sábado, 25 de abril de 2015

Barranco de Diablozulo.

Diablozulo Canyon, un paraíso al lado de una ciudad.
Hace una semana, mi chica Ainara y dos amigas bajaban de la Higa tras haberla ascendido por las cadenas, y se encontraron con un barranquista que les pidió ayuda en la pista de Malpika. Por lo visto un compañero suyo había tenido una caída a la entrada del Barranco de Diablozulo y tenía la rodilla hecha un cristo, por lo que les pidió por favor si podían meter su coche por la pista para socorrer al herido que estaba siendo bajado por otros compañeros. Pero las chicas habían viajado hasta allí en un BMW bajo que no podían meter por el camino, así que el rescate se hizo por otros medios. La realidad es que para aproximarse al tramo deportivo de este bonito barranco, existen dos posibilidades. La primera de ellas te obliga a caminar 20 minutos por el lecho del arroyo desde la cabecera del barranco, y la segunda es descender de manera directa hasta el resalte anterior al primer rápel. Sea lo que fuere, el barranquista herido de la semana pasada debió lastimarse la rodilla bien bajando por esos 20 minutos de río, o en el descenso directo desde la pista de Malpika.


         Y del barranco de Diablozulo, poco hay que decir, es un barranco precioso y súper entretenido, a poco tiempo de Pamplona. Esta vez tendré las explicaciones y los consejos de Iñaki, un monstruo de los barrancos que estudió físico-deportivas en Lumbier, y que con el cual aprenderé mucho; desde cómo colocar el cuerpo en los rápeles, a poner el ocho correctamente para que no se alondre, pasando por cómo recoger la cuerda en la mochila de manera rápida, porque personalmente no he hecho más de tres barrancos con agua en mi vida, y soy un neófito del mundillo. Y Diablozulo, o el agujero del Diablo, es un lugar intenso e ideal para enseñar barranquismo porque en él hay una veintena de rápeles, aunque carece de saltos y tramos donde haya que nadar. 

          La realización del barranco nos costará 2h45´ para un total de 190 metros rapelados y 260 metros de desnivel. Gracias Iñaki una vez más. 

Fotos de Iñaki Santxez.


Primeros rápeles.

...

El bloque empotrado.


El agujero del diablo.

Rapel de 28 metros.



Iñaki, buen profesor.

Último rápel.


Selfie en plan "satisfechos por haberlo hecho"

Croquis de Barranquismo.net.





No hay comentarios:

Publicar un comentario