sábado, 28 de mayo de 2016

Althagneta, ¿el más bonito?

Fotón de Iñaki Santxez.
Dicen los que saben, que el Barranco de Althagneta, en el complejo de Zuberoa, es uno de los barrancos más bonitos y fotogénicos del Pirineo. Los hay incluso, que se refieren a él como "el barranco más bonito del mundo". ¿Y es para tanto este descenso de agua? Si, es para tanto; de hecho muchos lo tienen en su particular top-ten de barrancos más hermosos. Este año Althagneta es mi tercer barranco en la vertiente norte del Piri tras Harpea y Arbanta, y tras esta trilogía solo puedo decir una cosa: "Redios lo que resbalan estos barrancos del norte, ¿porqué no les echarán algún producto anti-deslizante como el que se les echa a las calles de Pamplona para los encierros de San Fermín? A ver que nadie me malinterprete, es una puta broma; hay que ser respetuoso en estos ecosistemas tan vulnerables y preciosos, porque si los operarios de Pamplona que aplican este producto desde hace diez años se ponen guantes y máscaras de cerdo, no quiero ni imaginar qué podrá hacer a musgos, herbáceas y líquenes...


         Althagneta empieza en un hayedo abierto, de esos que el 95% de la población de las ciudades anhela. En el tercer rápel se encajona y ofrece a los barranquistas un tramo apoteósico, de esos de tres orgasmos por minuto; en él hay rápeles entubados, marmitikas, árboles llovidos del cielo y empotrados por los siglos de los siglos, y hasta alguna cueva; no hay palabras para describirlo. De pronto hay un mini-rápel incómodo a través de una telaraña de troncos que sirve de aproximación al abismo. Cuando la luz del exterior impregna de color el entorno, hay que rapelar trece metros hasta una poza colgada, peligrosa con mucho caudal, y a continuación viene el primer rapelaco. Iñaki, Iker, David y yo fliparemos en semejante anfiteatro de roca y verticalidad. En este rápel de 33 metros el caudal golpea con violencia sobre nuestros cascos y hay una repisa con poza enorme para el aterrizaje. A continuación realizamos el rápel que sirve de portada a la guía barranquista "Barrancos y Cañones de EH", que es una bonita tirada de 35 metros con marmita trampa de por medio. Ojo a esta marmita, porque cuando el barranco se seca es tramposa, y guarda otra trampa en forma de péndulo "empotra pies y rodillas contra una esquina", si continúas rapelando de ella por el caudal. Por eso muchos rapelan por la derecha del caudal evitando meterse en la marmita, y si te metes en ella hay una instalación a la izquierda para no pendulear, o un cordino para elevarte a la orilla derecha y seguir rapelando sin hacer el péndulo.

           El barranco continúa con un carácter más abierto y quedan algunos pocos rápeles frondosos antes del valle principal, que son las míticas Gargantas de Kakueta. Éstas se remontaron por vez primera en 1955, y Althagneta fue descendido por vez primera treinta años después. Nos quedan 50 minutos de caudal alegre y algunos mini-rápeles para poner los pies en el tramo turístico y de pasarelas de Kakueta. Un hito de piedras de forma caprichosa nos marca el final de la aventura, pero queda un regreso precioso viendo la Cascada de Kakueta que sale de la roca, los estrechos de las pasarelas y hasta el lagito formado por el río Uhaitza (de donde viene el Bco. de Oiloki). En total 4 horas y 45 minutos desde el parking de Althagneta (25´aprox+cambiarnos// 2h55´ bco. Althagneta// 50´Kakueta//35´pasarelas). Inolvidable.





Parking de Althagneta.

Gargantas de Kakueta a tiro de piedra, pero nos separan 3 horas de esfuerzo barranquista alucinante.

Primeros resaltes por el hayedo.

R2 tumbado de 21 metros.

"Esto se empieza a estrechar, chicos."

David se la goza.

Guaaaaau
Foto de Iñaki Santxez.

Iñaki.

Iker.

Rápel de 14 metros con marmitika.
Foto Iñaki Santxez

Troncos.


Estrechos guapísimos.

"Potorro cósmico"

Troncos 2º parte.

Pasillo que enamora.

Llegando al abismo.

Rápel de 13 metros hacia "la poza colgada".
Rapelito hacia la poza colgada...
Foto de Iñaki Santxez.


"Sonríe Pau"
Foto de Iñaki Santxez.



...

Ducha de 33 metros.

Iker le mete al rápel de la marmita trampa.

Resalte de portada.

El valle principal se acerca.


Vistazo hacia atrás.

Rápel del bloque empotrado.

Trece metros.

Último rápel de Althagneta; el quince nuestro.

En Kakueta principal antes de las pasarelas.

Caos.

...

Umm
Foto de Iñaki Santxez

Progresando.

Caudal más alegre.
...


Foto de Iñaki Santxez.



Foto de grupo en la Cascada de Kakueta.
Christian, Iñaki, Iker y David.

Demostración de poderío.

Barranquismo.net.

2 comentarios:

  1. Vaya pasada de barranco!!! Guapo guapo!!! Y yo que pensaba que los barrancos más chulos estaban en Huesca... Increíbles esas paredes brillantes por el agua y la luz del sol que llega al corazón de la montaña con todos los reflejos del verde tras atravesar la vegetación de la selva. No me meto ahí ni que me paguen... Jajaja!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según los barranquistas franceses Patrick Gimat y Bernard Trouvé en su topoguía-mapa del Pirineo Occidental de 1999 (Mar Cantábrico- Tena/Ossau), los barrancos estrella son Althangeta, Olhadubi, Bitet y Soussouéou, seguidos muy de cerca de Artazul y Larrandaburu. La realidad es que en Pamplona vivimos a un radio de tres horas en coche de varios de los barrancos más chulos del sur de Europa (Guara, Iparralde...)

      Eliminar