domingo, 22 de noviembre de 2015

La Memoria Compartida y Mikel Zabalza.

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos coloca como muchos otros una rosa en memoria de Mikel Zabalza.

<<Mikel Zabalza era pastor, como toda su familia. Había dejado la escuela cuatro años antes y ahora andaba todo el día con el ganado, jugando con el Pirineo de un lado a otro, midiendo sus faldas centímetro a centímetro con el trabajo diario, porque tenía unos primos carnales junto a Saint Jean de Pied de Port y porque él no pensaba que su conocimiento de las cañadas y de los valles, su identificación con los accidentes geográficos del monte pudiera un día volverse en su contra como para convertirse en una factura que le pasara la muerte.>>
-Diario El País, 22 de Diciembre de 1985.

Memoria Compartida.

Hace diez días se presentó en Errenteria un documento de incalculable valor con el acuerdo de todos los partidos políticos. Se viven tiempos importantes y especiales en la Comunidad Autónoma Vasca; allí se hacen jornadas de convivencia y de memoria, se hacen actos donde se aúnan personalidades de la política y personas de a pie de diversas sensibilidades e ideologías, y se busca con ahínco un futuro cuya convivencia sea pacífica. Así, el pasado día 10 de noviembre se presentó en la localidad guipuzcoana un informe llamado "Hacia una Memoria Compartida" en un acto en el auditorio Niessen ante 400 personas. En este documento de más de 200 páginas elaborado por la Asociación pro derechos humanos Argituz, se recogen todas las violaciones de derechos humanos y otras violencias de motivación política acontecidas en Errenteria entre 1956 y 2012. Hay que recordar que Errenteria ha sido un municipio que ha sufrido muchísima violencia, y es digna de alabanza la apuesta que hace la sociedad vasca por reconocer y reparar ese pasado cercano convulso, como camino hacia la convivencia y la paz.

            En "Hacia una Memoria Compartida" aparecen los testimonios y opiniones de nueve vecinos de Errenteria vinculados a la política y al sector social: "Y entonces el dolor...¡y los demás también sienten dolor! El dolor está en todas las partes, el problema es trabajar para que ese sufrimiento no siga encima de la mesa, cómo llegar a entender el dolor de los demás". "En mi portal podían vivir, y de hecho vivían, simpatizantes del PNV, del PP de la izquierda radical abertzale, de EA, del partido socialista… y la convivencia era razonable". En la cabecera del documento, en la página 1, dos citas del periodista guipuzcoano Javier Ortiz y la diplomática y activista estadounidense por los derechos humanos Anna Leator Roosevelt; "No ven porque no miran. Porque desvían la vista. Hay quien ignora porque no ve y quien se las da de ignorante porque prefiere hacer como que no ha visto nada de lo que pasa", "¿Cuándo se enternecerá nuestra conciencia hasta un punto tal que nos lleve a actuar para prevenir la miseria humana en lugar de vengarla?"

                Lo novedoso del documento es que afirma que en Errenteria no solo ha existido violencia ejercida por ETA, sino que también ha habido otras. No puede haber resolución de ningún conflicto sin el reconocimiento de los exabruptos violentos acontecidos por todas las partes, elemento importante en el camino hacia la paz y la cicatrización de las heridas. Uno de los grandes fallos o grandes muestras del déficit moral de la humanidad es solo la condena hacia la violencia que a uno le afecta o le interesa, sin condenar toda la violencia o mirar para otro lado con aquella o aquellas que le benefician o simplemente incomodan. Vivimos en una sociedad en la que una inmensa mayoría apoya directa o indirectamente algún uso de la violencia, y negarlo es un bonito ejercicio de hipocresía; desde los hooligans que van a un partido de fútbol y desean la muerte del hincha contrario o jalean una agresión de un jugador de su equipo, hasta los que hacen apología del terrorismo, pasando por el 11% de la población española que estaba a favor de la Guerra de Irak en 2003, los que miran para otro lado ante los muertos de las cunetas, la xenofobia, la violencia de género, quienes justifican los desahucios y no desean una solución a este drama, quienes desean una carga policial hacia aquellos que se manifiestan de otra ideología, quienes se alegran ante un atentado de ETA, del EI, del terrorismo tardofranquista o de grupos de extrema derecha ante una sede de IU,  aquellos que simplemente llaman "daños colaterales" a cientos de miles de civiles muertos por el fuego de nuestros ejércitos sin ningún tipo de escrúpulos, los que justifican los recortes de sanidad que causan vidas humanas como en el caso de la Hepatitis C por ejemplo, los que desean un tiro en la nuca a los refugiados sirios por twitter, los que justifican la tortura, o simplemente aquellos que se alegran del mal ajeno. Porque además la violencia se puede mostrar de muchas formas y de muchas maneras. Sin embargo solo vemos la paja en el ojo ajeno, carecemos de empatía hacia todas las víctimas, y eso es lo que nos hace vulnerables ante la violencia.

                En Errenteria en el periodo entre 1956 y 2012 murieron 21 personas a manos de ETA y 17 resultaron heridas. La Kale Borroka hirió a 24 personas. En estos años las Fuerzas de Seguridad del Estado acabaron con la vida de 5 personas e hirieron de bala a 28. El GAL mató a 2 personas, y diversos atentados parapoliciales hirieron y en algunos casos violaron a 27 personas. En esta escalofriante muestra de violencia encontramos tres casos sin resolver; un operario de la autopista Bilbao-Behobia atropellado mientras retiraba una barricada en 1977, una ama de casa de 77 años atropellada por un jeep de la policía armada en 1979, y un miembro de ETA que apareció en 1999 con un tiro en la sien en Zamalbide...

Jornadas de paz en Errenteria.

Experiencia personal

Viví en Errenteria cuando era un niño; a finales de los ochenta y principios de los noventa. Una mañana, varios manifestantes incendiaron un enorme contenedor de obra en la parte trasera de nuestra casa, en la calle Juan Olazabal. Nuestra casa se llenó de humo mientras dormíamos; desperté con el desagradable sabor y olor del humo en mis vías respiratorias y desperté a mis aitas y a mi hermana y tuvimos que salir afuera con un buen susto.

            El 30 de Mayo de 2003 ETA asesinaba en Sangüesa a dos policías nacionales y hería de gravedad a dos más. El atentado se había producido a las 12:25h, y tres horas después viajaba en la línea de autobús Pamplona-Jaca, con los montes del Pirineo en la cabeza. Entre la capital navarra y la localidad de Liédena, muchos de los que viajábamos en el autocar nos enteramos de la noticia por la radio, y en cuanto llegamos a orillas del río Irati fuimos detenidos en un control del GAR (Grupo de Acción Rápida). Allí subió un miembro de estas fueras especiales ataviado de chaleco antibalas, metralleta, boina de fuerzas especiales, pinganillo y botas enormes. El hombre fue mirando una a una a las personas que viajábamos en el convoy, registró algún equipaje de mano, y en cuanto llegó a mi altura no le debió gustar lo que aparecía en mi camiseta; "Hiru Erregeen Mahaia" (Mesa de los Tres Reyes, pico más alto de Navarra), y me pidió el DNI entre gritos. A mí me dan mucho miedo las armas y debí quedarme blanco en cuanto vi que levantaba la punta de su arma hasta apuntarme a la cara. Casi me quedo sin habla; veía por el rabillo del ojo cómo el resto del autobús se giraba ante los gritos de aquel especialista, y difícilmente pude balbucear algo así como "lle-lle-llevo el DNI en la mo-mochila de monte en-en el malete-te-te-ro". A continuación acercó su arma a mi cara y continuó gritando mientras me preguntaba de donde había salido y a donde me dirigía. Fue difícil para mí; un veinteañero que lo más malo que había hecho en su vida había sido robar calderilla del cestillo de misa cuando era monaguillo, o que en una ocasión se le había escapado un pedo en educación física mientras la profesora comprobaba su "core". Finalmente me vio tan asustado y tan pacífico, agarrado a mi asiento como si viajara en un avión que fuera a estrellarse, que desistió de mí y se dirigió a la puerta de salida. Por aquellos años los GAR se las gastaban así en las carreteras del norte de Navarra; muchas veces te convertías en sospechoso por el mero hecho de ser joven. Nos sacaban del coche a punta de metralleta y nos obligaban a alejarnos 30 metros del mismo mientras lo registraban y nosotros obligados a mirar al monte, y da igual el tiempo que hiciera; en una ocasión nos calamos hasta los huesos en un control de Villaveta.

