lunes, 7 de diciembre de 2015

Agujas de las Alhambras

Paraje turolense cautivador y apartado. En la cumbre de la izquierda se ve a dos ferratistas.

Teruel es una de esas regiones de España que no deja indiferente a nadie. En 1999 se creó allí una coordinadora bajo el nombre de "Teruel Existe", y buena parte de la población de la provincia aragonesa se echó a la calle bajo este lema. Los turolenses se quejaban de que no había un solo kilómetro de autovía o autopista en su provincia, y que la única línea de ferrocarril (entre Sagunto y Zaragoza), había descarrilado 8 veces en un año. También pedían una UVI móvil para la ciudad, y un servicio sanitario mental apropiado a los tiempos, entre otras cosas. Y es que Teruel es una de las provincias que más han sufrido la emigración, allí la falta de energía social y económica eran y siguen siendo muy pobres, sus paisajes son duros y fríos, y la inaccesibilidad es acongojante. ¿Te gusta la soledad y los espacios deshumanizados abiertos? Vete a Teruel. 

         Otro ejemplo del carácter remoto de Teruel es el proyecto que comenzaron en 2010 dos escaladores turolenses, que decidieron dar a conocer los rincones increíbles de su provincia, planteándose escalar a 100 puntas inaccesibles. En su blog, han ascendido a 114 peñas o puntas, muchas de ellas vírgenes, y han hecho la apertura de algún que otro barranco virgen.... Teruel es increíble; paisaje duro, agreste y con gran posibilidad montañera-aventurera.

         La Ferrata de las Agujas de las Alhambras se desarrolla en una de las más cercanas al pueblo de Las Alhambras (1101m). No muy lejos del pueblo se hayan el Rincón de Ademuz y las cimas más altas de Javalambre. Aquí las carreteras comarcales están descarnadas por el paso de los inviernos. La aproximación a la ferrata está muy bien señalizada a través de una repoblación aterrazada de coníferas, y en el inicio de la vía hay un panel informativo. Es una vía ferrata corta pero exigente al presentar grapas y cadenas en los lugares justos, y su línea de vida está en muy buen estado y no presenta alejes entre seguros. La primera parte va por el filo oeste, después hace una travesía vertical por la vertiente sur, y corona la cima de la aguja por un muro de grapas directo. Desde su cima la visión sobre sus agujas vecinas es cautivadora. Para descender hay dos opciones; destrepando por una línea de grapas, o haciendo un rápel de 18 metros. Actividad corta, pero que te deja buen sabor de boca. Combinable con otras actividades en la zona; montañismo, barranquismo, turismo...


"Lonesome street" de Blur (2015)
(Y si no te queda nadie en quien confiar/
te tomaré en mis brazos y te permiteré soñar/)

Inicio de la vía ferrata.

Inicio tumbado y sin grapas.

Rincones a tomar viento de la civilización...

...

Ventanuco natural en la primera parte.

Tramo de arista en el que te debes ayudar de la pared.

Travesía aérea.

...

Cima de la aguja.

Rapelito de 12 metros para bajar.

Teruel, lugar de agujas.

Guía y clientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario