domingo, 4 de septiembre de 2016

La Cueva del Ibon de Isaba.

....
<<La mayor dificultad es una escalada al comienzo de la cavidad que hace necesario conocimientos de técnica de escalada y rappel (...), está equipado en su parte superior con una placa de anclaje (...). Es un paso muy delicado por la posibilidad de resbalar al realizarlo y por su dificultad técnica (III sup.)>>

<<Aquí aparece una gatera de 5 metros por 75 centímetros de alto, que nos permite acceder a una impresionante sala>>

-Cuevas y Cañones en Navarra, J.I. Calvo, J. Orce, A. Bidaurreta, K. Aranguren, Sua Edizioak 1991.

<<Progresamos por galería activa, que en época de lluvias se sifona o puede haber zonas de agua en las que nos mojemos>>

-Excursiones subterráneas por el Pirineo Aragonés, Alejandro Martín y Benito Mata, Prames 2016.

<<Muchas historias y anécdotas han pasado desde entonces. A reseñar como más importante la historia de unos chicos que trabajaban en el camping de Isaba y tras pasar el sifón en seco se encontraron con una súbita avenida de agua y se quedaron atrapados hasta que los bomberos pudieron rescatarles. Ojo porque las avenidas de agua en esta surgencia son habituales! Tenemos comprobado que TRES DIAS DESPUES DE LLUVIAS la cavidad se pone activa, y no hace falta que haya llovido en Isaba porque Cueva del Ibon recoge las aguas del macizo de Ezcaurre.>>

<<Escalada de acceso por la cascada principal. Normalmente no hay cuerda y debe escalar uno primero (escalada de unos 8 metros de IV ó V grado)>>

-http://www.sakon.es/, texto de Oscar Sicilia.

La Cueva del Ibon, en Isaba, era una de mis cuevas clásicas pendientes; la ojeaba en la guía de Cuevas y Cañones en Navarra de 1991 y me subía la fiebre, en serio, además ya tengo ganas de terminar de conocer todas las actividades que aparecen en este libro mítico de la aventura en Navarra (ya solo me faltan 3 de 14). Esta vez visitamos Erronkari Ainara, su amiga Amaia y yo, y nos planteamos una jornada multi-aventura cerrando la misma en las oscuridades de Ezkaurre. Por lo visto, esta cavidad es una gran surgencia de este macizo de 2000 metros en época de lluvias, y como dicen los chicos de Sakon se trata de un Trop Plein. ¿Que qué cojones es eso? Pues lo he tenido que mirar en Google; "surgencia kárstica natural de presión de agua subterránea poco habitual. Son manantiales que sólo funcionan cuando el acuífero está demasiado lleno y rebosa en forma de vertido por los niveles superiores".

         La oquedad posee un porche bucólico cerca de un bonito puente sobre el río Belagua, y la luz del exterior baña una gran marmita poco profunda, en la base de una rampa y el resalte estrella de la actividad; un murito ahora seco pero muy pulido de 7 metros, por donde baja agua en época activa, que está equipado con una sirga fina y que remonto para asegurar a mis chicas desde una muy buena instalación. Aquí Ainara se acuerda de mis ancestros, pero escala confiando en mis palabras de que después no hay más dificultades técnicas, hasta que una vez arriba ve otra cuerda en la continuación y me mira entre asustada y cabreada; "tranqui, debe ser una variante para escalar a una galería superior, nosotros solo caminaremos". Amaia por su parte trepa contenta, por algo se presentó en su día al casting del "Conquistador del fín del mundo".

        Tras la escalada, la galería continúa cómoda hasta un paso que se sifona en época de lluvias, que da acceso a una salita con espeleotemas. Más adelante, una trepadita precede a una nueva sala con estalagmitas, donde vemos una cuerda que algunos utilizarán para trepar a niveles superiores. En frente tenemos el pasito de la gatera que da acceso a la gran sala, se supone que son 5 metros, pero... ¿dónde narices está la gran sala? Miramos y remiramos y no parece haber continuidad, de hecho las salidas de la gatera parecen obstruidas por bloques, quizá haya un paso muy estrecho, pero no le damos más vueltas y regresamos. La cuerda de la salita anterior, la que sube a niveles superiores, creo que sirve también para acceder a la gran sala. 

       De vuelta al exterior, como un crío pequeño, me adelantaré a las neskas a traición para trepar por la primera cuerda que vimos, la que da acceso tras la escalada a una galería superior, y sufriré un resbalón chorra, con rozadura en el hombro de recuerdo. Cuidado porque se trata de una cavidad muy resbaladiza. Mejor haber afrontado el paso con un jumar o una baga, como aparecen algunos en internet... El paso de la escalada Ainara y Amaia preferirán destreparlo aseguradas, y yo haré un par de rapelitos para pasar el rato.

       Ya conozco Ezkaurre a pata, corriendo, escalando por su arista, y haciendo espeleo. Eskerrik asko txabalikas de Luzaide.

¿Preparadas?

Gozando en el resalte de 7 metros.

Amaia y Ainara.

Galería activa.

Gatera.

Selfie.

Cómo posan las tías....


Rapelito para pasar el rato.
...



Lamias del río Belagua.



1 comentario:

  1. Buena entrada Pau! Nos es imposible gracias a google+ dar un "me gusta" .... que modernidades... buen trabajo!

    ResponderEliminar