jueves, 31 de marzo de 2016

Descubriendo Belate.

Cima de Berriozokoa (983m), Baztan detrás mío.
El Puerto de Belate es un collado muy importante en el Pirineo Navarro, testigo directo de las idas y venidas de pastores, viajeros, contrabandistas, exiliados, peregrinos y soldados entre otros, durante diferentes épocas de la historia. Aquí hay edificaciones con nombres que reflejan otras etapas que al parecer fueron bastante convulsas y desparramadoras de sangre, como Venta Quemada o Venta de la Sangre, y sobre una atalaya destacan los restos del antiguo Fuerte de Belate, otra señal de su pasado belicoso (Batalla de Belate en el s.XVI, Guerra de la Convención en el s. XVIII....). En la actualidad, este paso en la divisoria de aguas ha quedado tranquilo tras la apertura en sus entrañas de los famosos Túneles de Belate.

martes, 29 de marzo de 2016

Respeta el metro y medio.

Sensibil ¡Qué puerto!
(Foto de Antxon Epelde)

Ya no pertenezco a la secta de los ciclistas de carretera por causa mayor, una maldita protusión, pero algún día volveré a la faena cuando solo quede la cicatriz y ya no quede dolor, porque dejo en esa secta a buenos amigos y buenos momentos. Algunos ya sospecharán que no se trata de mi deporte favorito (al menos hay otros cinco por encima en mi lista), y que en 2015 sentí dolor por cada pedalada que dí por culpa del abombamiento de mi L5-S1, pero sigo sufriendo un montón por cada injusticia que sufre la comunidad ciclista; en ella tengo buenos amigos, antes ya lo he dicho, y me pongo de muy mala leche cuando me entero de que han muerto uno o varios ciclistas atropellados porque el conductor no respetó el metro y medio de distancia cuando los adelantaba, o porque iba borracho el domingo por la mañana (accidente más habitual de lo que parece). Sin embargo, cuando oigo a alguien meterse con los ciclistas por circular con todo su derecho por la carretera, o incluso justificar los atropellos diciendo que los ciclistas van como locos y demás, me transformo en un Bee Gees de "Stayin Alive"; me dan ganas de salir a la calle desafiante, con chupa al hombro y con barba de varios días en busca del agresor verbal, y en cuanto lo encuentre convertirme en el Brad Pitt de "Snach" y darle una buena mano de ostias con guantes de boxeo a ritmo de "Fucking in the Bushes" (Jodiendo en los arbustos) de Oasis. Por cierto gran frase que viene como anillo al dedo en esta canción: Hay espacio para todo el mundo aquí/ Si, todos son bienvenidos.

Barranco de Jordán 2015

Jordán y Arrako; dos barrancos en uno.
La Venta de Juan Pito, en el Valle de Belagua, posee este nombre porque antaño en esta venta vivía un pastor llamado Juan, que los días de niebla salía al camino que asciende al collado fronterizo de Arrakogoiti, mucho más transitado que ahora, y tocaba el pito que sacaba de su bolsillo en mitad de la niebla, para que los que atravesaban este peligroso collado con niebla, no se perdieran. Este collado fue el puerto viejo de siempre entre Roncal y Francia; por él pasaba la ruta de la lana, un ramal del Camino de Santiago y era lugar de paso de contrabandistas. Curiosamente, hace un siglo por él pasaban las "golondrinas", aquellas mujeres de Roncal que viajaban a pie hacia Maule para trabajar de otoño a primavera como alpargateras

miércoles, 23 de marzo de 2016

Real Fábrica de Municiones de Eugi

Ainara diminuta ante las proporciones de esta fábrica del s. XVIII.

La Fabrica de Municiones de Eugi, en el corazón del hayedo de Kintoa, ha quedado colapsada durante décadas por la también espectacular Fabrica de Municiones de Orbaizeta, protagonista esta ultima en películas, discos de música folklore o propaganda publicitaria de Navarra. Las preciosas ruinas de Eugi están viviendo en la actualidad un auge en su reconocimiento muy importante; se.han limpiado y acondicionado sus instalaciones con fondos europeos y se han declarado Bien de Interés Cultural este pasado día 16. La realidad es que se trata de una de las reales fundiciones del s. XVIII más hermosas de todo el estado; en ella los arcos de sillería sobre el.jovencisimo río Arga, el de Pamplona, forman dos tramos espectaculares, uno de ellos con curva (!!!), y la carretera que sube al Alto de Urkiaga cruza las ruinas y el río en el Taller de Molderia antes de enfilar el antiguo Portal de Francia formando uno de los tramos de nuestras carreteras más fotogenicos de todo Navarra.

domingo, 20 de marzo de 2016

Kintoa magikoa

Ainara.
El monte Okoro (1259m) es un monte realmente importante del Pirineo Occidental, y no muchos montañeros lo conocen, colapsado en fama y reputación por otras montañas vecinas de Kintoa como Saioa, Zuriain o Adi. Y digo que es un lugar importante porque en él se separa la divisoria de aguas cantábrico—mediterránea, que se dirige hacia el oeste, del eje pirenaico que cae hacia la Bahía de Txingudi en dirección NO. Curiosamente, dos Grandes Rutas como son la 11 y la 12, la pirenaica y la de Euskal Herria, también se separan definitivamente aquí tras varias jornadas juntas o paralelas desde Belagua...

viernes, 18 de marzo de 2016

Punta Espata 2011

Cima de Punta Espata(2202m)


En la vida de los pirineistas, hay montañas pequeñas que suplen a otras mucho más grandes cuando las condiciones meteorológicas o nivológicas no son las más adecuadas. Punta Espata (2202m), nexo entre el macizo de Collarada (2886m) y las lomas de Bacún (2191m), sobre el pueblo de Villanúa, sirve para ello. ¿Que hay un paquetón de nieve de miedo en las cimas altas de la cordillera? "No problem", bájate un poquito al sur y descubre esos rincones apartados y paradisíacos donde estar tranquilo, y seguro ante el riesgo de aludes.

martes, 15 de marzo de 2016

Forquetas invernales 2010

Rufo empezando la canal de acceso al Collado de Eriste.

"El tramo de cresta que separa las dos Forquetas es poco accidentado, solo hay que destacar un paso delicado en la ascensión a la Forqueta SE; el descenso de un pequeño gendarme por roca descompuesta"

-Los Tresmiles en 30 Jornafas, Miquel Capdevila.

Los Picos de la Forqueta (3007m y 3003m) son dos cotas en un eje de cordales, que superan los tresmil metros por poco en el macizo del Posets. Hace seis inviernos, el amigo Rufo y yo viajamos en coche al final del invierno al Valle de Gistau, un lugar lejano con el vehículo porque la pista que asciende de Plan a Viadós se las trae, con el objetivo nivoso de estas dos cimas en la cabeza. Al prepararnos para dormir en la furgo, no me acuerdo cómo, hicimos amistad con un súper-montañero navarro llamado Chema, profesor de educación física, y que el día que llegamos había subido y bajado en esquís casi dos veces al Posets.... A la mañana siguiente Chema nos adelantó como un sputnik desde atrás en el Barranco de la Ribereta, como amante del trail que era, y no tuve mejor idea que seguirlo hasta que vi que seguirlo era un suicidio, pensando en mis posibilidades en los Picos de la Forqueta. Chema se dirigía al Eriste Norte a la velocidad de los aviones (dos años después sería yo quien me adentraría regularmente en el mundo del trail), y debía guardar fuerzas para el tramo final.

lunes, 14 de marzo de 2016

Después de la Nieve (Ricardo Martínez Llorca, Desnivel 2015)