Mikel Zabalza

Se cumplen 30 años de la detención y muerte de Mikel Zabalza, vecino de Orbaizeta que trabajaba en Donosti. La guardia civil lo detuvo junto a otras personas en noviembre de 1985. Según la versión de la benemérita Mikel escapó de sus manos en Endarlaza cuando iba a enseñarles un zulo y se ahogó en el río Bidasoa, sin embargo un buen porcentaje de la población navarra no se lo creyó, y continúa sin creerlo. Además el caso se abrió en 1996 y su sumario se cerró en 2010 con tres hipótesis abiertas. Nunca se ha demostrado su vinculación con ETA. Por eso ayer sábado, y como tantos y tantos noviembres, se produjeron en Orbaizeta y Garralda sendos homenajes a la memoria de Mikel, en profundo apoyo a la familia, en el segundo de ellos con presencia del Ejecutivo navarro por vez primeraLa trágica e injusta muerte de Mikel en 1985 marcó a todo el pueblo de Orbaizeta. José Luis Molinat, cura de Orbaizeta, ofició su funeral y dijo ante la prensa lo siguiente; <<Mikel era servicial y muy atento. En definitiva era un buen hombre, lo que dicen de él sobre que era un presunto miembro de ETA es mentira>> Hay cosas que el paso de los años no pueden borrar, y el caso de Mikel Zabalza deberá esclarecerse algún día. Nadie puede sesgar la memoria y la dignidad colectiva. Orbaizeta fue señalada como cuna de etarras y empezaron a llegar a algunas personas de esta localidad navarra  infinidad de amenazas mortales por carta, alguna de las cuales pude ver yo..... El caso de Mikel, al igual de los tres casos sin resolver del informe "Hacia una Memoria Compartida" de Errenteria. son casos que debemos dilucidar y resolver como sociedad, como tantos otros... No podemos olvidar los asesinatos de 1976 de Vitoria, los Sanfermines 78, la muerte de la activista de origen venezolano Gladys en Tudela en 1979, los casos de tortura condenados por la Unión Europea, los abusos de los que supuestamente persiguen a los que abusan, la surrealista e injusta carga policial de Sanfermines 2012 a una muchedumbre al grito de "Indurain, Indurain, Indurain", causando escenas de caos y de terror en el casco viejo de Pamplona, y un largo etcétera.

              Actualmente se recoge dinero mediante crowdfunding para la realización de un documental sobre Mikel Zabalza, y se ha creado una plataforma para exigir verdad y memoria. ¿Haremos en Navarra un documento como han hecho en Errenteria con la colaboración de todas las entidades políticas? Ojalá. 




Reclaman verdad, justicia y reparación en el recuerdo a Mikel Zabalza, por primera vez con presencia del Gobierno navarro-Naiz
Navarra acoge un homenaje a Mikel Zabalza con presencia del Gobierno de Navarra-El confidencial
Piden memoria y justicia en el acto de recuerdo a Mikel Zabalza en Garralda- EITB
Garralda acoje un homenaje a Mikel Zabalza con presencia del Gobierno-Diario de Navarra
Familiares, amigos y políticos homenajean a Mikel Zabalza en el 30 aniversario de su desaparación y muerte-Diario de Noticias

---------------------------------------------------------------------

Cuando el poder del amor sea más grande que el amor al poder, el mundo conocerá la paz. Jimi Hendrix 

En las cumbres se halla la paz. Johann Wolfgang von Goethe

Una onza de paz vale más que una libra de victoria. San Roberto Belarmino

No hay paz sin justicia, no hay justicia sin perdón. SS. Juan Pablo II


Foto Diario Noticias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario