viernes, 8 de septiembre de 2017

Mi UTMB 2017



El Ultra Trail del Mont Blanc es la carrera de larga distancia más famosa del mundo, como un Tour de Francia de las carreras por montaña. La repercusión de la carrera a nivel informativo y de seguimiento a nivel mundial es espectacular, de hecho algunos llaman al UTMB como la carrera del "millón de euros", y todo el mundo de este deporte pone sus ojos en los Alpes franceses durante el último fin de semana de agosto, y no es para menos, la prueba arranca en la cuna del alpinismo y le da la vuelta a una de las montañas más famosas del mundo, el Mont Blanc (4810m), se pisan tres países alpinos, por no hablar de la corta historia de la carrera, 14 ediciones, que siempre ha arrejuntado a los mejores corredores de larga distancia del mundo. Además este año se juntaban en la línea de salida más gallos que nunca. Es curioso, solo un año antes a la primera edición de la UTMB, tenía lugar en Gipuzkoa la primera edición de la Zegama-Aizkorri; así entonces en 2002-2003 nacían las dos carreras con más fama del mundo, una en versión Sky, y la otra en Ultra.


       ¿Y cómo se sigue como aficionado la mejor Ultra del planeta, y más en una disciplina que no importa a los grandes medios de comunicación del deporte? ¿Pues por dónde va a ser? A través de las redes sociales, por las benditas redes sociales, a través de Face y Twitter mayoritariamente, atentos a los post o tuits de marcas como "Trailrunning Review", "Salomon", "IrunFar" y otras, a las redes sociales de la carrera, del UTMB, porque las tiene, o a la retransmisión en directo de la carrera en su web, o simplemente siguiendo los puntos de paso de los corredores por cada avituallamiento y punto de control del recorrido vía digital. Incluso, hay algún youtuber que ofrece un seguimiento espectacular. Y es divertido, de hecho, ¿cuántos deportes dejas de seguirlos porque te vas a la cama, y luego puedes re-engancharte y seguirlos a la mañana siguiente porque aún no han acabado? Es como esas pelis de domingo por la tarde en las que puedes echar la siesta y despertar y recuperar el hilo de la película tranquilamente en pocos segundos. El viernes pasado me fui a la cama sabiendo que en cabeza de carrera masculina marchaba un grupito más o menos compacto, que la gran favorita entre las chicas marchaba en puestos de podio, y me desperté con un francés dominando la carrera con puño de acero, y con el abandono de esa gran favorita, también francesa, en el Kilómetro 95.


      El UTMB arrancaría con media hora de retraso, a las 18h30 del viernes pasado, con la amenaza del mal tiempo en los altos collados. Por ello, la organización recortaba parte del recorrido en dos puntos, enderezando el trazado en ellos para que los corredores no estuvieran mucho tiempo en cotas altas. Los cambios eran menores. En la salida de la mejor edición de la historia de la carrera, veremos a Kilian Jornet grabar y retransmitir en directo desde un teléfono móvil para Facebook la primera media hora. Alguno podrá pensar que el ritmo de salida en un Ultra como este es bajo, rollo "empezar con paso de viejo y acabar con paso de joven", pero no es así. En Les Houches (km8), el ritmo imprimido en el llano es de 4:00/km, con algunos kilómetros en 3:45, y comanda la carrera uno de los grandes favoritos, el estadounidense Jim Walmsley, con zancada espectacular, levantando rodillas y ágil braceo, seguido muy de cerca por el resto de los gallos. Aquí, da gusto ver a Tofol Castanyer, que aun corre, es un decir, porque el año pasado en el kilómetro uno se fue al suelo zancadilleado por otro corredor sin querer, y tuvo que retirarse. En chicas Emilie Lecomte pasará primera, Nuria Picas tercera, y la gran favorita Caroline Chaverot pasará con su característico avanzar destartalado, paleando exageradamente con sus bastones sobre el asfalto...

