jueves, 6 de noviembre de 2014

El Escualo de Trinidad 2007

Cuba, uno de los países más longevos de Latinoamérica. 

En Playa Ancón.
Tras el infructuoso intento de cruzar Cuba en bicicleta, fui en autobús desde Santa Clara hasta Trinidad, en la costa sur, para juntarme con mi hermana Baba y Maitane. En Trinidad cambié mi bicicleta barata y comprada para este viaje, por varios días de alojamiento en casa de Roberto y Marina, la casa donde estaban alojadas ellas. En los pocos días que no habíamos estado en contacto, se habían hecho con un importante estatus juerguero entre los amigos y amigas de los hijos de Roberto y Marina. Roberto, super agradecido por el trueque de la bicicleta, me hizo ponerme hasta el culo de langosta comprada en el mercado negro (eso decía él)durante los tres días siguientes, y me daban desayunos muy abundantes a base de fruta y todas esas cosas. Una noche visitamos la famosa discoteca "Las Cuevas" o Ayala, una sala de fiesta en el interior de una cueva del Caribe (!!!) Allí me di cuenta de que no solo los chicos que visitan Cuba van en busca de turismo sexual, un montón de turistas centroeuropeas y estadounidenses colgaban borrachas de los cuellos de un montón de mozos cubanos antes de ir a cabalgar, y Baba y Maitane resistieron el envite de más de un jinetero profesional.

         Baba y Maitane me hablaron maravillas del catamarán que hay en Playa Ancón de Trinidad y que te acerca al coral que hay a un kilómetro de la costa para hacer snorkel, en pleno arrecife del Mar Caribe. Al parecer en su viaje a alta mar, Maitane no podía subir al catamarán después del buceo y el cubano encargado de la embarcación se echó al mar para ayudarla originando una escena cómica. Vane aun se ríe recordándola, así que tuvo que ser buena. Por ésto y más decidí probar por mi cuenta, y me acerqué a Playa Ancón en cocotaxi. El viaje lo compartí con una pareja de israelíes que se hicieron los locos a la hora de pagar...Éramos tres los usuarios del cocotaxi y querían pagar como si ellos dos fueran uno solo, "somos dos grupos, tú y nosotros, y cada uno paga la mitad" Y una mierda. Una vez en la playa, paradisíaca eso sí, fue fácil dar con el catamarán y contratar un viaje al coral. El viaje lo compartiría con dos holandesas, una de ellas de muy buen ver, y en el viajecito sobre las olas del Caribe pudimos disfrutar de la brisa marina y del sol del trópico hasta aterrizar sobre el coral donde nos equiparíamos con gafas y tubo y ¡a snorkear! Los veinte minutos que nos dio el cubano de tiempo límite fueron una gozada, no todos los días se bucea entre peces de colores y se toca una barrera de coral con tus pies o tus manos...En uno de mis viajes al catamarán para preguntar cuanto tiempo me quedaba de deleite, me fije que las holandesas estaban subidas a la embarcación con caras muy serias, y no le di mucha importancia. Tras casi media hora de snoorkel, el cubano encargado me llamó para subir y una vez arriba vi que las holandesas seguían con la expresión de sus caras muy serias. "Joder, ¿tendré que ver en algo?, ¿se me habrá escapado un pedo burbujeante?" Una de ellas me dijo en inglés que habían visto un tiburón (!!!) y que por eso se habían subido. Y yo sin verlo, cagüen.... En tierra un socorrista de la playa me preguntó si había visto el tiburón y le dije que no, ¿sería cierto que me había rondado un tiburón y yo sin enterarme?, la noticia de que las holandesas habían visto un escualo había llegado hasta sus oídos y decidió acercarse hasta mi mientras tomaba el sol, para preguntármelo. "¿Hay tiburones por aquí?", le pregunté, "No, pero de vez en cuando se ve alguna cornuda o algún tiburón de arrecife, no más, puede estar tranquilo". Y así acaba la historia de cómo una vez nadé entre tiburones, jajajajaaj

Roberto y su papel de bienvenida....

Trinidad, un de las ciudades coloniales mejor conservadas de toda América. Actualmente Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.

Socialismo o Muerte, Vanesa o Maitane....

"De copas" con los hijos de Roberto.

Jineteros profesionales y grandes artistas.


Vane.



Calles de Trinidad.
En la isla de Cuba hay 36 especies diferentes de Alacranes (Escorpiones)

No hay comentarios:

Publicar un comentario