lunes, 11 de abril de 2016

Joyas de Aezkoa: Berrendipea, Zorrate, Aria y Azkarregia.

26 metros de disfrute en Aria.
Aezkoa es la entrada natural al mundo verde y mágico de Irati, todo el agua que se genera en la macro cuenca de captación que es la Selva de Irati, sale al mundo exterior por el Valle de Aezkoa. Por los pueblos de Orbaizeta, Orbara y Aribe pasan aguas recogidas en la vertiente oeste del pico de Ori, en las cuencas de Iparralde de Egurgio, Urbeltxa e Ibarrondoa, en la cuenca de la Fábrica de Armas de Orbaizeta, en la vertiente norte de Abodi y hasta de las cumbres altas de Luzaide y Orreaga. Nos llegan entonces aguas de Baja Navarra, Zuberoa y Salazar, y quizá muchos lo desconozcan, o simplemente no se habían parado a pensar en ello. Además, al agua generada en Irati se le une la generada en Aezkoa, formándose así un río importante y de postales idílicas hacia Oroz Betelu y Arce. Pues bien, es en este entramado de senderos de agua donde podemos encontrar algunos rincones de gran belleza, e incluso cascadas como reto deportivo. Asier y yo pasaremos una jornada entera recorriendo 4 regatas o barrancos de este sistema acuático, con traslados en coche entre ellos con el neopreno puesto para no perder el tiempo. Gran jornada.
"Suicide Bomb" de Primal scream (2011)
(veo la belleza, veo la belleza 
veo la belleza en todo 
veo la belleza, veo la belleza 
veo la belleza en todo)

INTEGRAL DE BERRENDIPEA

En 1990, o quizá 1991, mi aitatxi Ángel cazaba solo en la cresta oriental de Ugagibel (1235m), y al acudir a recoger una paloma que había matado en un lugar accidentado, perdió el equilibrio y tuvo un accidente muy grave. El hombre se despeñó y cayó varios metros dando volteretas hasta parar en un cambio de pendiente. Allí, malherido, se percató de que tenía contusiones muy fuertes en el pecho y en las rodillas, y supo que para salir con vida de allí debía subir hasta la Chabola de cazadores de Susundegi, en collado de Zelane, y lo hizo arrastrándose los casi 2 kilómetros y 250 metros de desnivel que le separaban de la vida o la muerte. Una vez en el hospital de Pamplona, le diagnosticaron 7 costillas rotas y las dos rodillas fracturadas...

        El accidente de mi aitatxi ocurrió en el Valle de Berrendipea, quizá uno de los valles de Irati y Aezkoa más fascinantes y apartados, pese a que en el pasado por aquí había caminos más transitados que ahora. Curiosamente el autor de "Rutas de Navarra" Daniel Iriarte llama a este valle "La Vulva de Aezkoa", y el Grupo de Espeleología Satorrak ha explorado las cavidades y el sistema fluvial de este valle desde 1992 en varios años, catalogando varias oquedades e investigando la Surgencia de Berrendipea, un chorro de agua que mana de un caos de bloques entre las Bordas de Hiriberri, por no hablar de indagaciones anteriores por espeleólogos franceses o del propio Isaac Santesteban. Satorrak dice lo siguiente de este nacedero: <<Este nacedero tiene un módulo anual superior a 200 l/s siendo uno de los más importantes dentro de la unidad hidrogeológica de Pamplona-Otsagi (Ochagavia).Como referencia comentar que después de la lluvias caídas en el periodo de junio, se visitó y daba un caudal aproximado de más de 500 l/s. Este nacedero no se seca en épocas de estiaje porque la cuenca de captación que tiene es lo suficientemente importante para abastecerlo>>

