jueves, 17 de septiembre de 2015

Sima de Atazabal

Ventana a la carretera entre Garaioa y Abaurrepea.
 Atazabal es un cortado bonito al norte de Garaioa con una característica ventana natural en su base. En cuanto hace unos meses descubrí que esa ventana natural comunicaba con la sima que parte desde la cima gracias a un croquis hecho en 1991 por el grupo de espeleología "Satorrak", pensé que esa aventura había que vivirla, además, conocía la sima porque el sendero local de las Cuevas de Artetxe visita esta oquedad en su parte final tras haber visitado la primera y segunda cueva.


         El sendero local salva la sima por uno de los dos puentes naturales que la cubren, formando un rincón bellísimo, antes de asomarse al mirador airoso de la cima, lugar donde acaba el sendero local. Asier y yo descendemos hasta la base del puente y nos asomamos a la oscuridad de la grieta que tenemos a nuestros pies, y descubrimos contentos que en el fondo de la misma se cuela la luz del exterior, ¡la ventana de Atazabal! ¡El descenso y la salida por abajo es posible! Al final realizaremos dos rápeles; uno largo de 40 metros por el interior de la montaña, y uno cortito desde un providencial puente de roca lateral de unos 10 metros hasta un gigantesco arbusto de Rosa canina que nos cierra el paso al bosque de la base. Como dice Asier, es curioso que un arbusto de tapaculos nos cierre el paso en el gran ano de diplodocus, manera con la que describe el súper descenso de Atazabal. Asier genio y figura. Aezkoa es mágica.

Croquis de Satorrak 

Borda de Bergara.

¡Qué grieta!

Asier flipa.

Voy.

Guau!


Espero a Asier en un puente de roca natural en el borde de la ventana.

Asier.

...

Rapelito de 10 metros para poner los pies en el suelo y después  regresar.


Selfie antes de subir.

Asier se prepara.

Bonito techo sobre nuestras cabezas.



Increíble.


Garaioa asoma.


La Peña Atazabal y su agujero.
(foto de marzo 2015)



No hay comentarios:

Publicar un comentario