martes, 7 de octubre de 2014

Cuevas de Apeziloa y Arranoziloa.

Bojes y hiedras en Apeziloa.
Las últimas semanas Daniel Iriarte de "Rutas Navarra-Naparbideak", con la colaboración estrecha de algún que otro vecino de Orbara, ha estado elaborando un mapa con todos los senderos y caminos antiguos del término municipal del pueblo, el cual lo plasmará en papel y en soporte digital como ha hecho con otros pueblos como Aribe y Garralda recientemente. Hace poco me lo encontré en un bar del Valle de Aezkoa y me dijo si estaba dispuesto a colaborar grabando el trak entre las cuevas de Apeziloa y Arranoziloa, en el roquedo de Mutia sobre Orbara, porque él y "Landa" no se habían atrevido a pasar debajo del roquedo entre ambas porque la vegetación es abundante en esta parte de la montaña. "Vale, sin  ningún problema Daniel, en cuanto pueda  pondré a funcionar el GPS y subiré caminando, y te pasaré el archivo GPX."

           Y la otra tarde mi hermana Vane me hizo sacar a Gudi, su perra hiperactiva que se vuelve chalada si está mucho tiempo sin ir al monte, y pensé que meterme por la base de las peñas sería un buen paseo para ella y su amigo Lobi, el perro de Kandingi, un cliente del bar de mi hermana sabedor de que los perros se vuelven chalados si están atados y por eso siempre lo tiene suelto.... Acercarse a la primera cueva, la de Apeziloa, es fácil desde que el año pasado abrieron el sendero a Mutiataka. Un rato antes de coronar este paso entre peñas, sale a mano derecha una senda actualmente balizada con cintas de obra que nos lleva sin ningún problema hasta "La cueva del cura", una apertura en forma de diaclasa mu bonita. Desde aquí, rodear el roquedo por su base en dirección Este no es difícil, y se atraviesan lugares preciosos como un callejón espectacular (!!!), con techos de roca caliza y agujeros repletos de musgo. Más adelante la vegetación se vuelve algo más cerrada y para progresar paralelo a la peña el terreno se vuelve complicado sino bajas unos metros y avanzas por el bojeral. En este trayecto se pueden ver algunas repisas en el roquedo que sirven de nido a rapaces. Y así, sin querer, se llega a la trepada de acceso a Arranoziloa, una repisa-abrigo que sirve de nido a buitres leonados con una gran hiedra en su base. Para acceder a ella el tema es peligroso, la trepada, sin ser difícil es muy expuesta al tratarse de roca caliza de una calidad horrible recubierta de musgos y herbáceas muertas que sustentan una capa de tierra irrisoria, ¿quizá para hacer uso de dry-tooling? Yo me lo pensé un poco a mitad de la trepada y descendí con cuidado, para descender ahora sí, hacia los campos cercanos a la GR11, y volver a Orbara.

Urdamieta o Peña de Aitza (1096m)

Patxaranes.

Avellanas.

Gudi y Lobi.

Juegos....

Acceso a Apeziloa indicado con cintas de obra.

El reino de los bojes y los musgos.

Apeziloa, el "agujero del cura."

Diaclasa de 30 metros y bloque empotrado cerca del final.

Hiedras hiper-gordas.

Pasillos naturales.

Restos de animales.

Callejón mágico entre Apeziloa y Arranoziloa.

Muros selváticos.

¿Qué hace una bola de golf como tú en un sitio como este?

Caliza perfecta.

Terreno divertido.

De pronto Orbaizeta se deja ver desde un hombro.

Arranoziloa y su trepada peligrosa....

De regreso a Orbara Gudi y Lobi corren a gusto por los campos.

Marasmius con olor a ajo.

Marasmius,  y una Russula rosea.



No hay comentarios:

Publicar un comentario