       Hace años, cuando tendría unas 19 o 20 primaveras, volvía a mi cama de Orbara tras una larga noche de fiesta en Garralda y Burguete, y decidí en el último momento pegarme una vuelta por el monte "de empalmada" para sudar lo ingerido. Así que salí caminando a Orbaizeta, crucé Dosaguas, y tras vadear el río Irati decidí recorrer el Valle de Berrendipea para regresar a Orbara por Zelane. En aquella circular de 15 kilómetros y 700m+ comprobé que la parte superior del valle era abrupta y que el cómodo camino que asciende hasta Borda García, después se convierte en un sendero de cabras hasta Borda de conde, para evitar dos resaltes rocosos que hace el barranco. Y ahora que me ha dado fuerte por el barranquismo, he decidido volver a Berrendipea para "catarlo con cuerda". Esta vez Asier y yo penetramos en el valle desde su cabecera repleta de bordas, y descubrimos animados los  resaltes que yo recordaba, bien cargaditos de agua. Primero un rápel de pocos metros y después una cascada preciosa, donde tenemos un susto; una rama cae sobre el hombro de Asier y le causa una pequeña inflamación. Más abajo está la espectacular surgencia de Berrendipea y la Borda de García bajo las peñas de Ugagibel y aquí decidimos seguir el valle animados por una frase del Satorrak que dice que en Berrendipea hay un cañón de 200 metros. Por contra, no hallamos cañón alguno, tan solo un estrechamiento descafeinado tras varios toboganes, y donde hacemos un rápel casi para matar el tiempo. En total 2 kilómetros de sabor agridulce. Si te gustan los retos deportivos este no es tu barranco, solo se salva el primer pequeño tramo hasta la surgencia, el resto para esos días que nos apetezca hacer monte.

Primer rápel de Berrendipea (7-8 m)

Resalte más importante en Berrendipea.

Bonita cascada de entre 12 y 15 metros aprox.

Increíble surgencia de Berrendipea.

Berrendipea inferior; más un río que un barranco.
Tobogán.


...

Estrechamiento cerca del final.

Probamos caudal furioso.

La pista de Gibelea a la vista, hora de darse la vuelta.



Borda de García.

Rincones apartados.

Senda antigua entre las bordas de Conde y Landa, y la borda de García.

El Valle de Berrendipea.

BARRANCO DE ZORRATE

El coqueto y deportivo Barranco de Zorrate lo conocí hace justo un año, pero en condiciones completamente secas. El barranco que baja de Hiriberri a Garaioa fue abierto y equipado en 2010, y en esta ocasión Asier y yo gozaremos de un caudal muy interesante. En él, Asier saltará el primer rápel, nos ayudaremos de una cuerda por si acaso en el resalte previo al segundo rápel equipado , más adelante nos arrastraremos felices por sus estrechos, y en el engorgamiento final gozaremos sobremanera. Precioso último rápel por esa cascada tan famosa en Garaioa; la Cascada de Zorrate. 
Repetible 100%


Bajamos a Zorrate.

Cascada opcional en aporte lateral de Zorrate y que ya rapelé el año pasado.



Primeros metros del barranco caminando.



Asier en estado puro.

Rápel o Salto.


Bonito txoko.

Resalte que se puede destrepar pero que nosotros aseguramos con la cuerda por siaca.

...

Rápel de 7 metros.

Asier preparando el penúltimo rápel.

Engorgamiento.

Último rápel precioso; volado de 16 metros.

Bonita cascada final.

Paradisíaco. 

Cascada final desde la carretera a Hiriberri.

BARRANCO DE ARIA

El pasado mes de Julio descendí en solitario el Barranco de Aria a Aribe, íntegramente por su cauce y con ayuda de una cuerda. Obviamente, y no hay que ser muy listo para ello, no fui la primera persona en recorrer o frecuentar este barranco, lo que ya no está tan claro, es que no fuera la primera persona en hacer su primer descenso deportivo. Me explico; ¿era su preciosa cascada de 25-26 metros virgen hasta que la rapelé yo? ¿La rapeló alguien antes? En Pamplona algunos barranquistas me han dicho que se trata de "una primera", aunque yo tengo mis serias dudas porque los espeleólogos franceses que empezaron a visitarnos en los setenta y ochenta, por no decir antes, lo exploraron todo. ¿Se animó entonces alguno a realizar el primer descenso deportivo de Aria? ¿Habrá habido algún pirenaico antes, con inquietudes deportivas, en bajar por aquí? Vete a saber. Lo que está claro es que en este barranco no hay equipación alguna.

