miércoles, 14 de septiembre de 2016

Cuevas de Zatoya y Grotte d´Oyanbeltza

Gatera "achocolatada" de Oyanbeltza.
Cuevas de Zatoya

Mi amigo Asier es de Abaurrea Alta, el pueblo más alto de Navarra, y poseedor en su término municipal, en la misma muga con Salazar, de uno de los yacimientos prehistóricos más importantes de la Comunidad Foral. En los años 30 del siglo pasado, quienes construían la actual carretera entre Aezkoa y Salazar descubrieron dos cuevas. La primera de ellas, Zatoya I, se descubrió al explotar una pequeña cantera sobre la carretera para obtener material para el firme, y dentro de ella encontraron restos humanos. Esta cueva posee un desarrollo horizontal de unos 100 metros y es uno de los yacimientos más destacados de la transición entre el Paleolítico y el Neolítico en el norte de la Península. Actualmente, su boca artificial (la que se descubrió en la cantera), está cerrada, y su boca natural (cubierta a los ojos de los humanos con vegetación y sedimentos hasta los años 30), permanece "tapada" con una malla de metal rota y cedida. La comunicación entre ambas entradas parece obstaculizada hoy en día.

          Zatoya II es la otra cueva descubierta. En la documentación del Yacimiento Prehistórico de Zatoya de 1989 se nombra al tío-abuelo de Asier, quien explica a los investigadores en una entrevista de 1975 cómo fue el hallazgo.

          <<Don Dionisio Ancho, vecino de Abaurrea Alta, nos refirió en agosto de 1975 las circunstancias de hallazgo de Zatoya 2. La cueva fue descubierta al realizarse el trazado moderno de la carretera, por los años 1932 a 1934. Quien ponía los barrenos —según recuerdan en Abaurrea— produjo un hueco en el suelo por el que se descendió al interior de la cueva encontrándose numerosos esqueletos que, según se pensaba en el pueblo, serían víctimas de la Inquisición. (...)El terreno donde se abre la cueva es propiedad de Don Segundo Arrese Uriarte, vecino de Abaurrea Alta: él nos ha dado todas las facilidades para su estudio. >>
           -"El Yacimiento Prehistórico de Zatoya" de Ignacio Barandiaran y Ana Cava (1989).

           Zatoya II tiene un desarrollo de 31 metros y su entrada natural es una grieta de dos metros de ancho por 30 centímetros de alto, que se descubrió tras entrar en ella (como pasara en Zatoya I, esta entrada natural también pasó desapercibida para los aezkoanos hasta los años 30). La gente del pueblo creyó que los restos humanos que se encontraron en ella eran de personas capturadas en la Inquisición que se arrojaron a la cavidad varios siglos antes, para dejarlas morir allí... En una de sus paredes hay zarpazos de oso cavernario. En la actualidad se puede observar el pequeño agujero con el que se descubrió esta oquedad; está en la cuneta derecha de la carretera, bajando al puente del río Zatoya. Impresionante. En Zatoya I y II, se han realizados varias excavaciones las últimas décadas, y se han descubierto infinidad de restos humanos, de animales, de cerámica, y herramientas de gran valor... Quienes ocuparon estas cuevas fueron cazadores prehistóricos nómadas que pasaban los periodos estivales aquí cazando entre Abodi, Sierra de Areta y las cuencas de los ríos Zatoya e Irati. Además, en la Edad de Bronce se usó Zatoya I como cueva de enterramiento.

           Para los amantes de la espeleología existe otra cavidad en el lugar, que al igual que las dos anteriores, está expuesta en el Catálogo Espeleológico Navarro. Se trata de Zatoya III. Esta oquedad de entrada estrecha bajo el arco de roca de Sorginzubi, llena de mosquitos y sifonable,  presenta un gran desarrollo de 4100 metros, y es la décimo segunda cueva más larga de Navarra. Hay que resaltar que en Aezkoa somos unos privilegiados porque en nuestras entrañas se desarrollan varias de las cuevas más largas de la comunidad: Basanberro-Garralda con 11km es la cuarta, Zatoya la décimo segunda, Urziloa-Orbaizeta con 3,8km la décimo tercera, y Aizartea-Orbara con 1,9km la diecisiete (De las 20 cuevas con más desarrollo de Navarra, 10 están en Larra y 4 en Aezkoa). 

             Hace un tiempo, escuché en el bar de Orbara de boca de un abaurreano, gran amante del plato combinado de huevos fritos, patatas y lomo, que en estas cuevas se encontraron los restos óseos del primer perro doméstico navarro. Y tenía razón.

