jueves, 11 de junio de 2015

Barranco de la Sierra-Navascués

Entramos.
En el Bco. de la Sierra o de Navascués he conocido por vez primera en mis carnes, lo que es una modificación importante en el cauce deportivo de un río producida por un derrumbe o unas inundaciones. Porque lo de Xapitel en Luzaide era una broma; allí después de las riadas las transiciones entre resaltes estaban muy rotas y repletas de grava. Pero en Navascués, lo que me he encontrado en el barranco de la Sierra ha sido con un desprendimiento salvaje, con bloques del tamaño de una lavadora o una citroen california, desdibujando un resalte de 30 metros donde había un rápel.


         Este sencillo barranco entre las cuencas del río Salazar y del río Esca presenta un recorrido inestable y repleto de lajas y estratos horizontales de pizarra y caliza. Es un lugar muy curioso, parecido a otros como el Barranco del Hospital de Siresa, el de D´os Lucas o el del Furco, donde las capas horizontales de roca son las dominantes en el paisaje, aunque carece de toboganes o pozas hondas como los anteriores. Hacer su descenso es sencillo, y más si lo haces con un hilillo de agua como lo hago yo, sin embargo es un lugar algo peligroso porque los cortados de los lados se derrumban; en mi caso caían más piedras que agua por el barranco, y mentiría si no dijera que con temperaturas más bajas es más seguro, como atravesar un glaciar, cuando el frío compacta la roca jeje... La parte superior posee en la actualidad un rápel de 25 metros, un resalte de escombros de 30 y un rápel de 6 metros. A partir del puente y la pista forestal que lo cruzan el tramo inferior se vuelve más de andar y hay dos resaltes equipados. Y mentiría también si dijera que no me lo he pasado bien en este sitio, el barranquismo no es solo chapuzear por barrrancos verdes y caudalosos, y en Navascués siempre podremos encontrar una cosa diferente.

Entrada al barranco.
El mundo de las lajas y los estratos en capas....

Alguna que otra pozilla.

Primer rápel...

Rapelando en "doble rápido".

Aquí se supone que habría una segunda cascada rapelable....

Rápel de 6 metros.

Lugares estratificados y apartados.

Bloques de roca de 1m2 que se rompen en cuanto pongo mi peso en ellos, ¡y peso 74kg!

Un poco de verde y agua donde refrescarse...

No hay comentarios:

Publicar un comentario