miércoles, 26 de febrero de 2014

Ferratas de Castellote y Cuevas de Cañart.

Villa de Seno.
¿Qué hacer en un tedioso viaje en coche solitario entre Navarra y Castellón? Pues echarse a un lado del trayecto y visitar la comarca del Maestrazgo, un lugar agreste y de ambientes rurales, ideal para estar tranquilo y masticar el paso del tiempo lentamente. Me llenan de energía los sitios así, y si además hay alguna vía ferrata en la que hacer un poquito el trasto, mejor que mejor. Es lo que pasa en Castellote, un empinado pueblo del Maestrazgo encaramado a una de las innumerables crestas de roca caliza que hay en la comarca, que posee calles estrechas de estampas bucólicas y un castillo en lo alto del risco al que llega una vía ferrata. La vía de Castellote es de iniciación y la primera mitad equipada casi sobra, después se pone tiesa pero sin impresionar, y listo, estás en lo alto de una cresta para disfrutar las vistas con tranquilidad, mientras por el pueblo pasean y toman el sol algunos ancianos y corretean algunos gatos.

           En Cuevas de Cañart, a 15 minutos de Castellote, la ferrata sobre el pueblo casi no tiene ningún sentido, pero sirve de escusa para visitar este rincón de Teruel alejado de todos los lados. Merecen la pena el Convento derruido del s.XVIII, y las Tumbas Iberas a pie de Ferrata. La vía, sobre-equipada, remonta una pared escalonada e insulsa hasta otra cresta de caliza del Maestrazgo con vistas a la Comarca.

           ¡Cómo me gustan los lugares poco conocidos y tranquilos como éstos!

Castillo de Castellote.


La Ferrata de Castellote asciende por el espolón de roca de la derecha hasta la barandilla.

Imágenes rurales y relajantes en las calles de Castellote.

Inicio tumbado y protegido por cadenas.

Tejados de Castellote.

En el último muro.

Vegetación mediterránea.

Clematis Vitalba a la orilla de la carretera.

Monasterio derruido de los Monjes Servitas, en Cuevas de Cañart.

Cresta sobre Cuevas a donde sube la vía ferrata de esta localidad.

Muro de grapas, travesía a derechas y diedro final anaranjado.

Muchas Grapas.

Final de la Ferrata.





Atardecer turolense.



Atardece.


Tumbas Iberas a pie de vía ferrata.

Cuevas de Cañart.

Solitario y agreste Maestrazgo.

lunes, 24 de febrero de 2014

Maratón de Espadán.

En este año 2014 la Maratón coincide en fecha con un golpe de estado famosillo.
(culrojos pelmon.blogspot)

         -Ainara, al final el Domingo me falla la pareja de senderistas para Irati, vendrán en Marzo, así que tengo libre y me voy a Castellón. No voy a darle más vueltas.
         -Pau, si no me avisas con tiempo no puedo acompañarte, he hecho planes.
         -A ver, no hace falta que vengas mujer, no te lo estoy pidiendo, haz lo que quieras, somos mil pavos corriendo y no voy a sentirme solo precisamente.
         -¿Porqué tendrás que irte tan lejos? ¿No hay carreras más cerca?
         -Es que la Maratón de Espadán es súper-famosa, y es una bonita manera de probarme en la distancia maratón. Te prometo que las siguientes carreras serán más cerca.
         -Prométeme que tendrás cuidado.
         -Hay puestos de la cruz roja y avituallamientos cada cinco kilómetros, no hay peligro. Asistencia cada poco rato, habrá que apretar a muerte...
         -Que tengas cuidado te he dicho.

Dos días después a esta conversación estoy debajo del arco de salida de la Maratón de Espadán con ganas de pasármelo bien y comerme un montón de kilómetros. En la arrancada utilizo una táctica que me suele gustar mucho; salgo en primeras posiciones, me dejo caer y cojo el ritmo de una de las primeras tías dependiendo de quien se trate. Así, me pasa por la izquierda Ana Conde y pienso "joder, esta tía seguro que irá como un cohete, Pau, no hagas ni el amago", después, en cuanto salimos del pueblo y pisamos los primeros senderos de tierra me adelanta poco a poco una corredora que me suena mucho, "esta tía es famosa, no se como se llama pero voy a seguirla un poquito". Después sabré de que se trata de Nuria Dominguez y hasta Zagalorca seguiré sus estela. En Zagalorca pregunto a otro corredor cuánto tiempo llevamos y me dice que casi 45´, lo cual no está nada mal para los primeros 8 kilómetros y 300 metros de desnivel positivos. "Manda a la Nuria a paseo Pau, aquí en la Comunidad Valenciana no se lleva eso de salir tranquilo, tú a lo tuyo, baja el ritmo y regula".

           

           
Primera media divertida. Ojo a las subiditas del final, que se pegan.
(atotrapo.com)

42 Kilómetros alrededor del Parque Natural de Espadán.
(maratondeespadan.com)

En la Vall, un bonito pueblo de casa blancas, toca baño de multitudes. Sus vecinos animan a pie de calle o desde los balcones y el ambiente es verbenero. En el cemento de sus calles oigo el ruido curioso de unos pasos que se acercan, me giro y veo a un joven corredor barbudo corriendo en sandalias que perderé de vista para siempre en cuanto las piedras hagan acto de presencia en el sendero. A la salida del pueblo me coge la tercera de las mujeres justo antes de empezar la ascensión a la Subida al Bellido. La chica mira nerviosa hacia atrás mientras ascendemos estos empinadísimos 350 metros de desnivel, "La cuarta no andará muy lejos", pienso. El sube y baja anterior y posterior al avituallamiento del kilómetro 15 posee unas vistas de miedo antes de comenzar el descenso vertiginoso por el Barranco Malo, una preciosa manera de conocer las entrañas del Parque Natural de la Sierra de Espadán. ¡Qué lugar más chulo! El sendero desciende por el lecho del Barranco en muchas de las ocasiones y hay que saltar de piedra en piedra. El recorrido de la Maratón baja y baja tanto que me mosqueo, "joder, que la cima del Pico Espadán queda cada vez más alta..." Y en efecto, en el Barranco de Aguas Negras comienzan los 500 metros de ascensión al Espadán (1080m) pasando por la multitudinaria Cueva del Estuco, donde en su avituallamiento me cantan que voy el 245 o algo así. 

           El tramo del Pico Espadán se las trae, sus senderos son técnicos y hay tal tráfico de corredores que hay tapones a cada curva, "no adelantes como una cabra, espera a la cola y guarda". Sin embargo antes de la cima adelanto  a otros corredores y a la tercera chica, sabedor que desciende como una jabata y que más adelante me levantará las pegatinas. A resaltar la belleza del descenso hasta Collado de Íbola, donde nos aguarda el quinto avituallamiento. A continuación llega el tramo más rápido de la carrera, el descenso por el Barranco del Almanzor, con tramos por senda súper-guapos. ¿Quién me iba a decir a mí que un rincón tan árido y tan humanizado como este en la provincia de Castellón poseyera rincones tan bonitos y apartados. Un disfrute en comparación con el final de la Maratón, que es una encerrona entre huertas y pequeños altos, y además con calor... (20 grados en Febrero es mucho para mi body). Así, en el kilómetro 35 tengo un pequeño bajón y me digo; "párate en el avituallamiento de Castellnovo y bebe y come tranquilamente, ya verás cómo recuperas", sin embargo voy corriendo con dos felicianos que empiezan a gritar de alegría sabedores de que la meta no está muy lejos, uno de ellos le grita al otro "Mecagüen la puta que ya está!! El año pasado pasé por aquí muerto y este año voy como un puto Omega!!" En el avituallamiento se gritan insultos en plan guasa y se dan empujones y abrazos, y yo como soy así me dejo llevar por la alegría que contagian y no hago la parada técnica que debiera por querer seguir a estos tíos y reír un rato. Bebo la mitad de líquido que debiera y ni siquiera me meto algo sólido en la boca, "total, todo el mundo avisa de que ya estamos...". Y barraabooumm, petada made in Christian Pau. Además, si supiera que los últimos kilómetros eran a través de un bosque de cañas caluroso y de pisada mala, para rato hubiera hecho eso. Pero bueno, así es la vida, Segorbe nos recibe con un repecho para salir del mundo de las cañas y aterrizar en el de asfalto, y Meta. 

           -Ainara, te llamo desde Segorbe. Ya está, acabé la Maratón.
           -¿Y qué tal?
           -Muy guapo... ay, ay, ay, espera un segundo que se me está subiendo una bola.

           -Distancia: Maratón (42km)
           -Desnivel: 1650m
           -Tiempo: 4h 58´56´´
           -Puesto:170/1020 que tomaron la salida.

Carlos Aguilella Pallares se hará con la victoria en Segorbe.
(conxip.com)

Ana Conde será la primera fémina metiéndose entre los diez primeros y quedando a escasos diez minutos del primero.... Sin palabras.
(conxip.com)

A otra cosa mariposa.
(conxip.com)

viernes, 21 de febrero de 2014

Artzainzulo, el Abrigo de los Pastores.

Artzainzulo, un lugar repleto de musgos y plantas trepadoras.
En el Kilómetro siete a San Miguel de Aralar (desde Lekunberri), la carretera atraviesa un laberinto de dolinas y hondonadas karsticas de gran belleza debajo de las copas de las hayas, y a escasos 250 metros en línea recta de la vía encontramos Artzainzulo, una oquedad de entrada grande y frondosa, cuyo porche ha sido utilizado de refugio por pastores desde siempre, como así lo atestiguan los restos etnográficos encontrados en él.

            Asier y yo entramos a media tarde en Artzainzulo después de atravesar a pie dos dolinas y un pequeño claro cubierto de "dientes de perro". Portamos una cuerda y nos introducimos sin muchas reseñas por la amplia galería de entrada. Esta avenida, desciende durante cientocincuenta metros hasta los cincuenta metros de profundidad en gran pendiente, y hay que destrepar una bloquera resbaladiza a mitad de recorrido. Llegamos a un rincón arcilloso y encharcado a partir del cual la continuación de la cavidad se vuelve estrecha y divertida, y ya podemos oír al agua circular algunos metros por debajo nuestra. Tras una gatera ascendente llegamos al pasito guay del día, un pozo de siete metros que equipamos con una cuerda, porque su mitad inferior es vertical. Un destrepe oblicuo más y aterrizamos en el meandro principal de la cueva, el cual seguimos por varios pasos estrechos y con circulación de agua en su suelo, hasta una badina inundada que cierra nuestro avance sino queremos mojarnos hasta la cintura. En esta badina en curva hay dos cordinos colgados del techo para continuar a través de ella. Asier sospecha que una galería fósil ascendente que hemos dejado atrás pueda comunicar con la continuación del meandro, así que volvemos tras nuestros pasos y trepamos por esta galería fósil ascendente primero, y descendente después, hasta comprobar que no tiene continuación, a 65 metros de profundidad. Y tras dos horas y media de nuestra partida del coche damos por finalizada la actividad, regresando al exterior, donde ya es de noche. 

              Aviso para navegantes; si sales de una cueva de noche a un laberinto de dolinas, puedes tener serios problemas para encontrar el camino de vuelta. El uso de GPS, es más que recomendable. ¿Eh, Asier?

"Dientes de Perro", flores que anuncian la llegada de la Primavera en Aralar.

Boca en forma de triángulo.

Paredes húmedas en la entrada.

Rampa en fuerte pendiente para internarse en las profundidades de la Sierra.
A la izquierda de la entrada hay un pozo de doce metros por el que no descendemos.

Galería amplia (15x15) antes de comenzar la sección estrecha.

Formaciones y sombras subterráneas.

Tras el primer pozo, en un lateral de una gatera ascendente, hay un belén de 2012 rodeado de fósiles.

Pozo de 7 metros que protegemos con una cuerda.

Meandro por donde circula agua subterránea.
Toca mojarse un poco.

Lugar más profundo al que llegamos.
A partir de aquí nos tocaría casi nadar....

Pasos en Oposición en Galería Fósil, por encima del curso de agua, que no lleva a ninguna parte.

Vuelta al exterior.
Croquis de Karaitza nº14.

miércoles, 19 de febrero de 2014

Txokos de Urbasa.

Hayucos sobre musgo.
15 kilómetros por Urbasa.
Urbasa es uno de los bosques húmedos navarros por excelencia, aquí el agua de los acuíferos y la caída del cielo forman en las entrañas de este plano elevado y laberíntico, infinidad de formaciones de roca caliza, destacando innumerables dolinas, corredores, vallecitos, simas, cuevas, exsurgencias y hasta arcos naturales de gran belleza. Además, lo que mola de este macizo protegido son sus tesoros escondidos sin señalizar en mitad de ninguna parte, o entre un laberinto de dolinas por ejemplo. Algunos solo son localizables mediante GPS o el acompañamiento de alguien que ya conozca el txoko o rincón a disfrutar de antemano.

      El otro día propuse a Ainara una excursión por Urbasa tirando de GPS desde el Puerto de Lizarraga y disfrutamos muchísimo. Hace tiempo que no solo me atraen las cimas de los montes y me descargo traks para ir a conocer esos otros rincones especiales, a veces apartados de los caminos habituales a las cumbres. Cerca del Puerto, en la misma cresta a San Adrian hay un arco de piedra caliza sobre un abrigo de roca agujereado, se trata de Portupekoleze. Más adelante descubrimos tres vías de deportiva en la brecha anterior a San Adrian tras recorrer la cresta de Ollide. Y tras la ermita, caminamos monte a través durante tres dolinas hasta llegar a Lezeandi, un abrigo rocoso enorme con un dedo de roca y hierba delante. Medio kilómetro al sur y después de atravesar una zona bastante agreste llegamos a la Sima de Bixenteliyosota (algunos dicen que tiene 15 metros de profundidad), lugar donde cogemos la pista que viene del Puerto de Lizarraga y que luego desandaremos de regreso tras visitar el túnel de Lubierri. Este camino ancho recorre la parte más alta de esa pequeña sierra entre la cota 1152 y las Campas de Eskiza y que deja a un lado Zulo Haundia, 150 metros por debajo, y al otro la Dolina de Obats y sus dos charcas. Desde esta sierra son impresionantes las vistas sobre Urbasa, y en especial sobre el monte Dulantz.

          Al mediodía llegamos a Lubierri y recorremos el túnel de lado a lado, es el lugar más alejado que hoy visitaremos. En él nos llaman la atención algunas formaciones en su boca sur. Cerca, a escasos 200 metros se encuentra el Dólmen de Obats. Estamos a siete kilómetros del Puerto de Lizarraga. Habrá que volver.

Nieblas en Iyurbain.

Portupekoleze.

San Adrian a la vista.

Iyurbain se ha quitado las nubes de encima.

Lizarraga.

Etxarri-Aranaz.

Cresta de caliza.

En San Adrian.

Lezaundi.

¿Hay setas en invierno? Pues sí. Aquí un par de ejemplares de Peziza escarlata.

Yesqueros de paraguas.

La Sima de Bixenteliyosota.

Zulo Haundia.

El Túnel de Lubierri.

Dólmen de Obats.

Atardeceres llenos de luz.