viernes, 9 de septiembre de 2016

Aizartea, la Gran Cueva de Orbara.

El "Meandro desfondado".

Tiene delito que siendo de Orbara y gustándole a uno las cuevas, nunca hasta ahora hubiera metido el hocico en el Sistema de Aizartea. Y tiene delito porque, desde niño sabía de su existencia en el altiplano de Aitza porque la gente del pueblo hablaba de ella, y rememoraba la visitas de franceses, navarros y burgaleses de los años 80, aunque su descubrimiento era algo anterior. Espeleólogos famosos como Isaac Santesteban o grupos de espeleología como el Comité Departamental del Speleologie des Pyrenees Atlantiques visitaron la cueva varias temporadas, y la cartografiaron. Supongo que muchos de ellos la estuvieron explorando con el sueño de encontrar un paso hacia el Sistema de Urziloa de Orbaizeta, pero no hubo suerte. Ambos sistemas parecen estar relacionados hidrográficamente y se calculó que la distancia en línea recta entre sus respectivos sifones era de 380 metros... Imagina que entras por Aizartea, junto al Bordal de Pedroarena, y sales por el Nacedero de Urziloa, desde el altiplano de Aitza hasta Orbaizeta, ¡qué travesía! El Sistema de Aizartea posee 1920 metros de desarrollo, y el de Urziloa 3800...


            Un día llegó a mis manos la guía "Cuevas y Cañones en Navarra" (J.I. Calvo, J. Orce, A. Bidaurreta y K. Aranguren, Sua Edizioak 1991), y vi que una de sus 14 propuestas era Aizartea, con su plano correspondiente, y faltaron segundos en mi cabeza para programar su visita la próxima época seca en el calendario, sin embargo por unas cosas y otras se ha retrasado varios años hasta este mes de Septiembre. Por el camino quedan las preguntas en el bar de Orbara a los vecinos del pueblo; Sabas de Pedroarena rememoraba los años que unos tipos armados con herramientas y ropas extrañas se metían por el sumidero que hay cerquita de su bordal y Santiago de Peroch me llegó a decir que los espeleólogos que entraban en Aizartea lo hacían con oxígeno porque era mucha la profundidad... La realidad es que existe mucho desconocimiento en lo relativo a la espeleología en pueblos y ciudades; el respeto hacia las entrañas de la Tierra es máximo y hay muchas leyendas oscuras alrededor de cuevas y simas. Por eso es mejor aclarar que Aizartea no es un sistema extremadamente difícil, no hay seres amenazantes en sus galerías ni sifones donde bucear, tan solo hay que estar un poco en forma para salvar meandros y techos bajos, saber un poco de cuerdas y ser lo suficientemente delgado para pasar por su paso estrella; La Gatera en "V" (!!!)

              Asier y yo atravesamos el campo que rodea el sumidero con la excitación de unos colegiales (sobre todo yo), y buscamos la mejor forma de atravesar la banda de protección vegetal que tiene el hundimiento a base de avellanos, helechos y zarzas. Una regata cae desde el norte a este sumidero ahora seco, y encendemos los frontales en la entrada. En ella hay un pequeño destrepe y los primeros 130 metros de la cavidad son a través de una galería activa donde aparecen los primeros espeleotemas y donde hay que salvar algún escalón. Pronto llegamos a la primera intersección donde hay un pozito de 3-4 metros en el suelo de la galería para seguir el cauce del agua, e instalamos la cuerda con ayuda de dos hembras de spit instaladas a un lado y otro del paso para visitar primero la parte oriental del sistema. Tras el resalte hay una gatera muy fotogénica y a continuación afrontamos uno de los pasos estrella del complejo; el Meandro Desfondado. Aquí avanzamos en "X" con una considerable caída bajo nuestros pies en caso de escurrirse, hasta que destrepamos en cuanto vemos el suelo cerca. En este paso hay varias hembras de spit para equiparlo con un pasamanos. Este meandro muere en el segundo cruce importante de la actividad, el que da paso al rincón más bonito de Aizartea, una galería en pendiente repleta de gourgs y macarrones que se coge a mano derecha. A mano izquierda parte el curso de agua que se dirige a Urziloa. Nosotros descendemos hasta afrontar una característica gatera en una galería fósil de la orilla izquierda para evitar el estrechamiento del río. Después avanzamos hasta que nos aburrimos; el sifón terminal parece lejos y queremos conocer la gatera en "V" y la parte occidental del sistema, así que nos damos la vuelta tras haber recorrido ya 700 metros de galerías.

             Para recorrer la parte occidental del sistema regresamos al pozito de 3-4 metros, y tras remontarlo seguimos de frente por la galería de entrada a la cueva por un tramo seco y arcilloso, donde hay varios pasos de techo bajo, hasta un resalte de 6 metros donde fijamos la cuerda a un anclaje natural que ni puesto adrede. En la base del resalte hay bonitas formaciones. Más adelante se encuentra la tercera intersección, donde hay hitos, y visitamos rápidamente la galería de la derecha hasta que desaparece. De vuelta en el cruce picamos algo; cogemos fuerzas para visitar la galería que se dirige al oeste, la que pasa por debajo del Alto de Aitza, ¡toma ya! Aquí se haya el paso más divertido de la cueva; una Gatera en "V" tan estrecha que alguien ha escrito en la arcilla de la pared "Paso Estrecho. Y tanto." En ella Asier se verá bloqueado por el arnés y deberá abortar su intento para quitárselo. Entonces aprovecharé para sacar el paso de cara al techo mientras me arrastro con ayuda de codos y de culo. Menos mal que la gatera hace un recodo donde maniobrar para enfilar su segundo tramo sino sería apocalíptica. Una maravilla de paso, y una maravilla de cueva. Contando idas y venidas recorreremos 2400 metros. En total casi 4 horas. Un sueño cumplido.

¡Vamos!

Entrada en el fondo de una dolina.

Galería de entrada.

Primeros espeleotemas.

Infinidad de números, referencias de topografía.

Intersección primera en forma de pozito.

Obstáculo de 4 metros.

Gatera de acceso a la Galería de los Gourgs.

Destrepando en el Meandro desfondado...

Galería de los Gourgs.

Bastantes estalactitas y macarrones.

Cruce importante marcado con una roca clavada en arcilla.

"Gatera de la izquierda del río".

Asier se la goza.

¿Gourg desfondado?
Parece una letrina.

...

Galería cuyo agua "desciende a Urziloa".

...

Regreso por el "Meandro desfondado"

Cráneo de animal de nuevo en la galería principal.

Estrechamientos antes del segundo rápel que hacemos.

Rápel para bajar a nueva galería.

Hito en el cruce.

Estalagmitas.

Selfie al final de la "Galería norte"


Filamentos???
Hongos??

Esculturas naturales.

Galería hacia la "Gatera en V"

El Reino de los meandros.

...

Entramos a la "Gatera en V"

Alguien escribió ésto en la pared.

Bonito paso.

Al otro lado de la gatera supersónica.

Voy, ¿me cabrá el pecho?


De regreso al exterior.

Afuera nos cruzamos con Javier Maisterra, aezkoano que emigró a América con 19 años y que está pasando unos días en Orbara. Grandes historias salen de su boca. Respeto y admiración.


En rojo Aizartea, en negro Urziloa.


1 comentario:

  1. En mis pesadillas más aterradoras se me aparecen escenas en gateras como las que describes. Viendo las imágenes ya estoy temblando de coger el sueño esta noche... Espectacular Christian!! Sois unos fieras!!

    ResponderEliminar