    En el primer ascenso del recorrido, kilómetro 14, los estadounidenses Jim Walmsley y Zach Miller pasan primeros seguidos muy de cerca por Kilian Jornet, mientras que los franceses Francois d´Haene y Xabier Thevenard guardan algo las distancias. Entre los diez primeros da gusto ver al catalán Pau Capell. En chicas Chaverot se pondrá segunda tras Lecomte, y nuestra Nuria Picas permanecerá agazapada en la quinta posición. En la bajada, la primera de los 168 kilómetros, Walsmley, ganador el año pasado en Speedgoat 50k, Tarawera Ultramarathon o Alto Sil entre otros, y corredor número uno en el ranking de la International Trail-Running Association, se lanzará a tumba abierta sacando dos minutos a Kilian en el avituallamiento de Saint-Gervais. Al día siguiente, en meta, la estrella catalana dirá haberse sentido sorprendido por los rápidos descensos de Jim en la primera parte de la carrera. Además, el estadounidense espera al resto en los avituallamientos. Varias posiciones por detrás, hacen su carrera otros estadounidenses que ocuparán puestos cabeceros más adelante, como Tim Tollefson, que ya sabe ser tercero en la UTMB el año pasado, y Dylan Bowman. En Saint Gervais Nuria Picas ya ocupa la primera posición tras el primer descenso, Lecomte es segunda, Chaverot tercera, y Andrea Huser, segunda el año pasado, ya asoma la cabeza por vez primera entre las diez primeras. De pronto, la retransmisión de la carrera emite una entrevista al alcalde de Saint Gervais, a pie de avituallamiento y encantado con el evento... lógicamente se le pregunta sobre la reciente polémica en la vía normal del Mont Blanc y la inconsciencia de algunos runners que suben sin la equipación necesaria. El político francés y el entrevistador sonríen. Parece que las aguas vuelven a su cauce...

    En La Balme, tras el emblemático paso entre hogueras de Notre-Dame de la Gorge, en medio de la noche, los primeros corredores aterrizan en este avituallamiento del kilómetro 39. Podemos ver a Walsmley en plan sobrado, chocando los cinco con gente del público y haciendo gestos de ir muy bien con sonrisa de por medio. Pegados a él van Kilian, Thevenard y Francois. Los tres suman siete victorias en el UTMB (!!!). Entre los diez primeros aparecen otros dos corredores de aquí; Pau Capell y Jordi Gamito. Ambos son dos corredorazos de larga distancia con victorias y grandes resultados en varias de las mejores citas del mundo. En el avituallamiento se puede ver en el equipo de apoyo de Miguel Heras a su hermano Roberto, ex-ciclista de gran palmarés y positivo polémico. Miguel va 12º en este punto. En el lado femenino Nuria y Chaverot ya dominan la prueba en primera y segunda posición. Séptima va la majísima Fernanda Maciel.



    La noche transcurre sin grandes sobresaltos mientras los líderes de la prueba atraviesan los collados más altos de la vertiente suroeste del macizo. En Courmayer (km 78), el trío Kilian-Francois-Walsmley marcha por debajo del récord de la prueba, en manos de Thevenard, que se descuelga de cabeza. El padre de Kilian, en declaraciones a "carreraspormontaña.com" dirá haber visto muy bien y muy tranquilo a su hijo. En chicas Nuria lidera la prueba con mucha solvencia, mientras Chaverot poco a poco va descolgándose. Más adelante, en el kilómetro 95, la gran favorita francesa se retira. Tras el Col de Ferret, a casi 2500 metros de altitud, y con las primeras horas del día Francois comienza a distanciarse por delante. El francés parece en buena forma, ya sabe lo que es ganar aquí, y parece que sabe lo que se hace. En el avituallamiento de La Fouly sus dos inmediatos perseguidores, Kilian y Walsmley, intercambian algunas palabras mientras el primero adelanta al segundo. Kilian pregunta a Walsmley "How are you, man?", y el americano le hace un gesto con la mano rollo "voy a suavizar un poco tío". Algunos usuarios de internet aseguran que es en este punto donde Kilian comete un error al no parar ni comer mucho, aunque lo cierto es que Francois tampoco ha parado mucho. Se están jugando la carrera. Tollefson y Bowman ya aparecen cuarto y quinto. Si Walsmley y Zach Miller empezaron la carrera a mil por hora, estos dos llevan otra estrategia. En chicas Nuria aventaja a la segunda, Andrea Husser, en 45 minutos, y la tercera está ya a más de dos horas.

    En Champex Lac la retransmisión de la organización se centra en Jim Walsmley, tumbado en un banco del avituallamiento mientras un auxiliar le trata las ampollas de los pies. El líder de la ITRA ha caído bien al público francés, al ser tan expresivo en los primeros compases de la carrera, y al acabar tumbado y derrengado en el kilómetro 123. Muchos aseguran su retirada, pero se gana más la admiración del público al continuar hacia adelante, y eso que pierde el tercer puesto al ser adelantado por Tollefson. La imagen de éste poniendo la mano sobre la cabeza de Walsmley mientras descansa en horizontal, es uno de los momentos especiales de la carrera. Por delante parece que el UTMB de este año se va a decidir entre Francois y Kilian. En mujeres las cosas permanecen igual; Nuria domina a placer.

Pinreles de Walsmley....
Foto de UTMB (Twitter)

    Los últimos kilómetros sirven para afianzar a Francois d´Haene. El francés sabe lo que se hace, no es ningún novato en estas lides (campeón aquí en 2012 y 2014, y campeón en ultras de gran prestigio en Madeira, Hong Kong, Isla Reunión etc), y mantiene un ritmo elevado y no parece que vaya a explotar ante el empuje de Kilian, aunque las diferencias entre ambos varíen entre los 14 y los 18 minutos. Col du Forclaz y Montets están a rebosar de aficionados, más que nunca, pese al gris tiempo. En Vallorcine, a pie de la última ascensión de la carrera, kilómetro 150, Nuria Picas aventaja en más de 50 minutos a la suiza Andrea Huser, solo una hecatombe podría privarle de la victoria a la catalana. Y la hecatombe casi tiene lugar.... En la cima de Flegere, a falta de un descenso para la meta, la diferencia entre Nuria y Andrea ha pasado de 51 a 16 minutos... La suiza le ha recortado 35 minutos en 700 m+. Imágenes de Nuria parada y apoyada en sus bastones, hecha polvo, corren como la pólvora en las redes sociales.

    En la abarrotada línea de meta de Chamonix, en la calle de la iglesia de Saint Michel, testigo mudo de algunos récords del Trail, Francois d´Haene se proclama vencedor del UTMB con un tiempo de 19h01´, un tiempo estratosférico pese al leve recorte practicado por la organización. En segundo lugar llega Kilian. El catalán no es invencible, y menos si el resto de contrincantes se prepara en exclusiva para el UTMB, y él compite y juega en diferentes especialidades. Aun así es increíble. Tercero es Tim Tollefson, primero de los estadounidenses, que repite el mismo puesto en el podio que el año pasado. Thevenard, la leyenda del UTMB, al haberlo ganado en dos ocasiones y haber vencido en el resto de distancias de este evento deportivo en otros años (CCC, TDS...), es cuarto. Quinto llega Walsmley a poco más de una hora del primero. Cualquiera lo diría viéndole hecho un cromo en el avituallamiento de Champex. Sexto es un magnífico Pau Capell, un atleta joven de aquí con gran proyección, un puto hacha. Séptimo y noveno son los americanos Bowman y Miller con el gran veterano Gediminas Grinius entre ambos. Seguimos preguntándonos dónde narices entrena el lituano si Lituania es plana. Décimo es Jordi Gamito, un puto crack del deporte y un hombre muy simpático. Entre los diez primeros 4 yankies, 3 españoles y 2 franceses... Con todos ustedes las tres grandes potencias de este deporte, aunque parece que España se lleva la palma analizando el resto de competiciones a nivel mundial. En el puesto 16 aterriza en meta el británico Andrew Symonds, muy conocido entre aficionados españoles. En el 17 aparece en Chamonix la leyenda Julien Chorier. Jason Schlarb, campeón el año pasado en la mítica Hardrock de EEUU junto a Kilian Jornet, es 48º en meta. Por lo visto el tipo fue marine de los Estados Unidos en Irak... Entre los nuestros lamentar los abandonos de Tofol Castanyer y Miguel Heras.

Francos d´Haene y el último corredor que entra en la meta del UTMB. Impresionante.
Foto IrunFar (twitter)


     En chicas vivimos un final apretado y épico. Si Nuria Picas sacaba 16 minutos a su más inmediata rival en Flegere, todos los que seguimos la prueba esperamos cualquier tipo de resultado. De pronto la organización retransmite en directo la entrada de Nuria en el asfalto, le quedan 1200 metros. La catalana corre, lo cual no es mal síntoma, y no se ve a nadie seguirla de cerca. Después del puente, antes del centro de Chamonix, se echa a andar e intercala tramos corriendo con otros andando. En la línea de meta parece un muerto viviente, algunos le vemos hasta la cara hinchada. La atleta de aquí está emocionada y no es para menos, pero parece un zombie. Dos minutos y medio después llega a meta Andrea Huser, que le ha recortado 14 minutos en el último descenso. La que luego a la postre será tercera, la francesa Christelle Bard recortará en los últimos 18 kilómetros una hora y diez minutos a Nuria, y 17 minutos a Andrea. Nuria, ante los micrófonos de la organización explicará que ha sufrido una especie de ataque de asma el último tramo de carrera, y que no sabe si ha sido debido a la ansiedad. Por su parte, Andre Husser dice a todos que si hubiera pillado a Nuria en los últimos metros habría llegado de la mano de la catalana. Respecto al resto de las nuestras, destacar a Teresa Nimes que será 11ª, y el abandono de Gemma Arenas, retirada en La Fouly. 

    Un año más, el UTMB nos brinda con uno de los mejores espectáculos de Trail del mundo. La leyenda de esta carrera de ultrafondo no ha hecho más que comenzar.

   


-"Autosuficiencia" de Parálisis Permanente (1982)
(Ahora soy independiente, 
ya no necesito gente, 
ya soy autosuficiente al fin. 
Me miro en el espejo y soy feliz)

No hay comentarios:

Publicar un comentario