martes, 8 de julio de 2014

Los Breithorns 2010

Un montañón que enamora como telón mañanero de fondo.
Tener un periodo de cuatro días festivos en el curro, para hacer un nuevo viaje a Alpes, fue uno de los momentos top de nuestro año 2010. Pin y yo concretamos hacer una visita medio-relámpago a los Alpes y nos trajimos varios cuatromiles fáciles en el zurrón, tras unas jornadas preciosas para que él se adentrara por  vez primera en la cordillera alpina, y para que yo me desfogara al estilo la mascota de mi hermana, una pastora vasca mezcla border collie con brotes esquizoides en el medio natural. Así, comenzamos pasando dos noches inolvidables colgados a 3300 metros, en el Collado de Teodulo, con medio cuerpo en Italia y el otro medio en Suiza.

             La primera mañana nos dimos un paseo por los Breithorn y la segunda trepamos entre la niebla hasta la estética cumbre del Pollux. En los Breithorn Pin estaba exultante, y tras ascender al Breithorn Principal (4165m), hacer la arista de nieve que lo separa del Breithorn Central (4160m), y bajar al  glaciar para volver a subir a la cresta en la cima de la Roccia Nera (4075m), Pin entró en trance y se fue para el Breithorn Oriental (4141m) siendo capaz de trepar y arrastrarse sin cuerda por cualquier sitio mientras yo observaba su avance desde las palas nevadas de la Roccia Nera. Luego descendió a mi encuentro y me dijo "He hecho el destrepe más expuesto de mi vida, ¡tenías que ver la cara norte bajo mis pies!" "¿Sabes de qué patio estás hablando? Quizá 1500 metros...", "No sé, parecía alto", "¿Mañana al Pollux?, pero con cuerda, ¿eh?", "Guay".

     
Colle del Teodulo (3290m)
Cerquita acondicionaríamos nuestro campamento-vivac para las próximas dos noches.

Pin posa de maravilla con el Cervino y el Dent Blanche detrás....

Increíble Macizo del Monte Rosa.
Mapa de Summitpost.org



No hay comentarios:

Publicar un comentario