           En esta ocasión, sabedores de que baja un buen chorro de agua por el barranco, Asier y yo acudimos a la llamada del chorro; "Tomad y bebed todos de él". En ésta, mi segunda incursión en este rincón paradisíaco, nos topamos con una cueva diferente a la que yo conocía en su orilla izquierda; es decir, a un lado y al otro de la cascada grande hay dos cuevas con entrada y salida (!!!), por tanto, las posibilidades con cuerda aquí son varias. Nosotros bajamos al tramo más chulo del barranco evitando el primer resalte de 7-8 metros, y realizamos un rápel por el interior de la cueva de la orilla izquierda, cruzamos el cauce del barranco en la base de la gran cascada, atravesamos la cueva de la orilla derecha entrando por su entrada inferior y saliendo por su entrada superior izquierda (porque tiene dos), circunvalamos  una dolina incómoda y afrontamos la cascada estrella otra vez arriba. ¡Qué txoko más guapo, y qué cascada más chula! Asier parece incrédulo al conocer el lugar. Inolvidable. ¡Yeeeeeeeeah!

El Txikipark del barranco de Aria.
Cueva lateral en Barranco de Aria.

Rápel "bajo tierra"

Cascada de Aria maravillosa.

Otra cueva en la orilla derecha.

...

Aribe.

Preparados para afrontar el rápel de 26 metros.

Cascada bien formada...


Asier.

Orgullosos de llevar sangre aezkoana.

AZKARREGIKO ERREKA

Desde que tengo 9 años desconozco cuantas veces he ascendido a Aitza desde Orbara por la carretera, pero pueden ser más de doscientas, en coche, en tractor, a pie o en bicicleta. En ella, desde el tramo que hay entre el aska del primer kilómetro y poco, y las revueltas de Mutia, se puede ver en invierno, cuando la hojarasca del robledal no estorba, una línea de agua muy fotogénica que cae desde territorio de Aria al Valle de la Regata Aztapar.  Esta regata se llama Azkarregia, que significa "ladera pronunciada": En 330 metros de recorrido el agua pierde 190 metros de desnivel, lo cual no está nada mal. Otro topónimo que da nombre al barranco es Donberronberrota. Asier y yo nos metemos en este descenso acuático a últimas horas del día cuando está completamente en sombra, y descubrimos varios resaltes interesantes. Que nadie se emocione, es un barranco resbaladizo, salvaje, frondoso y para coleccionistas muy frikis. Nosotros realizamos varios rápeles porque hay primero un resalte pequeño, y después varias rampas intercaladas entre resaltes, donde la cuerda se puede instalar en cualquier recio árbol de las orillas, así que ya sabéis; al gusto de cada uno. Nosotros realizaremos tres rápeles de 30 metros cada uno, alguno de ellos bastante bonito. 

          La mayor parte del descenso se produce en terreno de Aria, sin embargo hay un momento en el que pasamos a terreno de Orbara. El lugar es apartado y salvaje, solo frecuentado por cuatro cazadores y resaqueadores. Tras acabar el descenso, cuando subimos monte a través, nos damos de bruces con las peñas de Naza, en terreno de Orbara; habrá que volver para investigar y trepar en ellas. Un rato después nos topamos con el alambrado viejo, roto y roñoso que delimita la muga entre pueblos y ascendemos con tendencia norte hasta salir a la carretera de Bordas de Aria donde aparcamos. Quizá otra apertura barranquista, que aunque sea pobre en cuanto a componente deportivo, es muy rica en cuanto a biodiversidad y paisaje. 

Orgullosos de llevar sangre aezkoana, porque Aezkoa aglutina tesoros en forma de historia, cultura, biodiversidad y paisaje.

El monte Adi sobresale de la loma de Irupagoeta, en la "trasera de Aezkoa":

Primer resalte de 6 metros.

...

Tramo destrepable que aseguramos por seguridad al asomarnos a los siguientes resaltes.

Rápel tumbado de 30 metros.

Resaltes tras el rápel de 30.

Un nuevo rápel de 30 metros casi abajo.

De vuelta en el coche al atardecer...

Zelea.






4 comentarios: