miércoles, 10 de diciembre de 2014

Bahía Cochinos y la Ciénaga de Zapata 2007

Cienfuegos nocturno.
""Antes de Playalarga Juan detiene su vehículo en Palpite, Pedro y Andrea están de acuerdo, dicen por aquí que el cocodrilo sabe a pollo y habrá que probarlo. Me bajo del coche y sigo al adolescente que acaba de hablar con juan, Adriano viste una pantaloneta naranja y calza unas sandalias raídas, su casa es diminuta y tiene un porche cochambroso, dentro su madre me da la bienvenida. Adriano me invita a sentarme y se pone a hablar de fútbol mientras enciende la televisión, me cuenta que su jugador de fútbol favorito es Ronaldinho pero que no está jugando bien en la Copa América. El calor y la humedad son sofocantes. Pedro, Andrea y Juan entran por la puerta trasera, han dejado el coche algo lejos y han venido andando por detrás de las casas que dan a la carretera para no llamar la atención de la policía cubana. La mamá de Adriano nos va a dar de comer cocodrilo, lo va a acompañar de arroz, frijoles y esas cosas, el precio que nos pide por ello es más que aceptable, a Pedro y a Andrea les parece bien, también le pagaremos la comida a Juan.
A Juan lo conocimos esta mañana, Pedro y Andrea negociaron con unos intermediarios para hacerse con los servicios de un chófer y así apareció en nuestras vidas. Juan trabaja en un almacén a las afueras de Cienfuegos y se gana unos pesos extras haciendo de conductor ilegal para turistas como nosotros. Es un trato de conveniencia muy bueno, nosotros pagamos poco y ese poco es mucho para él, una economía paralela a esos taxis monovolúmenes y de cristales tintados que valen un ojo de la cara. Si nos para la poli dice que le dejemos hablar a él, que les dirá que somos amigos y no clientes, y ya está. Luego Juan nos cuenta que su hijo pequeño está enfermo, que tiene una enfermedad en la piel que no le deja ir a la playa si no compra cremas hidratantes, nos enseña una foto del pequeño Luis Daniel. Mientras el Sol cae en Bahía Cochinos le regalamos nuestras cremas solares, después detendrá el auto en Punta Perdiz y nos bañaremos en aguas cristalinas.

                 La mañana del 17 de Abril de 1961, cerca de donde nos encontramos, en Playa Girón, se produjo el famoso desembarco de Bahía Cochinos, mil cuatrocientos mercenarios anticastristas armados hasta los dientes desembarcaron con el objetivo entre ceja y ceja de derrocar al régimen de Fidel Castro. La carretera de la Bahía está repleta de monumentos homenaje a los cubanos caídos en aquella contienda, también hay infinidad de lemas y pintadas en alusión a lo que pasó aquí, lo podemos ver desde el coche. Finalmente la invasión se quedó en intentona y el Régimen cubano se hizo con la captura de mil cien de los mercenarios.

               Entre Playa Girón y Cienfuegos el atardecer detrás de los palmerales y los campos de maíz es hermoso, Juan conduce a cien kilómetros por hora alcanzando y adelantando a perros y bicicletas, atrás queda Bahía Cochinos y la Ciénaga de Zapata. Por la mañana, antes de comer cocodrilo en Pálpite fuimos en compañía de Juan a la Laguna del Tesoro, allí montamos en lancha y Juan le decía al conductor de la misma que hiciera el loco para asustarnos, y casi lo consigue.""

En La Boca.

Pedro y Andrea.

La "Cocodrilofactoria" de La Boca.

Cuba y sus coches asombrosos.

La Laguna del Tesoro.

En la Laguna del Tesoro.

La Ciénaga de Zapata.

En Lancha por la Ciénaga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario