viernes, 1 de julio de 2016

Ventosidades en el Dragón de Komodo.

Asier.
Dice Asier que el Lagarto de Peñartea tiene el nombre mal puesto, que debería llamarse el Dragón de Komodo. Lo cierto es que su apariencia desde el oeste es parecida a la del lagarto más grande del mundo originario de Indonesia, también conocido como Monstruo de Komodo. En nuestra escalada a este monolito estrella de Navarra sufriremos de viento huracanado, y ¡qué viento! ¿Lo mejor de la escapada? Ver la cuerda en el rápel de descenso meneándose en el aire a limpio latigazo, dibujando figuras inverosímiles hacia el cielo y no arrastrada por la gravedad, increíble. Lo nunca visto. Deberemos recoger la cuerda con el miedo recorriendo nuestras venas, e ir soltándola poco a poco desde la instalación mientras el primero rapela. Toda una aventura mi segunda ascensión al Lagarto de Peñartea...

        
-"The House of the rising sun" de The Animals (1964)

Aproximación.

Ambiente en el primer largo.

Cima del Lagarto.

Rápel de 35 metros hasta la canal.

Dragón de Komodo.

Peñartea.

1 comentario:

  1. Pues sí que parece un dragón de comodo, sí... ¿qué tal llevas la vuelta al korrikolarismo Christian?

    ResponderEliminar