miércoles, 19 de agosto de 2015

Orbara entero se va a Huesca.

Foto de grupo histórica en Loarre.
El lunes vivimos una de las jornadas históricas más importantes en la historia reciente de Orbara. Desde la Guerra de la Convención del año 1793, cuando la ocupación francesa hizo emigrar a los aezkoanos hacia el sur, el pueblo no se había quedado tan vacío. Y hay que reconocer que hubo cierto miedo en las jornadas de inscripción a esta actividad porque el pueblo se quedara sin habitantes para su defensa, al fin y al cabo Aria y Orbaizeta nos pretenden, de hecho se de uno de Aria que nos dijo en las jornadas previas; "cuando volváis de Huesca encontrareis la bandera de Aria puesta en el campanario de la iglesia". Lo cual es muy extraño porque los nueve pueblos del valle poseemos la misma bandera, o el mismo escudo; el jabalí delante del roble, pero bueno, como broma se consiente. De todas maneras, en caso de ocupación, quedaron en el pueblo personas habilidosas en el arte del escopeteo, como Eduardo de Peroch o los hermanos de Urrutia. Así que dejamos el pueblo en buenas manos.


         Finalmente 44 orbatarres tomaremos el autobús a las 7:30 de la mañana con la excitación y el nerviosismo de quien se pira de campamento, y decir esto en un pueblo que tiene 41 habitantes censados es decir mucho. ¿No es bonito y divertido? ¡Dejemos atrás las rencillas entre casas del pasado! "Es que tu bisabuelo me robó un kilo de nueces caídas del nogal", "Con la concentración parcelaria te quedaste con uno de mis mejores campos", "Tu tatarabuelo hizo las hierbas más allá de las lindes y se adueñó de tres metros cuadrados de mi hierba" o "Yo tenía cuarenta y una yeguas y tú veinticinco, y ahora tengo cuarenta y tú veintiséis, aquí hay gato o yegua encerrada".

        La escusa principal de este viaje era hacer rafting en el río Gállego con la empresa donde trabaja Pablo Arrikaberri, otro orbatarre, y once de los cuarenta y cuatro decidirán hacer conmigo el "Camino del cielo", el sendero que da la vuelta a los Mallos de Riglos, mientras el resto cabalga sobre los rápidos del Gállego. Es lo que tiene el miedo al agua y a los deportes moviditos, vamos a decir. En Riglos pueblo, Luis, Santiago y Dorai saldrán a comerse las calles del pueblo y el almuerzo de algún bar con el ímpetu y la virulencia de unos niños que les han dado rato libre en un lugar que no conocen. Mientras, el resto partiremos hacia las alturas en un recorrido de 6 kilómetros y 400 metros de desnivel positivos, bonito y entretenido, con vistas a los Mallos Fire, Pisón, el Puro, la Visera, Mallos Colorado y Cuchillo, o el Mallo Cored entre otros. Muy buenas notas entre los alumnos: Vane, Pablo y Javier tienen un diez, Blanca y Amaia un ocho progresando al nueve (aprenden rápido) y el resto un nueve. Martín también es de diez, pero sus frases al estilo "Haber ido al rafting!", "Allí se va echado, sin esfuerzo!" o "Los buitres nos están rondando" le harán perder enteros.

        Tras el rafting y el paseo asaltaremos un restaurante de Ayerbe, y tras la comida esperaremos en el autobús a un desaparecido Miguel Azanza (¿copa de pacharán?), para dirigirnos al Castillo de Loarre a continuación. Este castillo para desconocimiento de una camarera en el centro de visitantes, perteneció al Reino de Navarra, y habrá cachondeo, y mucho. Quizá ahora pertenezca al Reino de Orbara tras nuestra ocupación... ¿Lo mejor del viaje? El regreso con videoclips de música de éxito en los monitores del autobús como el "Gangnam style" o el "Single Ladies" de Beyoncé, ¿eh Javiertxo? Lo dicho, un lujazo y un día para el recuerdo.
Niños entusiasmados en el autobús en Orbara.

Luis y Santiago se van de excursión.

44 orbatarres, que se dice pronto...

El alcalde sabe cómo aprovechar las dos horas y media de autobús entre Orbara y Murillo de Gállego.

El grupo de once senderistas dando la vuelta a los Mallos de Riglos.

Cogiendo sombra junto al mirador de Ventuso.

Los doce fantásticos.

Comida en Ayerbe.

Anexin y Maitane.

Cristina, Javi y Txapis.

Eider y Nahia.

Ángel Mari.

Qué pasa tronco!

Eva y Nora: Morritos duck.

Ioritz: morritos pollino.

Buenas poses.

Muy buenas poses.

...

¿Cuántos quieren ver el castillo de Loarre?

Ioritz, Ibai y Aitor quieren conquistar el castillo sorprendiendo por la retaguardia.

...

No hay comentarios:

Publicar un comentario