lunes, 28 de noviembre de 2016

Cueva de Aribe 2004 y el Yacimiento de Aizpea.

Asier Beunza.
En enero de 2013 realicé la última visita a esta mítica cueva de Aezkoa en compañía de Asier Antxo. Ahora, a finales de 2016, mientras repaso fotografías del pasado, encuentro varias de 2004 de nuestra visita aquel año a esta cavidad cercana a Aribe. Acudimos Asier y Gorka Beunza, Iñigo Burusko y yo. Trepamos el pasito de III+, entonces sin equipar con la cuerda fija de ahora, y con la única protección de un parabolt doblado a martillazos. Reunión en arbolito y en seguida subimos al porche de entrada. Tras la correspondiente visita a la cueva, descendimos a la carretera rapelando desde un árbol más a la izquierda buscando verticalidad. Viendo las fotografías, me llama la atención que ninguno llevara casco... Por aquella época no éramos conscientes de que debajo de la cueva, como base a nuestros rápeles, se hallaba la plataforma, en la orilla de la carretera, de uno de los yacimientos más famosos de nuestra Comunidad Foral. 


      El abrigo rocoso de Aizpea, donde se encuentra esta cavidad aezkoana, es famoso por haber albergado en un túmulo de su base los restos óseos completos de una mujer de hace 4600 años mejor conservados de Navarra. En la actualidad se pueden ver estos restos en la sala de prehistoria del Museo de Navarra (C/ Santo Domingo 47, Pamplona). El museo se refiere a esta antigua vecina aezkoana de la siguiente forma:

<<Finalizado el periodo glaciar, en el Epipaleolítico (8.500-4.500 a.C.) el cambio medioambiental obligó a una evolución tecnológica y en los modos de subsistencia. Los útiles líticos se redujeron de tamaño hasta pequeñas piezas talladas para fabricar flechas (microlitos geomé- tricos). Los hábitats por excelencia fueron abrigos rocosos próximos a cursos de agua permanentes, ocupados por grupos itinerantes no demasiado numerosos. De este momento data la primera inhumación de la Prehistoria navarra (Aizpea) una mujer que ha sido fechada en el 4.600 a.C.>>

     Resaltar lo escrito por Ana C. Cava Almuzara en el Informe de las campañas arqueológicas de Aizpea en 1991 y 1993 en este abrigo rocoso aezkoano:

<<En 1988 se realizó una primera campaña de excavación en el lugar (...), en un momento indeterminado de 1989/1990 se practicaron en el lugar remociones incontroladas por parte de clandestinos (...).  Fruto de estas remociones fue el hallazgo de un cráneo humano en buen estado de conservación que, tras múltiples avatares, llegó a manos del personal del Museo de Navarra desde donde se nos comunicó la existencia del resto, hecho que nos impulsó a la programación de una nueva campaña de excavación para comprobar la posibilidad de recuperación del esqueleto postcraneal in situ (...). Los trabajos de 1991se llevaron a cabo durante la tercera semana del mes de junio (...). La industria lítica está compuesta por un lote bastante amplio (...), la industria ósea está medianamente representada por varias esquirlas de hueso aguzadas, algunas de ellas serían probablemente parte de alfileres o anzuelos, tal como se confirmó con el hallazgo de alguno completo en la anterior campaña de excavación. Además hay una espátula fabricada en media caña de hueso pulimentada de 15 centímetros de longitud y varios elementos de adorno (...). La cerámica en este nivel es escasa(...)

      Las piezas óseas del esqueleto estaban en correcta conexión anatómica, salvados los mínimos desplazamientos de algunos huesos causados por la presión de la masa y la escasa compacidad del medio estratigráfico. El muerto fue colocado sobre un suelo de ocupación, cerca de la pared de fondo del abrigo, con la línea de la espalda paralela a él. Sobre su depósito se acumularon sin orden varios bloques informes de tamaños medio y grande (...). La utilización del abrigo como lugar de enterramiento excepcional en forma de inhumación individual.>>

        En referencia a la cueva de Aribe o de Aldasatxea (encima del yacimiento arqueológico), existe documentación en francés publicada en su día por el Comité Departamental de Espeleología de Pirineos Atlánticos en 1989, sobre las cuevas de Aezkoa, Arce y Urraul, donde aparece información muy interesante de esta oquedad aezkoana. En ella se le da un desarrollo de 570 metros en diferentes niveles entre las altitudes de 745 y 760 metros. Para su acceso hay que escalar un diedro de 4 metros desde la carretera a Orbara que te lleva al zócalo del porche rocoso de 10 metros de altura donde hay dos entradas. En su interior se puede realizar un pequeño circuito entrando por una y saliendo por la otra. En la parte baja de este primer sector hay que estar atento a un estrechamiento que te lleva al nivel inferior, el cual penetra en la montaña unos 250 metros. La Cueva de Aribe es un colector fósil donde descargaban las aguas el sinclinal de Aria.

        Una de las cuestiones que me llaman personalmente la atención de la Cueva de Aribe es su cercanía física con la Cueva de Azpilongoa. Si uno observa los planos, es como si una estuviera encima de la otra, pero las separan 50-60 metros de desnivel compacto. ¿Te imaginas entrar por Azpilongoa, descender un pozo de 60 metros para aterrizar en la Cueva de Aribe, y salir al exterior en la carretera a Orbara? Soñar es gratis.

-I get Along de The Libertines (2002)
(Yo estoy bien cantando mi canción/
la gente me dice que estoy mal/
que les jodan!/)

Rapelando y saludando a cámara,
Foto Gorka Beunza.

Fotografías de antaño. Gran tesoro...

La mujer de Aizpea en 1991.
Web Dialnet, Informe de las campañas de 1991 y 1993.

La Cueva de Aribe, o también llamada de Aldasatxea, posee 500 metros de desarrollo en varios pisos horizontales, con un desnivel total de 15 metros..

Documentación francesa de 1989.
Cuño de Otxola.

40 metros de desnivel desde la carretera hasta la boca.

...

Mapa..




No hay comentarios:

Publicar un comentario