jueves, 19 de marzo de 2015

Entrañas de Espotz

El disfrute de Ainara.
En la Guía de Navarra de 1952 de Julián Rubio López, Espotz aparece como un pueblo del Valle de Arce con una población de 13 habitantes (por uno que tiene ahora), rodeado de gran riqueza forestal, con el párroco viniendo de Uriz para darles misa en la parroquia de San Martín, y con un entorno destacado en grutas de estalactitas y estalagmitas. Y la realidad es que Espotz posee dentro de su término municipal varias cuevas interesantes para conocer a la luz de una frontal. En el Catálogo Navarro de Espeleología vienen registradas tres oquedades en las cercanías al pueblo, dos de ellas en las faldas de Larrogain (Cueva de Espotz y de Amenasillo), y una tercera junto a la Peña Ukua (Cueva de Biorreta), y Ainara y yo decidimos visitar la única de las tres de la que poseo una topo, la Cueva de Espotz, extraída de una guía francesa de 1989 que ahonda en las profundidades de Aezkoa, Urraulgoiti y Artzibar.


        Y la Cueva de Espotz nos sorprende por su enrevesada, pero hermosísima aproximación desde el pueblo, a través de un bosque de pino silvestre maduro y con unas vistas de órdago hacia el macizo de Elke y el Valle del río Erro. La cavidad tiene un desarrollo fácil de 125 metros, únicamente hay dos pequeños obstáculos; un destrepe cerca de la entrada y una trepada tumbada entre salas. Las dimensiones de esta cueva en las entrañas de Artzibar son generosas, llaman la atención sus altos techos y sus espeleotemas colgantes, también los escombros del suelo en alguno de sus recodos. Lo que nos indignará, y mucho, son las pintadas y escritos de visitas pasadas en las paredes del final de la cueva, algunas del año 1973. Por favor, ser respetuosos con la naturaleza por encima y por debajo del suelo.

Otras cuevas del Pirineo Navarro:

Topo de la Cueva de Espotz echa por franceses en 1989.

Recibimiento canino en Espotz.

Señales de un crudo invierno al lado del caserío.

Un perro dócil y tranquilo.

Dintel y ventana decorados con motivos paganos en un antiguo palacio del pueblo.

Tres viviendas oficiales en este pueblo de Arce desde el siglo XIV hasta el XIX

Parroquia de San Martín.

Un pueblo en un alto entre Artzibar y Erro.

Barranco de Ardaitz.

Bosques y caminos apartados.

Collado en la vertiente sur.

Rincones donde las becadas se sentirán seguras.

Aproximación liosa.

Y de pronto la belleza de la entrada a las profundidades...

Vestíbulo de entrada estrecho y cubierto de bloques.

Ainara disfruta con la altura del techo.

Selfie bajo tierra.

Banderas y bonitas estalactitas sobre nuestras cabezas.

Sombras chinescas...

Columnas preciosas.

Salas de suelos repletos de gourgs.

Oscuridad pirenaica.

¡Un murciélago!

Bonita cueva.


Sucias tradiciones para estropear nuestros tesoros subterráneos...

Obstáculos fáciles.

Ainara está contenta de nuevo en el exterior.

...

Narcisos de Urdirotz.

Iglesia de San Martín de Urdirotz, quemada no hace muchos años.

Peñas de Aintzioa.


Talismán con forma de sol.

Naturaleza que llama a la puerta, o a las ventanas...

...






No hay comentarios:

Publicar un comentario