96 páginas de disfrute.
A primera vista, "Después de la Nieve" (Desnivel 2015) puede parecer una novela de montaña demasiado corta. Sus 96 páginas parecen escasas para un devora-libros convencional del siglo veintiuno, de esos que abundan por la calle, y más cuando la gente en general consume y está enganchada a "tochos" de quinientas páginas, por lo menos. Sin embargo, muchos saben y sabemos, que las cosas buenas pueden ser cortas, de hecho muchas lo son, alguno dirá que deben serlo, y sin ir más lejos muchas de las grandes obras de arte de la literatura se pueden leer en un suspiro; "El Principito", "Crónica de una muerte anunciada", o "Bájame una estrella" son solo algunos ejemplos de ello. En resumen, las obras literarias de menos de tres dígitos de duración son como un salto de barranquismo, un vuelo en escalada deportiva, un descenso en BTT alocado, o un orgasmo explosivo. Aquí lo importante es el intenso instante al leerlas y las sensaciones post-ejercicio, el recuerdo que dejan las cosas vividas, o en este caso leídas, así el recuerdo que deja "Después de la Nieve" en la corteza prefrontal, donde se almacena la memoria a corto plazo, es magnífico, y veremos con el paso del tiempo el recuerdo que deja esta novela en el hipocampo, lugar donde se guarda la memoria a largo plazo.

domingo, 13 de marzo de 2016

A los pies de Ezkaba Txiki



Ezkaba Txiki es la montaña en forma de ola de mar alargada, que parece avanzar desde el norte para tragarse una esquina de Atarrabia, Burlata entera y buena parte del barrio de la Txantrea. Es una cresta de pinos y robles a la que tengo mucha estima; por ella paseo para quitarme los fantasmas del día o día, o "vuelo" sobre zapatillas de trail mientras las luces de la ciudad se encienden casi doscientos metros más abajo. En su portillo occidental, el de Azoz, descubrí hace unos años a dos chicos practicando sexo anal a plena luz del mediodía, sobre unos cartones en el cruce de caminos,  y en otra ocasión me topé de bruces con un hombre que "embestía" de pie y con los pantalones bajados a otra persona dentro de un coche, en ese baile ancestral predecesor a la creación de la vida, o de un condón usado más. Desde el hombro oriental de esta montañita urbana, se avista el polígono de Atarrabia en su base, morada de asfalto y cemento de la Sala Totem, una de las salas de conciertos más conocidas de Euskal Herria. Por ella han pasado glorias del pop y del rock nacional e internacional como Barricada, New York Dolls, o Gatibu entre otros.

sábado, 5 de marzo de 2016

Gabardito NutritivoTD2

La entrada.


Dicen los que saben, que los golpes que uno se lleva en la vida sirven para aprender. Sino hay caída y capacidad de levantarse de la misma, no hay aprendizaje, porque llevarse ostias está bien si sacas conclusiones de ellas, pero si no las sacas, es probable que sigas llevándote un buen rosario de ostias que ni el Abel Azcona, copones de doble casco, cirios de diámetro que ni el negro de watsapp y demás. De nuevo un viaje al Pirineo (y van....), pero esta vez de una manera diferente; junto a un buen grupo de gorilas de espalda plateada de TD2-Altsasu nada amedrentados ante el mal tiempo y el riesgo de aludes 3 generalizado, y nuestros profesores. Porque al Piri se puede ir con mal tiempo, siempre y cuando sepamos qué actividad elegir, cómo y dónde. Cuando los partes meteorológicos no sean nada halagüeños aun podremos rascar algo a nuestros bosques y montañas: Si hace muy malo date un paseo cerquita de casa, y no hagas como los senderistas de Castellón hace una semana. Si hace malo gestiona tus posibilidades. Y si al abrir las contraventanas de tu casa ves que hace bueno, aúlla como un lobo de la tundra y sal ahí afuera a comerte el monte. Nosotros viajaremos al Valle de Hecho y aprenderemos varias cosas. Yo me quedo con dos: Los errores son trampolines hacia el trabajo bien hecho, y la capacidad de gestionar la climatología como herramienta fundamental a la hora de marchar a la montaña.

martes, 1 de marzo de 2016

Llana del Bozo, Arista NO (F+) 2005

Arista NO desde Foya de Aragües.
Foto de 2016.
Desde que el grupo político "Podemos" hizo acto de presencia en la escena política española, Venezuela está en boca de todos. Hace más de diez años formé parte de una salida del Club de Montaña Irrintzi a la Llana del Bozo (2566m), con lugar de quedada en los antiguos Cines Iturrama, y conocí en ella a una montañera de Venezuela risueña y divertida, que pasó un miedo terrible en la travesía a media ladera después del Collado del Bozo.