domingo, 3 de abril de 2016

Barranco de Lakorri.

Cascadas para descender con cuerda que hipnotizan.

Asier tiene la culpa. El otro día me dijo; "Pau hazme caso, vamos a Oroz, que hay un barranco del que han hablado en mi bajera, creo que está hacia Azparren". Y a mí se me encendió la bombilla. Desde hace años, cada vez que pasaba por la Foz de Iñarbe en coche, miraba de reojo a la gran abertura de roca y agua que cae del noroeste, para después ojear en casa los mapas y descubrir que ese chorro de agua, cuando cae, viene desde el altiplano de Gorraitz. Tras la conversación inicial con Asier, contactaré curioso con uno de los gurús del barranquismo que hay en Nafarroa, y que anda junto a otros en mitad de una especie de guerra fría por editar la guía total de barrancos de la Comunidad, y antes de que me diga el nombre del barranco de Oroz por el que le pregunto, me adelantaré y le diré saber de cual me está hablando; el Barranco de Lakorri. Este barranco aparece en varias citas en la Red, y hasta en Google Maps aparece rotulado su recorrido y su parte final se desarrolla en la Reserva Natural de la Foz de Iñarbe.


           El Barranco de Lakorri es uno de los viajes de agua más elegantes del Prepirineo navarro. El agua que se desprende de montañas como Elke, Pausaran, Juandetxako, El Castillo, Axote o el propio monte Lakorri se cuela por esta hendidura de 1740 metros de longitud. Esta hendidura la afrontaremos Asier y yo desde las afueras de Gorraitz con la ilusión de dos niños pequeños; mano a mano porque nos conocemos muy bien, gritando de excitación ante los resaltes de espuma, y boquiabiertos ante los tesoros y secretos que nos brinda un lugar tan apartado. Lakorri con caudal tiene de todo; rápeles opcionales en rampas espumosas, un engorgamiento con mini drosaje, bañeras escalonadas, toboganes musgosos, vegetación exuberante, un balcón apoteósico con vistas a la parte final, unos rápeles súper estéticos y algún secreto difícil de digerir. Antes de la carretera, a mano derecha, el caudal del barranco recibe varios aportes de agua espectaculares, son las Fuentes de Lakorri; un punto y final muy bonito en contraste a las monstruosas aguas remansadas de Itoiz y la carretera nueva.

"Me gusta ser una zorra" de Las Vulpes (1983) Música original de Iggy Pop.
(Prefiero masturbarme, yo sola en mi cama,
Antes de acostarme con quien me hable del mañana,
Prefiero joder con ejecutivos.
Que te dan la pasta y luego vas al olvido)

Altiplano a 900 metros de altitud donde comenzar aventuras pasadas por agua.
Nieve de testigo.

Caras de felicidad ante el primer reto barranquista del año.

Asier.

Y por fin el agua...

Musgo, bojes, espuma y olor a barranco...

Excitados ante cualquier resalte que insinúe el valle.

Rápel opcional tumbado.

Engorgamiento.

Uno.

Dos.

Y tres.

Voy.



Mini drosaje y salto en plancha para evitarlo.

Verdes y blancos.

Resaltes donde colocar la cuerda y saborear el cauce.

Tobogán.

Umm....


Se abre.


...

Balcón con vistas a la carretera de Itoiz.

Agua...

Asomados al rapel de 25m.

Peñas Baxas, cima que en una ocasión ascendí desde Azparren.



Chorro de agua y ruido.

"Bailando bajo la lluvia"

Asier en estado puro "Yiiiiiiiiihaaaaa"



Rápel de 15-18m


Fuentes de Lakorri.

Llegando a la carretera.

Autostop por la vieja carretera.

Irati de nuestros amores.

Abertura de Lakorri.

Cueva de Iñarbe.

6km y 300m+ de regreso al coche, bieeeeeeen.
Barrancazo de 1740 metros de longitud. Nosotros haremos 6 rápeles cuando hay instalados tres. Resaltes escaqueables; al gusto de cada uno.
Regreso en nuestro caso de 6km...

Hendidura preciosa.

Así aparece en Cartographic.info/españa

En Google.

Foto de 2013.

Construcción del acueducto del Bco. de Lakorri (año 2003 aprox.)





2 comentarios:

  1. Me entra frío solo de ver las fotos!!! Pero tiene que ser chulo eso sí señor...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy chulo, y no es tan frío como aparenta; el neopreno es la repera.

      Eliminar