martes, 14 de julio de 2015

Alpes-ZIKLO 2015: 1ª Parte.

En la vertiente de Villard-Reculas al Alpe d´Huez la carretera está cortada a pico sobre el valle y se llama "la route de la confession"

Es difícil reflejar en un post todo lo que ocurre en un stage de ciclismo en Alpes de varios días. En el de ZIKLO ha habido buen rollo entre compañeros y los cielos despejados han sido dominadores, quizá tener una cúpula azulada sobre nuestras cabezas haya ayudado mucho, pero la predisposición de todos por pasarlo de puta madre ha sido determinante; ya se sabe, nos movemos un montón de horas en autobús hasta allí como para reñir, y no merece la pena. Además, el nivel de interrelación del grupo ha sido elevado; la mayoría por encima del 8 o el 9, aunque hay algún caso de 5 raspado, y me incluyo porque un día discutí con Stelian, guardaespaldas oficial del viaje y mozo de traslados, profesional como nadie, ex-conductor de tanques en Rumanía y cazador de osos de 400 kilos, un gran currela, pero como cualquier matrimonio una tarde reñimos... después hicimos las paces, volvimos a compartir habitación, pedos y confidencias, y a la vuelta en casa, en el momento de la despedida en Pamplona, tuvimos que disimular ante Ainara para que no sospechara de lo nuestro jeje.


           A la cabeza vienen recuerdos e imágenes mezcladas; el aire caliente del fondo de los valles y el viento frío del Galibier pasan por delante de tu cara, los baches y la gravilla de Sarenne los sientes en tus dedos que aprietan los frenos de la bicicleta, y el ruido de los fuegos artificiales de SuperSauze retumban en tu cabeza. Una tarde, después de la etapa, mientras Antxon y servidor hacíamos una sesión de fotos en los Lazets de Montvernier la liamos parda en Pontamafrey; Antxon me gritaba desde lo alto de un risco, sobre la vía ferrata del pueblo, para que subiera en bici o bajara según el tramo, y varios del pueblo francés pensaron que a alguien le pasaba algo. "¡¡¡¡Bajaaaaaa máaaaaaaas!!!!!" me gritaba cuando apareció un tipo en moto todo preocupado, y le dije que no pasaba nada. Luego, cuando Antxon bajó a mi altura me contó que una mujer y otro tipo le habían abordado preguntándole si era quien lloraba en las peñas sobre los Lazets...

           De los treinta y pico participantes, uno se construye un perfil determinado en la cabeza de cada uno de ellos si ha compartido con ellos batallas alpinas: Manolo es un puto crack con las aplicaciones de móvil y un artista de los vaciles, Juanra y Rafa de Ciudad Real son ciclistas peculiares y de gran personalidad, Miguel Ángel Granero se cascó un texto precioso en Facebook de agradecimiento y buenas palabras cuando nadie esperaba algo así de él, es un tipo majo, de verdad, Óscar de Alcorcón es un ciclista sonriente que hace diez años ni sabía lo que era una bici, Aurelio ha sido una de las grandes revelaciones de los Alpes porque carecía de calas pero abundaba en fuerza, Pepe ha sido como un hermano para mí, el primer día rompió el sillín con el culo y después tuve que dejarle el mío, el sillín digo: compartir es amar, David de Cáceres te gana con su forma de ser afable pero tiran para atrás sus pedos con olor a gel de overstim, capaz de meterse una docena de ellos por día, Asier de Bizkaia era el benjamín de la expedición y nos sorprendió por su madurez yendo de menos a más en las etapas, los hermanos de Frankfurt y Miami nos han dejado alucinados por su fuerza y conocimiento del medio ciclista, Luis Mari o Retegi III conformaba una parte importante del comando navarro, nada más y nada menos que el 33%, uno de los hombres más castizos que he conocido que nos contó en una cena que compró su primera bici hace pocos años para hacer compras por Igantzi, y ahora se pega jornadas de 140 kilómetros en solitario, maquinón, y los chicos de Asturias han sido fáciles de identificar por su acento y por sus descensos suicidas... CONTINUARÁ

Preparativos en Alpe d´Huez.

Comienza la aventura.

Col de Sarenne.

Roche de la Muzelle (3465m) en el descenso de Sarenne.


Le Bourg d´Oisans.

Aiguilles d´Arves (3510m) desde Croix de Fer.

Stelian.

Sesión de fotos en los Lazets de Montvernier.

El pueblo de Pontamafrey.

Subiendo al Glandon.

Pic d´Étendard (3464m) desde la bajada del Col du Mollard.

Con Quim en la cima de La Toussuire.

Mallorquines simpáticos en Chaussy.

Con Eneko y el gran Paco Moreno.

Paco Moreno y super Pepe me abandonan subiendo el Galibier.

Macizo de La Meije desde Galibier.

Hace trece años anduve por aquel cresterío a 4000 metros.... Preciosos Ecrins...

...

Junto a Josean de Aoiz.

...


No hay comentarios:

Publicar un comentario