sábado, 13 de mayo de 2017

Barranco de Errekaizea.

¿Moáis entre el verde dominador de Zakarloa?
En terreno de Auritz, muy cerca de la muga con Garralda, un arroyo que cae desde La Corona o Errazu (1387m) se cuela por un bonito barranco, antes de aterrizar en Zakarloa, la vega repleta de bordas de Garralda y Auritz. Cerca queda la muga de Aurizberri, el Camping de Urrobi, y las oquedades espeleológicas de Berraburu y Bidausi. El barranco que forma el arroyo no es perceptible desde ningún sitio porque está cubierto de un exuberante bosque de hayas y por una piel de musgo muy gruesa. Se llama Barranco de Errekaizea, y este término euskaldun hace referencia a lo agreste del lugar (Haizea también significa viento, ¿no sería bonito imaginar que se llamara la "regata del viento"? Pero va a ser que no.)

            En diciembre, en la última excursión del 2016 de Aezkoa Kirol Elkartea, cinco mendizales bajamos de La Corona por el sendero difuso de la orilla izquierda del barranco, y nos fijamos en una aguja de roca caliza de su orilla derecha. El rincón prometía a los ojos de un barranquista amante de los rincones solitarios como yo, y pensé que tarde o temprano volvería. Y hoy volví cuando tan solo caía un hilo de agua por el mismo. A destacar la aguja de la cabecera y el pasillo de roca unos pocos metros por debajo. He descendido del hombro de la aguja y después por el barranco haciendo uso de la cuerda en tres ocasiones (rápeles de 17, 23 y 11 metros). Para el rápel de salida del pasillo de roca he tenido que trepar por la frondosa orilla izquierda hasta acercarme a un árbol desde el cual rapelar. Nunca recojas una cuerda de acceso a un pasillo sin salida, sin cerciorarte de que se puede salir por abajo. Incertidumbre y momentos donde darle al tarro que me encantan. Con calma, saboreando cada metro del lugar.

Roca resbaladiza, olor a marasmius y a barranco verdoso. Sábado perfecto.


-"Kingdom of doom" de The Good The Bad and The Queen (2007)
(Viernes por la noche en el Reino de la Perdición/ 
Los cuervos vuelan a través de la luna/
Todo es ruido en el cielo/)

Muga entre Garralda y Auritz.

Una aguja entre el hayedo donde empezar la actividad...

En el hombro de la aguja como a 5 metros de su cima (V+/6a???)

Rapelito de 17 metros para bajarse de la aguja hacia el Barranco de Errekaizea.

Vertical y un poco extraplomado.

Rápel (foto de diciembre de 2016)


Resalte de 3 metros al entrar en el cauce.

Umm...

Rápel tumbado de 23 metros.
Ajustando con la cuerda.

Pasillo de roca y selva tras el rápel de 11 metros para salvar el segundo resalte.

Pasillo exuberante. 

Continuación tumbada y resbaladiza.


Bonitos rincones.


¿Lamias?

Tres rápeles y muchos resaltes.

2 comentarios:

  1. Flojillo, pero encantador cuando eres el primero en explorarlo.
    Lástima que no de más de sí.
    Los grandes ya se abrieron hace muchos años.
    Es una pena,Navarra tiene txokos muy bonitos pero breves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Independientemente de si se trata de un primer descenso deportivo, que lo dudo, lo que mola de todo ésto es perderse "por el otro lado". En Navarra hay muchos lugares muy poco transitados, en su día explorados por franceses y navarros espeleólogos en busca de surgencias y cavidades. Nunca olvidaré Arbanta principal (5h, 17 rápeles) Momentazos kit kat del copón.

      Eliminar