lunes, 1 de febrero de 2016

Cordal Anayet-Arroyeras 2006

Cordal mágico con vistas a Monte Perdido, al vecino Arroyeras y a la Sierra de Tendeñera.

Lo que en este post quiero exponer es una idea que ya desarrollé en parte en alguna otra entrada en este blog; se pueden hacer cumbres del Pirineo invernal sin uso de esquís ni de raquetas; dependerá de la ruta que diseñemos, las condiciones de la nieve, y de nuestra capacidad física. El otro día volví a conocer a otr@ montañer@ desengañad@ con el uso de esquís de montaña. Muchas personas creen que el hecho de calzarse unas tablas en los pies ya es sinónimo de mínimo esfuerzo sobre la nieve, como si los esquís tuvieran motor o algo así, cuando hay que foquear, es decir arrastrar y empujar esas dos piezas alargadas con la fuerza de isquios y glúteos, y si no posees una técnica depurada o no tienes fuertes los grupos de músculos que acabo de nombrar, pasarás un rato muy puto. Todo tiene su intríngulis. Los esquís son una herramienta cojonuda en determinadas condiciones, sobre todo en el descenso, pero según en qué condiciones nivológicas te harán ir más lento que si fueras sin ellos en las acensiones. Las raquetas en sí son una buena herramienta en terrenos de pequeñas pendientes (max. 30º), y son un estorbo en medias laderas en contraposición a los esquís. Su uso es muy recomendable en actividades invernales en fondos de valle o mesetas casi planas, por ejemplo en aproximaciones largas. Para alpinismo no son recomendables, y son un puñetero engorro, además, en cuanto tengamos que quitárnoslas deberemos portearlas, salvo que las dejemos en un lugar por el que pasaremos de regreso.


            Un lugar fantástico donde ver este tipo de cuestiones son las salidas invernales de algunos clubes de montaña, donde unos van a pie, otros en esquís, y otros en raquetas. Por mi experiencia diré que conozco montañeros y montañeras que han sucumbido a una montaña del Piri en esquís mientras el resto subíamos a pie, y viceversa, sobre todo en un largo descenso de nieve blanda donde los esquiadores se ríen de los que vamos a pie. Ojo, también hay casos en los que vas más deprisa haciendo culo-esquí que esquiando. También conozco raquetistas que se han quitado las raquetas para ir sobre la huella que abríamos otros para luego, en cuanto las condiciones se volvían más difíciles, ponérselas y decirnos "chao lilas". Variables a tener en cuenta: Estado de la nieve y su evolución durante el día (isoterma, tª), huella previa o no, tipo de ruta (si pilla crestas, fondos de valle, travesías a media ladera etc...), capacidad física y técnica del montañero, etc. El sábado pasado subimos a Ruabe del Bozo un grupo de tres, y ante las condiciones que vimos a nuestra llegada a Lizara, decidimos prescindir de las raquetas. Y acertamos. De esta forma evitamos un innecesario porteo de 1,8 kg, porque la nieve estuvo dura y perfecta toda la jornada, y era ausente por debajo de 1750m de altitud. A nuestra llegada al parking oímos hablar a un grupo de freeriders que les había costado el mismo tiempo su ruta que la nuestra, y eran calcadas en kilometraje y desnivel.

             Entonces, ¿es posible ascender a cimas del Pirineo invernales sin esquís o raquetas? Si. Un ejemplo que conozco muy bien; Christian Pau (un conocido, jeje) ha ascendido a 356 cumbres diferentes, sin contar repeticiones, de más de dos mil metros en el Pirineo, y 120 de ellas (un 33,7%) las ha hecho en invierno o condiciones nivológicas propias de esta estación. En este contexto habría que analizar cuantos intentos fallidos ha habido también, y éstos han sido cada vez más bajos conforme ganaba en experiencia (14 intentos a cimas invernales en la temporada 2014/15 y solo una cima fracasada por no llevar material adecuado, por tanto un éxito del 92,8%) REGLA DE ORO: ELIGE BIEN LA RUTA Y ENTÉRATE DE LAS CONDICIONES DE LA NIEVE.

            Hace diez años mi amigo Pin me pidió patear todo un día sobre nieve y usar piolet y crampones, y elegí la zona de Formigal para practicar alpinismo en cordales, más venteados y sin las acumulaciones de los valles. Y pasamos un día de cine: Fondos de valle a primera hora del día cuando la nieve está dura, cresterío a media mañana y mediodía, un tramo de suplicio remontando las aldapas occidentales del Collado de Izas, y un descenso placentero al coche por las pistas de esquí de nieve dura de Formigal. Y a la buchaca tres dosmiles preciosos; Vértice de Anayet, Garmo de Izas y Arroyeras. ¿Se entiende?




"From the ritz to the rubble" de Arctic Monkeys (2006)
(Lo que hablamos anoche/
Tenía tanto sentido/
Pero ahora la bruma ha subido/
Y ya no tiene sentido/)

Pin en la cima del Vértice de Anayet (2545m)

Llegando a la cima del Vértice.



Garmo de Izas (2515m)

Punta Escarra y su cara norte.

Parking de Sarrios-Bco.de Culivillas-Vértice de Anayet-Garmo de Izas-Arroyeras-Canal de Izas-Collado Izas-Parking Sarrios. (17,5km y 1400m+)

No hay comentarios:

Publicar un comentario