domingo, 6 de diciembre de 2015

Montañas secuestradas.

Montes acotados.
En Navarra no poseemos grandes extensiones de montes privados como en otras Comunidades Autónomas, de hecho en nuestra Comunidad Foral abundan los montes públicos, y los protegidos bajo varias formas (Parques, Reservas Naturales e Integrales, Enclaves, Paisajes Protegidos...). Claro está que hay excepciones en nuestra geografía; la finca privada de caza del monte Peña, la cima del monte Ezkaba, la cresta de Gorramendi fue una base militar americana hasta hace pocas décadas, cimas tapiadas porque hay una antena de telecomunicaciones en ellas, y algunos ejemplos más. Sin embargo lo que he conocido en los techos provinciales de Ciudad Real y Alicante se sale de madre, sobre todo en el primero.


Techo de Ciudad Real; Riscos del Amor (1344m)

Los Montes de Toledo presentan en su frontera con Ciudad Real el techo de ésta última; los Riscos del Amor. En internet y en algunas guías se avisa del complejo entramado de cotos privados de caza que es esta zona, y no queda claro si se trata de una montaña privada o no. Algunos describen las ascensiones desde el sur como las menos malas, pero en otros portales recomiendan la ascensión desde el norte. 

        Ni corto ni perezoso dirijo mi coche a Casas de Peralosa a través de una pista 4x4 pública que parte de Ventas de Peña Aguilera. Desde aquí parto caminando hasta la puerta que separa el término municipal de Ventas del de Mazarambroz para curiosear si el paso hacia la montaña es posible, y no encuentro cartel alguno que prohibía el acceso a pie (solo un bando que lo prohíbe el 16 de Febrero por Montería), así que continúo. Más adelante tomo el cortafuegos característico de la cara norte de la montaña y gano metros velozmente entre robles, encinas y unos arbustos pegajosos y fuertemente olorosos. De pronto una pareja de ciervos atraviesan el cortafuegos delante de mis narices. La franja desprovista de árboles acaba en la base los riscos; el sendero hitado los rodea por la derecha. Los riscos presentan siete resaltes entretenidos para encadenar trepando (pasos de I y II, y dos de II+), y en la base del quinto hay una pequeña aguja fácilmente coronable (I). Me lo paso bomba usando manos y pies en esta especia de arista, y en una hora y cuarto desde la salida corono su cima con vistas profundas a la otra vertiente. Es mi techo número 42. Hay que recordar que en la vertiente sur del vecino pico toledano de Amor (1380m) hay un hombro anónimo en territorio de Ciudad Real que es más alto.

        De bajada por el cortafuegos salen a mi encuentro dos guaras privados de caza, y me dicen que el acceso a la montaña por esta vertiente está prohibido (!!!). La pareja, chico y chica, se muestran tranquilos y razonadores, me dicen que toda la montaña pertenece a varias fincas privadas, una de ellas de unas monjas. Les recomiendo que coloquen un cartel anunciador en la puerta de acceso, si es verdad lo que cuentan. Al parecer el tránsito a pie, a caballo y BTT es público por el camino de la vereda desde la puerta hacia el Este, pero no así salirse de él. Pues estamos apañados. Se muestran críticos con los montañeros que se piensan que el cortafuegos es público, o que llenan de hitos de piedras el acceso a las cimas...

Techo de Alicante; Aitana de 1557 metros.

En la cima principal de Aitana hay una Estación de Vigilancia Aérea fácilmente identificable por su único radar en forma de bola (en su día hubo dos). Desgraciadamente el vértice geodésico que corona la montaña más alta de Alicante está dentro del recinto de esta base, fuertemente vallado y vigilado por el ejército, y el acceso está prohibido. Para los montañeros existe la posibilidad de ascender a la cima oriental, 8 metros más baja. Y pensar que con mis amigos de ZIKLO tuve la oportunidad hasta el año pasado, de ascender en bicicleta desde el Puerto de Tudons hasta el vértice con autorización...

         La ascensión desde Font de Partagat es entretenida porque se atraviesan varias surgencias y fuentes debajo de paredes, antes del espectacular Passet de la Rabosa y las no menos espectaculares simas de Partagat del otro lado. Las vistas desde el techo de Alicante son lejanas y hermosas. Lástima de muros....Muros que secuestran montañas...

"What Kind of Man" de Florence&The Machine (2015)
(Razoné que estaba lo suficientemente borracha para lidiar con ello/
Estabas en el otro lado/
Como siempre, nunca puedes decidirte/)


Caprichosas formas de granito junto a Ventas de Peña Aguilera, en Toledo.

Muga con Mazarambroz.

Cortafuegos en la cara norte de Riscos del Amor. Arriba se aprecia un ciervo.

Castilla La Mancha....

Primera trepada I/II

Alguna trepada de II+

Parte superior.

Techo de Ciudad Real a 1344m

Vértice Geodésico de Amor (1380m) a 1,3 kilómetros de los Riscos.

Atardecer en Montes de Toledo.

Amanecer alicantino.

Cresta de Bernia (1126m)

La cima de Aitana (1557m) y la base militar que priva su visita...

El Passet de la Rabosa.

Simas de Partagat.

Un viejo amigo; el Puig Campana.

Cima Oriental y la Estación de Vigilancia Aérea, en ella se encuentra el vértice geodésico 8 metros más alto.

Selfie en el techo alicantino.

Me bajo.


2 comentarios:

  1. Reconozcámoslo: es muy elegante /
    hacerse un selfie en Alicante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre pa´lante/
      ¿aunque haya una valla delante?

      Eliminar