sábado, 26 de diciembre de 2015

Cuevas de Aizpitarte III y IV

Porche de entrada de Aizpitarte IV.
Las cuevas de Aizpitarte son uno de los enclaves subterráneos donde encontramos pinturas rupestres, mas importantes de la Cornisa Cantábrica. En este 2015 ha sido noticia el hecho de que en ellas se han descubierto nuevas pinturas, algunas fechadas hace 30.000 años. Sobre la regata de Landarbaso, en la vertiente soleada de la formacion rocosa de Aizpitarte del monte Aldura, en terreno de Errenteria, se abre un conjunto de cavidades muy queridas entre donostiarras y vecinos de donostialdea. Para acceder a ellas se puede realizar la aproximacion a pie desde el Área de Listorreta, o penetrando con el vehiculo por la pista hormigonada que baja a la regata. Una vez en ella un sendero remonta el valle por la orilla geográfica izquierda hasta los diferentes desvíos a las cuevas (todos cruzan el lecho del barranco).


            El término de Aizpitarte nos ofrece entonces a excursionistas, espeleólogos y curiosos, cinco cuevas desde la regata hacia la pista hormigonada de Susperregi, varias decenas de metros por encima. Las enumeradas como II, III y IV son las más grandes. Mi hermana Baba y yo paseamos por el vallecito bucólico, que es tenebroso en invierno pero que gana en magia y espectacularidad en cuanto algunos rayos de sol se cuelan en él los días de buen tiempo, intentando bajar los excesos gastronómicos de estas malditas fechas. Ella está embarazada y va a hacerme tío en Marzo; la nueva criatura del clan Pau se va a llamar Izaro. Por ello nos adentramos en Landarbaso con la idea de pasear y no arriesgar en absoluto la integridad física de Baba, ¡está de casi 7 meses! A un lado del valle, al poco de abandonar la pista de cemento por la que hemos descendido desde Listorreta, se abre una cavidad de bonito porche pero de nulo desarrollo, ¿es quizá Aizpitarte I? Un poco más adelante  cruza el arroyo una senda que sube a Aizpitarte III pasando por delante de una grieta que no llama la atención, y que no parece tener continuación, pero que debe ser Aizpitarte II. Aizpitarte III permanece cerrada con barrotes desde hace muchos años; dentro se siguen haciendo excavaciones e investigaciones (me acuerdo que de niño, cuando vivimos en Errenteria, vinimos a aquí con la escuela varias veces). Actualmente, un derrumbe del piso de esta cueva creó un acceso a Aizpitarte II, el cual obviamente debe estar cerrado con ladrillos. Aizpitarte II posee 140 metros de desarrollo y Aizpitarte III un poco más.

           Regata arriba, un nuevo acceso que cruza el arroyo mediante un puente moderno, nos lleva a acercarnos a Aizpitarte IV y V. La IV es una joya para excursionistas porque sus casi 300 metros de desarrollo están abiertos a curiosos que se se equipen con frontales. Y Baba y yo nos adentramos contentos en ella. La boca principal de entrada presenta unas dimensiones respetables (4-5x12 metros), y a un lado de la misma se abre otro vano natural precioso. En el mismo porche de entrada una galería parte a mano izquierda de la principal y desciende a un nivel inferior (-9,5m). La galería principal se adentra en las entrañas de la montaña ofreciendo un suelo cómodo. A unos cien metros de profundidad hay un panel explicativo sobre osos cavernarios, y tras un tramo de escaleras y barandillas hay otros dos paneles a ciento cincuenta de profundidad. Después la cavidad se estrecha y hay que atravesar varias gateras que nosotros no hacemos. Se trata de la primera cueva de Izaro jeje. En el tramo de barandillas hay dos pozos que comunican con una galería inferior que casi comunica con Aizpitarte III.

            En este año 2015 que acaba, varios espeleólogos y estudiosos han encontrado en la galería superior de Aizpitarte IV (+24m), también llamada de las oseras (hay 8),  cuatro bisontes marcados en sus paredes de gran belleza e importancia. Esta galería de 60 metros de desarrollo se ha podido alcanzar mediante desobstrucción desde Aizpitarte V (cerrada en la actualidad), aunque también se puede alcanzar mediante trepada lateral desde la IV (cerrada). Estudiosos e investigadores continúan recorriendo estas cuevas de Gipuzkoa en busca de respuestas, que nos puedan hacer entender cómo fue la evolución del hombre en nuestras montañas y bosques durante los últimos miles de años. Apasionante.


"Copenhage" de Vetusta Morla (2008)
(El valor para marcharse/
el miedo a llegar/)


Aizpitarte I?

Techos bajos en Aizpitarte III

Porche de entrada de Aizpitarte III.

...

Aizpitarte IV.

Acceso a la galería inferior de Aizpitarte IV.

En Aizpitarte IV hay bastantes murciélagos.

Pinturas modernas.

Paneles explicativos.

Galería cómoda.


Parte final; barandillas y escaleras.

Selfie entre hermanos.

De vuelta al exterior.


http://arqueologiaypatrimonio.blogspot.com.es/

Croquis aproximado.





3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Friki que es uno, pero creo que en Sakon tampoco os quedais atrás no? jeje

      Eliminar
  2. Bueno, pero tú eres una sola persona y nosotros unos cuantos más... jejeje quién tiene más mérito? jijiji Máquina!!!!!

    ResponderEliminar