viernes, 1 de mayo de 2015

Artazul. ¿El mejor barranco?

Rápel de entrada de 33 metros en un salto de agua sin igual.
<<En el barranco de Lizebar no baja ni gota de agua. Al loro Pau con los barrancos secos, en ellos se pueden formar marmitas trampa, o lo que es peor, tener que pasar por huevos por una de ellas con agua putrefacta. Buah! Se te tienen que formar unos tarzanetes que luego no hay Dios que los quite, y en ellos puede anidar hasta el ébola o la peor de las enfermedades. Hazme caso>> Asier Txo, genio y figura.


Con Asier hay diversión asegurada y frases para la posteridad en cualquier situación deportiva, por eso me gusta hacer deporte con él, no hay nadie que le supere. Además, cuando hay que ponerse serio y hacer las maniobras del deporte de aventura que hagamos, se pone serio y profesional. Por eso, escucharle hablar sin descanso del Cañón de Artazul durante años, y en especial de su último rápel, tenía que ser por algo. Y ese algo es que se trata de uno de los mejores barrancos de Navarra y Euskadi, y muy pocos se le acercan en belleza y recorrido (La Leze, Olhadubi, Althaineta, Diablozulo, Lizebar...). Incluso, hay barranquistas que aseguran que no tiene nada que envidiar a los de Guara o el Pirineo Francés. Sin embargo un halo de tragedia envuelve a este barranco navarro porque bastantes se han matado en él, hay historias de barranquistas que han pasado horas atascados en alguno de sus rápeles, ha habido rescates sonoros en una de sus marmitas trampa, o los hay que simplemente se han roto un tobillo o han tenido una caída casi mortal. El Barranco se bajó por primera vez en Septiembre de 1981.


         Esta vez se anima también Etxebe, un colega de Asier, que le pega a un montón de deportes en el medio natural, experto que te cagas en Barrancos, y que dice haber hecho Artazul más de dos docenas de veces, y además es muy majo. Con ellos continuaré mi particular cursillo de barrancos.... Artazul empieza con una aproximación sosegada y rural en mitad del encantador valle de Goñi, parece mentira que el arroyo tranquilo que baja de Urdánoz y Aizpún forme la garganta que formará después, hasta que te asomas a un circo perfecto en el que cae una cascada de treinta metros que forma una cortina de agua paradisíaca, pues bien, en ella se hace el primer rápel... A continuación hay un tramo de arroyo en el que hay que caminar entre el bosque antes de que se engorge, entonces comienza el festival de pequeños saltos, toboganes y rápeles con caudal. Se trata del mejor txiki-park gratuito que he conocido en mi vida. En un rápel estrecho y en curva donde el caudal nos da en la cara, me cuentan mis amigos que aquí falleció un francés en 2013 con más caudal, y más adelante atravesamos la marmita trampa donde quedaron atrapados los policías forales el pasado Septiembre. Algún resalte más y llegamos a una marmita equipada con una cuerda fija y hay una ferrata de escape que arranca en la orilla izquierda, antes de la gran cascada final y su rápel de 45 metros, muchos de ellos volados.

           Recuerdo que cuando era un adolescente, veía vídeos de quienes bajaban por ella rapelando y yo pensaba "joder, qué titanes", en otra ocasión, cuando estudiaba forestal nos acercamos los de clase con el profesor Labiano y flipámos solo de pensar que había gente que bajaba por allí. Y al final, con el paso de los años puede llegar tu turno, solo hay que tener metros de cuerda suficientes y el material necesario.... Asier me dijo en Villava "prepara el pañal porque vas a hacer cacotas de las buenas", y al final como rapelamos en doble-rápido y Asier está atento a mi rápel para tensar la cuerda en caso de que suelte la mano de ella, pues no será tan acongojante, pero sí muy emocionante. Un nuevo sueño se cumple.

 ¡¡Gracias Asier y Etxebe!! Sois los mejores, y me dejareis flipando en el salto desde la barandilla en el Nacedero de Arteta.


Instalando el primer rápel en el circo de entrada.

Rápel volado.

Etxebe aparece.

Preciosa vertical.



Primer tobogán.


Una marmita detrás de otra.


Cuando Artazul tiene poco caudal, en él hay alguna que otra marmita trampa.



Rápel en curva del barranco. 


Resalte equipado con cordino antes del gran rápel.

En el gran rápel de 45 metros. Asier me espera en su base.


Rápel muy estético.

Una primera parte tumbada y después volada.

Equipazo.

Salto de 4 metros cuando el barranco acaba.

Asier y Etxebe harán un último salto junto al Nacedero de Arteta.



Barranquismo.net.


No hay comentarios:

Publicar un comentario