viernes, 19 de agosto de 2016

La Petite Bidouze

Gatera con agua antes del rápel final.

La Muga entre Baja Navarra y Zuberoa remonta el valle del río Urbeltza en Irati, salta el cordal de Eskaliers, y atraviesa el Valle de Ilhunaze antes de partir en dos el macizo de Arbaila. En este macizo, muy salvaje hasta la apertura de las carreteras que ascienden desde Zuberoa y Mendibe, hay un escalón natural con orientación norte donde hay al menos dos cavidades espectaculares. La más famosa de ellas es la Gruta de Bidouze, un porche gigante al que llega un sendero turístico desde el norte, y la Petit Bidouze, surgencia del agua que se almacena en los pastizales, hayedos y karst sobre el circo. Aquí, en este complejo subterráneo, existe la posibilidad de hacer una travesía barranquista-espeleológica preciosa, un referente en el corazón de Euskal Herria; la Travesía de Bidouze.


            Quedo con Txibi, Froggy y Gaizka en la carretera de Ahuski (cuantas veces habré pasado en bici por aquí), y descendemos los 5 kilómetros de pista que hay hasta una pequeña estación de placas solares, en un rincón bello y apartado. En este lugar al hayedo le queda poco para asomarse al escalón característico que forma el valle al norte, y a nuestra derecha, al noreste, tenemos cerca la Puerta de Bidouze; el sumidero por donde en épocas más lluviosas, ahora está seca, se introduce el agua en su viaje subterráneo a la Source de Bidouze. En la entrada, nos ponemos el equipo excitados y nerviosos porque no es para menos. Para empezar hay una gatera incómoda por la presencia de arañas que "tanto me gustan", enseguida hay un aporte de agua importante por la derecha y la cueva se convierte en un espectacular meandro bien excavado lleno de espeleotemas por donde progresamos contentos, como en un txikipark. El primer rápel es el más gordo, tiene 19 metros y te hace descender a una poza paradisíaca, ¡qué txokos más guapos! La travesía continúa por el mismo meandro donde hay tres nuevos rápeles pequeños, antes de que el agua se sifone, punto donde hay que tomar una galería fósil superior para encarar el último tramo; una gatera acuática y el último rápel que cae a un lago desde el que ya se ve la salida. En total casi 400 metros de desarrollo y 5 rápeles sobre coladas. Impresionante.

            Afuera la humedad y el calor que nos reciben son como un puñetazo. Hacemos una visita fugaz a la cercana Gruta Bidouze, antes de regresar por la antigua escalera de la orilla izquierda del valle, hoy día desmantelada, y con carteles de recorrido cerrado. Ahora hay una trepada expuesta de II+ o III aprox. Esta variante más trepalari es mucho más corta que el sendero de la orilla derecha y ofrece otro aliciente en forma de resalte resbaladizo y selvático. Nos la gozamos.

               Eskerrik asko Txibi, Froggy y Gaizka. Hasta la próxima!!!!

-"Shoot Down" de Prodigy (2002)
(Dispara el arma (pyong, pyong, pyong)

Dispara el arma hasta el bang, bang, bang)


Puerta de Bidouze; comienza lo bueno.

Galeria activa tras surgencia lateral.

...

¿Tres mochuelos en un nido?

Gatera opcional que Txibi cata.

Froggy le mete al primer rápel de 19 metros.

Gaizka y Txibi en el R2.

Sombras.

Rápel desde instalación en el techo del meandro.

Ederra.

Pozas verdosas.

Destrepes en la Galería Fósil.

El agua aparece de nuevo tras el tramo sifonado.

Último rápel; lagito en la recepción.

...

Hacia la salida.

Ésto se acaba...

Selfie en la Petit Bidouze.

Hayedo de Arbaila, el segundo de Iparralde tras Irati.

Cueva de Bidouze.

Reflejos.

Camino cerrado...

Trepada de III, antiguo paso de la escalera.

Descenso en coche a Donibane; en frente la muralla de Arthanolatze y sus canales supersónicos. Lekime nos espera en época de lluvias....

2 comentarios:

  1. Milesker zuri Cristian!contigo me voy al fin del mundo y sin cuerda. Increible actividad activadora del espiritu aventurero que abita en nuestro interior y que tan necesario es en
    la vida. Cuando quieras que eres facil deposito de confianza. Segi bizitzari zukurik gozoena ateratzen!!mlsker.

    ResponderEliminar