrocientos metros entre la cruz de los peregrinos en Urdanarre, y el hombro norte de Leizarateka, porque la caja del camino entre pastizales no está muy marcada, aún así, una persona habituada a dar paseos por el parque de su ciudad sabrá desenvolverse en estas condiciones... Desde hace pocos años hay abierta una nueva pista desde el hombro de Leizarateka hasta el Collado de Bentartea, desmesuradamente balizada, con postes enumerados para saber que después del 5 viene el 6, y que después del 6 viene el 7, y para saber dónde te ubicas en caso de accidente; "me torcí el tobillo en el 12, o me entró un ataque de pedos en el 34". También hay carteles con el teléfono 112 remarcado, hitos de piedras, marcas de pintura para aburrir y un largo etcétera para que los peregrinos no se perdieran. Y aun así se pierden. ¿Son profundamente tontos algunos peregrinos? ¿O es que la fatiga y la infravaloración de la montaña nubla la vista a más de uno? Porque por mal de altura no es. Es curioso porque hace tres años Ainara y yo dimos un paseo un día de niebla por Urdanarre, Bentartea y Arnostegi y alucinamos en colores con lo que vimos: Tras el hombro de Leizarateka, el camino ancho como una pista de aterrizaje, hace un pequeño descenso, muy bien marcado además, sin embargo vimos a varios peregrinos extranjeros tomar las sendas de ganado que mantienen la altura a media ladera (??????????). Así que les gritamos para que bajaran, y comprobamos que parecían desorientados. ¿Locura transitoria, pocas luces, fatiga o miedo que les nubla la vista? Imagina tu vista nublada en un día de niebla; no te ves ni los pies. Ese mismo día nos topamos con los bomberos de Burguete y los voluntarios de Valcarlos que andaban buscando a una peregrina desde el día anterior, que había sufrido un ataque de nervios y había escapado de su compañero (no es broma).

        Otro hecho impactante del que he sido testigo fue cuando en 2013, en la etapa ciclista circular que hacíamos desde Burguete, subiendo a Arnostegi desde Arnegi, nos topamos en Elursaro con un peregrino de tercera edad acostado en la cuneta y con graves problemas para orinar. Su vejiga estaba apunto de explotar y el peregrino de procedencia británica casi no podía articular palabra. Nosotros llamamos al 112 y se acercó una ambulancia francesa; sus ocupantes tenían ya preparada la sonda...

         Cuidado con infravalorar el monte, o creerse el Reinhold Messner de la montaña pirenaica, cuando tu hábito montañero es el de ir cuatro días al año al monte (muy habitual) Un ejemplo es el montón de gente que se extravía cada año dando la vuelta al cercano Embalse de Irabia, en Irati, y no se sabe muy bien porqué. Algunos con los que he hablado que se perdieron, decían tener mucha experiencia en montaña, cuando para dar la vuelta a un embalse solo hace falta tener experiencia en la vida o repasar el capítulo de Barrio Sésamo sobre derecha e izquieda; si saliste con el agua remansada a la izquierda nunca dejes de verla, además, llegarás al punto de partida con el mismo volumen de agua a tu izquierda. Cosas parecidas ocurren en el Camino de Santiago. ¿No será que los GPS de coche nos están volviendo gilipollas? Cada vez menos gente desarrolla su sentido de la orientación, simplemente escucha la voz sugerente que sale del aparatito que le guía por la tercera dimensión. ¿Para cuando los GPS de montaña con voz sugerente? Imagínate a una voz femenina y sensual en Urdanarre diciéndote "salga de la carretera y ponga su pie derecho sobre la hierba". Esto es de locos.

       El Camino de Santiago es un negocio. En la actualidad pasan cada año 60.000 peregrinos por Roncesvalles (en 1982 hubo 526), y es obvio que donde hay aglomeraciones hay accidentes o episodios trágicos, y más si se trata de un medio medianamente hostil con mal tiempo como es la montaña. Lo que es inconcebible es el elevado número de rescates en proporción con el número de peregrinos que cruzan el Pirineo, rescates cuyo presupuesto sale del bolsillo de navarros y franceses, y al menos ahora se comienzan a cobrar negligencias que nos hacen sufrir vergüenza ajena en cuanto nos informamos de los pelos y señales de ellas. ¿Hará falta una tragedia mayor para que la sociedad tome conciencia? Investigadores locales han descubierto los últimos años el trazado del camino original; la calzada romana que subía desde Valcarlos, un camino de ascensión suave y a menor altura, y que no atraviesa ningún pastizal. Como en la canción del grupo agro-punk local "Peregrino, peregrino torceremos tu camino", ¿deberemos recuperar el camino original más seguro?

A continuación una relación de algunos sucesos los últimos años (para exponer todos harían falta muchos más post):

-Mayo de 2015; se rescata a peregrina en Izandorrea que sufre hipotermia.
-Mayo de 2015; muere un peregrino estadounidense cerca de Valcarlos.
-Abril de 2015; rescatados tres peregrinos y auxiliado un cuarto en Izandorrea.
-Marzo de 2015; rescatados tres peregrinos coreanos.
-Febrero de 2015; atendidos dos peregrinos por la Guardia Civil en el collado de Bentartea.
-Mayo de 2014; aparece en Espinal en buen estado una peregrina extraviada.
-Año 2014; fallecen 17 peregrinos haciendo el Camino de Santiago durante todo el año en España.
-Marzo 2013; muere peregrino brasileño despeñado cerca de Roncesvalles.
-Enero 2013; rescatan a cinco coreanos en Izandorrea. Posteriormente se le cobra el rescate.
-Año 2012: muere peregrino estadounidense en Orisson.
-Año 2010: peregrino italiano de 31 años muere de golpe de calor en Ibañeta.
-Año 2008: peregrino de 60 años muere de infarto en Ibañeta.
-Abril de 2007: escocés muere antes de Roncesvalles.
-2003; peregrino francés muere cerca de Valcarlos.
-Abril de 2002; un peregrino francés de 78 años se pierde y aparece muerto en Ortzantzurieta.
-2002; peregrino asiático muere entre Lintzoain y Zubiri.
-2001; desaparece Jorge Ferreira cerca de Bentartea y aparece muerto al final del invierno.

...


Condiciones invernales en Lepoeder practicando trail.

Grandes mochilas.

Una carretera asfaltada donde es difícil perderse. En el suelo hay flechas amarillas.












4 comentarios:

  1. "¡No siento las piernas !" Los peregrinos deberían recibir un cursillo de adiestramiento previo por parte de los Marines.

    Si no me meo de risa es únicamente en solidaridad con el súbdito británico dado a la retención.

    ResponderEliminar
  2. Yo aun he visto cosas peores....en pleno invierno con raquetas y una nevada inncreible tuve que obligar a bajar a Orreaga en el collado de Lepoedera dos ingleses (creo) de mas de 60 años que arrastraban sendas bicis de paseo por la nieve a media hora de anochecer buscando un refugio para dormir., no bajaban, subían de Orreaga a Lepoeder...Vestidos con calzado de calle y pantalones de pana,eso si un nada despreciable olor a alcohol en el aliento.

    Pa intentar mear y hacer como el súbdito inglés.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Christian !!! Soy creyente y no me has herido en mis sentimientos para nada, con tu formidable escrito sobre El Camino. Creo que en conjunto y lo lamento, por supuesto, pasan menos sucesos de los que cabria. He hecho dos veces El Camino desde Sarria, el año pasado y el corriente, en pleno verano ...parecía Las Ramblas de Barcelona en plena Mercé....los peregrinos van charlando, paseando, mirando quien pasa por su lado etc...Las señalizaciones son repetitivas y estan en tus narices....pero se hacen imprudencias..Este verano había unas mujeres y un joven rumaneses que habían instalado un parapeto de venta ambulante y de sellado...cuando es totalmente prohibido..Iba sola y a partir de aquel momento pensé...puede pasar de todo...con la sequedad y los sotabosques de más de un metro de altura y las colillas esparcidas por el suelo...Es un negocio, pero si no ponen remedio habran más sucesos dolorosos..No hay seguridad en tramos largos...te peude atracar cualquiera o darte como mínimo un buen susto. Había escalado un poco y hacia montaña en mi ciudad y le tengo un gran respeto y amor, pero en El Camino, por primera vez en mi vida en la naturaleza noté cierto temor....puedes desaparecer facilmente depende en que trmos, pero no por culpa de la montaña si no por que va gente de todo tipo en medio de los pregrinos.
    Gracias por hacerlo público !!!
    Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María. Lo cierto que este post no es una crítica al Camino de Santiago, sino al comportamiento de muchos peregrinos. Un saludo

      Eliminar