            <<Volviendo al tema de la domesticación, y vista la ausencia de Ungulados domésticos, nos fijaremos en la presencia de un animal doméstico entre los restos de Zatoya: el perro. Este animal ha dejado 2 restos en el nivel I: un Ml y un incisivo, ambos superiores. Se sabe que el perro es la primera especie domesticada y que su domesticación tuvo lugar fuera del área de domesticación de los Ungulados. Los hallazgos de restos de esta especie en Centroeuropa, en épocas cada vez más antiguas.>>
             -"El Yacimiento Prehistórico de Zatoya" de Ignacio Barandiaran y Ana Cava (1989).

             Por otro lado reseñar la labor del local Iker Lorea, gran espeleólogo y barranquista, gran acordeonista también, que realizó una labor encomiable en las simas de Abaurrea, que hay muchas, hace 10-15 años. Asier tiene contacto con él y es un tío cojonudo. Él nos contará que la cuerda que hay en Zatoya III para salvar un resalte la instaló él. Y siguiendo con el hilo de abaurreanos, resaltar la leyenda que se cuenta sobre la Cueva Mauletxe; al parecer en una ocasión se introdujo a un gato con cascabel por uno de los agujeros terminales de la cueva y apareció en Aribe (!!!) ¿Nos hallaríamos pues ante uno de los complejos subterráneos más grandes de Navarra? Obviamente se trata de una leyenda.

Zatoya I está cerrada a cal y canto.
Entrada artificial.

Entrada natural a Zatoya I.


Boca de entrada a Zatoya II de 30-40cm de alto...

Tramo en el que hay que arrastrarse.

Zatoya II.

Zarpazos de oso cavernario.

Tapado ante arañas y mosquitos.

Lirón gris.

Umm...

Catálogo Espeleológico de Navarra.

-"El Yacimiento Prehistórico de Zatoya" de Ignacio Barandiaran y Ana Cava (1989).


Río Zatoya seco.

Sorginzubi, el puente de roca caliza que une Aezkoa y Salazar.

Rampa llena de mosquitos de acceso a Zatoya III.

Galería principal.

Trepada a galería superior.

Zonas encharcadas en la galería superior.

Paso estrecho derruido en salita a 250 metros de la entrada.

Placa de materiales duros como resultado del desprendimiento.

Galería kilométrica.

Abertura de pequeño tamaño en la cuneta de la carretera y que sirve de acceso alternativo a Zatoya II. No busquéis en la cuneta izquierda, hacerlo en la derecha.

La Grotte d'Oyanbeltza

En la vertiente norte del monte Urkulu se abre una cueva de gran porche, y con un desarrollo original de casi 500 metros (aunque exploraciones posteriores le dan un desarrollo cercano a los 2 kilómetros). Esta cavidad tomó fama tras la publicación del libro de Miguel Angulo "Parajes Secretos del País Vasco" (1987), y su acceso desde la carretera que une Arnostegi e Idopil es un agradable paseo con vistas mágicas a Iparralde. 

       En 1973, el grupo espeleológico francés "Ziloko Gizonak" hizo el primer estudio de exploración de la cavidad, observando infinidad de bañeras y arañazos de oso cavernario. Empezaría entonces una década de excavaciones y estudios sacando a la luz los restos óseos de 80 osos cavernarios.

       La visita a esta cueva no reviste especial dificultad para personas con cierta soltura. Hay un pasito en el porche de entrada equipado con un spit que puede resultar problemático a la subida y una gatera a mitad de oquedad, que da acceso a la "Sala de las Bañeras". El resto es caminar y trepar entre bloques y hacer equilibrio en rampas resbaladizas. Aunque se trata de una cueva que no posee muchos espeleotemas llamará nuestra atención por la dimensión de sus salas y galería, y por los vestigios de oso cavernario. Imprescindible.

Asier ayuda a una yegua preñada en apuros a la que odean el resto de yeguas, potros y un caballo; se ha tumbado y una topera de gran tamaño le impide levantarse. 

Porche de entrada de Oyanbeltza.

Vestíbulo enorme.

Salto equipado con spit.

Bañeras de oso cavernario.

Rampa de acceso a las primeras bañeras.

Asier imita a un oso...

Zarpazos.

Gatera para acceder a la segunda parte de la cavidad.



Sala cerca del final, a 350 metros de la entrada.

Selfie en el fondo de la cueva.

Regreso.

...



Urkulu maravilloso.
Información de "Ziloko Gizonak" (1981)

...

...

Pese a las tormentas seguimos curioseando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario