miércoles, 24 de agosto de 2016

Phista Holtzarte

Arco natural entre los barrancos de Phista Holtzarte y Olhadoko Erreka.

En ocasiones me he metido con la guía de barranquismo del Iturritxa, la de "Barrancos de EH", y aunque es cierto que tiene una gran colección de fallos, en el barranco de Phista-Holtzarte tiene la delicadeza, la que no han tenido otros, de explicar que este canyon posee dos entradas, formando una especie de "Y" gigante. Al parecer una de las dos es el arroyo de Ardane, sin embargo en la información topográfica que existe en la red y en las guías nadie se pone de acuerdo para denominar cual es cual, así que tras consultar la topografía oficial francesa a través de "Geoportail" he decidido llamar Ardane a su entrada occidental, y Phista a su entrada oriental. Dependiendo de cual de las dos entradas se escoja, la diferencia es importante a la hora de escoger la largura de la cuerda, porque para la entrada izquierda te sobra con una cuerda de 30m, y para la entrada derecha te hace falta una de 60m por su segundo rápel, el de la intersección de barrancos. Aquí Iturritxa sí que mete la pata porque este rápel tiene unos 27 metrazos, muy bonitos por un tubo, y no 22 como dice él. Por eso a Asier y a mí no nos dará la cuerda de 45 metros que llevábamos, y nos acordaremos de quienes han reseñado este barranco...

         -¡Asier, no da la cuerda! 
         -¡¿Cuánto le falta?!
         -¡Bastante, quizá 5 metros o más!
         -¿Qué vas a hacer?
         -¡Me escoro a un avellano y rapelamos de él!
         -¡Vale!

        El resto del barranco es una sucesión de resaltes sencillos y muy estéticos en mitad de la selva. Típico de Zuberoa. Al final del mismo hay que estar atento tras un rápel y posible salto técnico de 12 metros, a la escondida salida de la orilla izquierda. Asier y yo nos la pasaremos pero tras un resalte no equipado nos daremos cuenta del fallo. Por cierto, es increíble la altura que cogen las paredes de este desfiladero tras el tramo deportivo. Existe la posibilidad de seguir caminando por el agua hasta laughibar... La salida del barranco es una empinada senda equipada de cuerdas fijas, y se pasa cerca de un impresionante arco de roca. Ojo, no hay cairn que señalice la salida, y no se ve a simple vista. Este barranco es ideal para compaginar con otra actividad a lo largo del día como hicimos Asier y yo.

       De todas maneras Zuberoa tiene algo que no se puede describir. Simplemente mágico.


Objetivo a la vista.


-Asier, nos hemos pasado el escape. Un selfie, y para arriba.


Orimendi....

Rincón de Zuberoa precioso y alejado. Menos mal que hay una larga pista forestal que se acerca aquí desde Larrau.

Croquis de la entrada izquierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario