martes, 3 de febrero de 2015

Aneto Invernal 2004

A través del Glaciar del Aneto.
La cima del Aneto es el punto más elevado del Pirineo, un lugar a 3404 metros de altitud sobre el Glaciar del mismo nombre, en el Macizo de las Maladetas, anhelado por montañeros y excursionistas de toda la Península y ambos lados de nuestra cordillera. Hace unos años tenía en mente hacer la súper trilogía invernal del Perdido-Posets-Aneto, sin embargo me quedaría el Posets en el tintero en aquella época....

              Para el Aneto, David y yo tuvimos que hacer un par de intentos, el primero en 2003 y el segundo y definitivo en 2004. Necesitamos todo un sábado para subir y bajar desde La Renclusa abriendo trinchera en mitad de la nieve blanda. Un grupo de raquetistas utilizó nuestra huella hasta el Portillón Superior con sus raquetas en las mochilas, aprovechando que caminar por nuestra huella pisada era más cómodo que raquetear. No nos dieron ni un relevo. Finalmente, una vez en el Glaciar, donde había un grosor gigante de nieve blanda, los raquetistas vieron que era más confortable salirse de la huella y seguir sobre raquetas que seguir detrás nuestra porque ya íbamos muy lentos, así que nos adelantaron y nos dijeron algo así como "Chao, Lilas". Cuando llegamos al Collado de Coronas, los raquetistas ya descendían de la cumbre y la visibilidad era prácticamente nula. Aun así le echamos ganas y en un último esfuerzo alcanzamos el Paso de Mahoma. Entonces David gritó en mitad de la niebla y de las precipitaciones ligeras la famosa frase de "Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña" y trepamos por la cresta, un conglomerado fantasmagórico e interesante de hielo y granito. 

                En el techo del Pirineo la cruz que acompaña a la Virgen del Pilar se mostraba enterrada hasta la cintura, y nos sacamos varias fotos sentados en ella. Lo más curioso de todo es que mientras David y yo ascendíamos al Aneto, en Iruña-Pamplona caían 10 centímetros de nieve.... Así eramos entonces, no utilizábamos brújula ni altímetro y tirábamos mucho de intuición, y a veces nos creíamos por encima del mal tiempo... Lo que es la edad... No sé ni cómo encontramos el Portillón a la bajada con la huella de subida desaparecida. Recuerdo que entramos en La Renclusa ya casi de noche, felices y contentos de haber visitado el Techo de Pirineo en invierno.

En el Portillón Superior con el Aneto detrás.

Portillón Superior visto desde el glaciar.

Collado de Coronas.

Cima del Aneto (3404m)

1 comentario:

  1. Jodo que animales, locos como cabras y fuertes cual jabalís

    ResponderEliminar