sábado, 19 de agosto de 2017

Cordal Fourchon-Tete de la Fenetre

Con un pie en Suiza y el otro en Italia.

Tras muchos días de buen tiempo, unamañana Ainara y yo despertamos del confort de la furgoneta con meteorología dudosa. No problem; parece que las precipitaciones aguantaŕan hasta el mediodía. Aun así hay que tomar precauciones porque las nubes juegan en las crestas, y unas veces se meten y otras se salen. Ainara siempre le ha tenido pánico a la niebla, y no es para menos, pero en los últimos tiempos ha comprobado que es un potencial peligro capaz de manejarse en algunas situaciones. Sobre la carretera al Col de Gran San Bernardo las cimas de casi 3000 metros pueden darnos una oportunidad.


Partimos con dudas porque a los pocos minutos se pone a lloviznar, pero es solo un rato. Una fila de senderistas suben al Col de la Fenetre (de la ventana), menos Fenetre que nunca porque no se ve ni a un metro. Y nosotros nos desviamos hacia la despejada por el momento cima del Fourchon (2912m). Cerca se muestra pinchuda la estética cima de Pain de Sucre.... En la cima del Fourchon Ainara parece tranquila porque el tiempo parece que mejora, y aunque mira de reojo a la marea de nubes que entran desde Suiza, quiere más. Le propongo hacer equilibrios entre Italia y Suiza hasta el Col de la Fenetre, y si entran a saco las nubes ya huiremos hacia el este por las muchas canales evidentes que tiene el cordal. Y ella accede. Y a veces trepa entre la niebla... ¡Quién te ha visto y quién te ve!

En la cima  de la Tete de la Fenetre (2800m) nos cruzamos con unos íbices, y avistamos una perdiz nival, la primera de Ainara. En el Col no se ve nada y descendenos al punto de partida, un rincón pastoril a 2350m donde venden queso de vaca en una cabaña con encanto. !Qué provecho se le puede sacar a un día gris!




Pequeña borrasca.

Últimos metros para la cima del Fourchon.

El Cordal que seguiremos.

Más contenta que una niña.

Un pasito bonito.

Trepada a la Tete de la Fenetre.

Col de la Fenetre.
Mojón fronterizo entre Italia y Suiza.
Piedras del año 1931...



No hay comentarios:

Publicar un comentario